Acusaciones de trato de favor, la presión de una lupa mucho más exigente, o el debate sobre la segregación, son algunas de las cuestiones a las que se enfrentan las jugadoras de “eSports” en su carrera hacia la igualdad.

Se trata de un sector centrado en la dimensión competitiva de los videojuegos, que se desarrolla, tanto de forma amateur como profesional: ligas oficiales, torneos, divisiones, equipos, entrenamientos… Y, por supuesto, jugadores.

¿Y quiénes juegan a esto? Cualquiera que haga una simple búsqueda en internet, enseguida encontrará nombres famosos: “Faker”, “Kuroki”, “Fallen”, “Fatal1ty”,

“Rekkles”… Todos ellos, hombres, cuyos apodos aparecen en las listas de profesionales de los “eSports” mejor pagados o con más seguidores en redes sociales.

¿Significa entonces que no hay jugadoras femeninas de alto nivel? No, porque, de hecho, las hay: contrario a ciertos mitos populares, a ellas también les gustan los videojuegos y, a muchas, también les gusta competir.

No obstante, ¿tienen las mismas oportunidades de hacerlo que los hombres a nivel profesional? ¿Y como hobbie, cómo les trata la comunidad “gamer”? Efe ha podido charlar con algunas de estas jugadoras en busca de las respuestas.

TODA LA VIDA, Y CADA VEZ MÁS JUGADORAS.

“Cuando pasé de ser una jugadora desconocida a alguien que había ganado una prueba clasificatoria importante, tuve que escuchar cómo decían que el único motivo por el que lo hice fue que me habían ayudado o que, directamente habían jugado por mí, que había ligado con un jugador para que lo hiciera”.

Así habla Yaiza Martínez (@Yaiza_HS en redes), jugadora de “Hearthstone” (el título de cartas coleccionables de Blizzard)  que ha llegado a estar en el “top 100” del ranking, y que ha disputado varios torneos. Por ejemplo, llegó a las finales en la Major Series en la ESL (Electronic Sports League).

La joven explica que “en “Hearthstone” es inviable vivir 100 % de las competiciones y, si quieres vivir de ello tiene que ser con tu imagen como jugador y creando contenido”, por lo que ella no se dedica por completo a esta actividad: “hasta hace un mes echaba una mano en la empresa familiar y aparte estoy estudiando un máster”.

Pero, demostrando que las barreras se han roto mucho antes de que se volviera una cuestión mediática, dice que lleva jugando “casi toda la vida”. Y recalca: “el mundo de los videojuegos es algo que me ha llamado la atención desde siempre”.

Su relato lo hace al preguntarle Efe qué ha supuesto para ella ser mujer en este terreno: “sinceramente, creo que fue determinante sobre todo al principio, pero la experiencia no fue muy buena”.

“Fue muy incómodo y supuso mucha presión” confiesa, y explica que “a día de hoy se dice que no es por ser chica, sino que se hubiera hecho con cualquiera, pero luego hablas con otras jugadoras, lees comentarios en las redes sociales y ves cómo la mayoría, en algún momento, se han sentido igual que tú”.

Por eso, tiene claro qué consejo ofrecer a cualquier compañera: “si eres una jugadora me gustaría decirte que, al principio, puede parecer muy duro y que no vale la pena, pero que si de verdad te gusta y te esfuerzas, al final, el tiempo te acabará dando la razón”.  Y concluye: “ahora mismo somos pocas, pero acabaremos siendo muchas más”.

AVANCES EN UN CAMINO CON MUCHO MÁS POR RECORRER.

Y, efectivamente, Efe ha podido hablar con alguna más, como por ejemplo, Nerea Díaz, más conocida como “Nercromina”. Una exjugadora profesional de “Street Fighter 4” (un videojuego de lucha), que estuvo considerada la mejor entre todos los jugadores del título en España, y una de las mejores en Europa.

La joven es, también, una de las autoras del libro  “¡Protesto! Videojuegos desde una perspectiva de género”, coordinado por Marina Amores (más conocida como “Blissy”, organizadora de eventos como “Gaming Ladies”), en el que varias profesionales de distintos ámbitos del sector “gamer” ahondan en las problemáticas a las que se enfrentan las mujeres dentro de este mundo.

Algo sobre lo que habla en entrevista con Efe: “Como explico en el libro ‘¡Protesto!’, ser mujer en este entorno me llevó a vivir una serie de circunstancias discriminatorias que acabaron pudiendo conmigo a nivel psicológico, y por eso tomé la decisión de retirarme, aun estando en la cima de mi carrera competitiva”.

“Que mucha gente esté pendiente de lo que haces o dejas de hacer no es fácil para nadie”, añade, y reflexiona sobre lo qué ha cambiado desde entonces: “socialmente hemos avanzado, pero todavía queda mucho camino por recorrer”.

A pesar de su experiencia, terminó regresando a la escena pública y, actualmente en su Instagram (@nercromina_) comparte los proyectos en los que anda inmersa y ronda los 13.000 seguidores.

“Si he recuperado la fuerza para volver a la vida pública no ha sido por el cambio social, sino por cómo ha evolucionado mi propia mentalidad a la hora de hacer frente a toda esa hostilidad que nos encontramos las mujeres en entornos masculinizados”, dice acerca de este regreso.

Un mensaje presente en el consejo que le da a otras chicas en su situación, a las que les dice que “nada que valga la pena en la vida será fácil de conseguir, y esto no iba a ser una excepción. Pero, sobre todo, que hagan lo posible por que los mensajes negativos no las desanimen, que presten atención a desarrollar estrategias que las protejan de ese tipo de destructividad”.

No obstante, se encuentra trabajando en varios proyectos, y estará presente en la próxima CometCon, que se celebrará en el Principado de Asturias (norte de España) del 22 al 24 de marzo. Y, además, está preparando su canal de Youtube: “voy a compartir mis ideas y mi vida, tanto como jugadora profesional de eSports, como mujer en esta sociedad, y quiero mostrar cómo conviven ambos aspectos en mí”.

LIGAS FEMENINAS COMO CAMINO HACIA UN FUTURO MIXTO.

Unos aspectos sobre los que Efe también ha hablado con Laura Muñoz, más conocida como “Aryenzz”, jugadora de “League of Legends” (el juego al que muchos consideran rey de los “eSports) en el equipo femenino “Zombie Unicorns”, apoyado por el Club eSports Movistar Riders.

“Ser mujer no tiene por qué ser un problema para optar a trabajar en equipos profesionales o amateurs” dice durante su entrevista, y explica que “tanto hombres como mujeres reciben críticas no constructivas, aunque parece ser que a la mujer se la castiga más al querer destacar sus fallos de una manera más llamativa”.

En su caso, su experiencia ha sido más positiva: “mi equipo y yo hemos participado en varios torneos, tanto exclusivamente femeninos como mixtos, y no nos hemos llevado ningún tipo de mala experiencia con nosotras. Al contrario, esto nos ha motivado a querer seguir”.

Y es que las “Zombie Unicorns” (@ZombiexUnicorns en redes) cosechan ya varios éxitos internacionales, ganando varias veces en torneos como el “LoL EU 5on5 Ladies”, de la ESL,  o quedando finalistas en el “Female Legends Women’s Day Celebration” del año pasado.

Pero, pese a su participación en estos torneos femeninos, Laura cree que “no deberían existir ligas o torneos separados por género, porque realmente ser mujer no es una desventaja para poder jugar igual o mejor que un hombre en eSports. No existe ningún factor físico determinante, como por ejemplo podría ocurrir en los deportes tradicionales”.

“Sin embargo, creo que las competiciones femeninas deben servir para incentivar a más mujeres a que no tengan miedo de dar el paso a competir”, añade la jugadora, y pone una razón más sobre la mesa: “he sido testigo de la aparición de muchas chicas talentosas en la escena que, de otra manera, no habrían salido de su ‘cueva’”.

Por ello, su consejo para las demás chicas es que “si de verdad quieren esto, luchen por conseguirlo y hagan caso omiso a las críticas no constructivas. Con trabajo y dedicación se puede lograr”.

RECUADRO: #MyGameMyName.

Con el “hashtag” #MyGameMyName, cobra fuerza un proyecto de la organización mundial Wonder Women Tech (WWT), con el fin de visibilizar y empoderar a las mujeres y a las personas con poca representación en los sectores STEAM (Science, Tecnology, Engineering, Arts and Maths).

Recientemente se han sumado a ella desde el Club de eSports Movistar Riders, con varios jugadores conocidos que se hicieran pasar por chicas dentro de los videojuegos para vivir en sus carnes la discriminación y el acoso machistas, poniéndolo en común con sus compañeras.

“A los 20 segundos de partida ya, por ser chica, me han excluido diciendo que íbamos a perder la partida”, dice en uno de los videos de la iniciativa el Youtuber Álex García, más conocido como “Black Españolito”, jugador de “CS:GO” (un “shooter” de disparos).

“Yo no curo a chicas” o “todas las chicas son basura en el LoL” son otros comentarios con los que se encontraron los jugadores de “League of Legends” Sergio Marti “Diamond” e Ismael Martínez “Miniduke”, al usar “nicks” femeninos.

“Esta es la campaña #MyGameMyName y espero que os hayáis concienciado de todo lo que sufren las mujeres a la hora de jugar cualquier videojuego” reflexiona Alex. En la iniciativa también participaron otros compañeros y compañeras del sector, que en los distintos vídeos disponibles en dialogando

(https://dialogando.com.es/tag/mygamemyname/) y en redes sociales, conciencian a los jóvenes sobre esta situación. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Nora Cifuentes

Imagen de la jugadora de eSports, Yaiza Martínez
Imagen de las colaboradoras en la presentación del libro Protesto coordinado por Marina Amores
Imagen de Nerea Díaz, más conocida como “Nercromina”
Imagen del WatchDaMatch team con Nerea como jugadora titular en una foto de 2012
La jugadora de eSports Laura Aryenzz Muñoz, experta gamer de League of Legends
Nerea Díaz, más conocida como “Nercromina”. Una exjugadora profesional de Street Fighter 4

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios