La originalidad se apoya en una actitud.- la de ser diferente

Para comunicar, diseñar, educar, vender, seducir y ¡así, hasta el infinito! Todos necesitamos generar ideas originales para progresar en infinidad de facetas de nuestra existencia y uno de los principales expertos en la materia explica cómo conseguirlo.

Seductora, vanguardista, inesperada, rompedora, genial, fresca, apasionante, cautivadora, interesante, sorprendente, excepcional. Tener una idea con alguno de estos calificativos no es tarea sencilla, a pesar de vivir conectados a un vertiginoso flujo de información. ¿La razón?: “Es que esa información es abrumadoramente uniforme, lo cual hace difícil salirse del patrón y dar a luz propuestas disruptivas”, explica el asesor motivacional Jesús Alcoba, experto en conseguir que aflore la mejor versión de las empresas, organizaciones y personas. Alcoba, doctor en Estrategia, máster en Psicología, Coaching y  Dirección de empresas (MBA) y conferenciante en charlas TED, es también director de la escuela de negocios de La Salle en Madrid (España) y autor del libro “Génesis”, “una obra sobre cómo tener originales”, comenta. Según Alcoba este libro sigue la senda de otros cuatro anteriores que ha escrito y basa sus conceptos y propuestas “en las investigaciones científicas más punteras”, según dice.

LAS INNOVACIONES EMOCIONAN

“La originalidad es el factor menos explorado y más relacionado con la creatividad y la innovación y  marca la diferencia entre las buenas ideas y las ideas realmente buenas, que son las que mueven el mundo”, señala este autor. “Cuando vemos algo que se sale del patrón, algo inesperado, disruptivo y sorprendente, volvemos la mirada y el corazón y el cuerpo se nos llenan de emoción”, añade. “Las buenas ideas hacen que el mundo sea un lugar estimulante y rico y que nuestra vida sea más plena, divertida y emocionante. Pero, las ideas realmente buenas, interesantes y originales, además, impulsan el mundo hacia delante y nos hacen avanzar como especie”, señala Alcoba. Muy bien ¿Y qué podemos hacer para entrenar nuestra capacidad de generar ideal originales?. Alcoba responde: “una de las formas de explicar la originalidad es definirla como ´pensamiento estadísticamente infrecuente`. Para salirnos del patrón y captar la atención con originalidad es recomendable seguir ciertas pautas”.

Aquí nos plasma las tres  principales.

1.- REINVENTAR

“Si bien no es la única, una de las claves para captar la atención es comprender que, a menudo, repetición y vanguardia son caras de una misma moneda”, señala Alcoba. “Así, algo que se pone de moda es repetido hasta la saciedad, y por eso se abandona. Por ello, una de las tácticas consiste en indagar en modas pasadas para recuperar y REINVENTAR lo que en el pasado funcionó”, apunta.

2.-  SORPRENDER

Para Alcoba “las ideas originales muchas veces lo son porque son inesperadas”. “El cerebro es un órgano que produce patrones para predecir la realidad, por lo que romper esa predicción es casi siempre útil para generar originalidad”, indica.  “Por este motivo, al elaborar una idea es bueno hacerse preguntas como: ¿qué sería inesperado? ¿qué es lo que no encajaría aquí? ¿qué elemento podría ser discordante?. En definitiva, SORPRENDER”, recomienda.

3.-  ESTIMULAR LA CURIOSIDAD

“Muchas veces tendemos a presentar las ideas en su forma final, perdiendo el potencial que nos ofrece la tendencia del cerebro a rellenar lo que falta”, según este autor. “Proporcionar la información en pequeñas dosis, anunciar que se va a presentar algo jugoso o realizar pequeños juegos de pistas con lo que pretendemos revelar, son formas de dar a nuestras ideas una chispa de originalidad. No nos debe faltar nunca la CURIOSIDAD”, aconseja. A modo de resumen, el experto hace unas consideraciones finales que resumen sus propuestas: “En cualquier caso, como el resto de capacidades humanas, la originalidad se apoya en una actitud: la de ser diferente, la de no querer seguir a la mayoría. Hay que rechazar ideas prefabricadas y argumentos vitales estándar para así poder conquistar el espacio de nuestra vida interior. Justo ahí  es donde habita nuestra verdadera originalidad”, concluye Alcoba. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Omar Goncebat

Un grupo de bailarines en el espectáculo ‘Nal Boa’
Las ideas originales muchas veces lo son porque son inesperadas
La verdadera originalidad se sustenta en no querer seguir a la mayoría

Comentarios

Comentarios