Un rodillo dentro de una burbuja flexible que gira y rebota sobre la superficie; un explorador que se desplaza sobre el terreno abrupto y se transforma en un avión no tripulado; y un transporte cuya cúpula se separa y funciona como un módulo habitable, podrían formar parte de la futura flota de exploración de la Luna.

Rover de Toyota en cooperación con la Agencia JAXA Foto Toyota

Los bocetos de estos siete vehículos lunares son un ejercicio de diseño y una oportunidad para que los diseñadores ensanchen su imaginación y amplíen el concepto que desarrollan para el coche electrificado LF-30 con la vista puesta en 2030, explica a EFE Prue Hyman, gerente de comunicaciones de Lexus.

Diseño del vehículo Zero Gravity.

El prototipo Zero Gravity (gravedad cero) para un solo conductor, incorpora la tecnología de levitación magnética y se asemeja a una motocicleta voladora que se conduce mediante un control inspirado en cómo se utiliza una sola rienda para lograr un entendimiento mutuo entre el caballo y el jinete, informa.

Toyota y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón prevén desarrollar un ‘rover’ de  seis ruedas presurizado, tripulado y equipado con la tecnología de pilas de combustible para su propulsión eléctrica, que sería capaz de recorrer más de 10.000 kilómetros con una limitada cantidad de energía.

¿Cómo será la vida en la Luna una vez que los seres humanos regresen  a nuestro satélite  se establezcan allí y reanuden su exploración, como prevén algunas agencias espaciales? ¿Cómo viviremos en ese inhóspito mundo vecino? ¿Qué tipo de vehículos conduciremos y qué aspecto tendrán?.

El fabricante de automóviles de alta gama Lexus (www.lexus.com), filial de la firma automotriz japonesa Toyota, ha presentado una futurista visión de cómo será la movilidad lunar, ideada por su estudio europeo de diseño avanzado ED2, situado cerca de Niza, en la Costa Azul francesa,

Basándose en el recientemente lanzado vehículo LF-30 Future Concept (www.lexus.com/concept/LF-30-Electrified), el ED2 diseñó una serie de prototipos o ‘concepts’ de vehículos espaciales pensados para desplazarse por el paisaje lunar.

“El proyecto lunar llegó en el momento correcto, cuando se estaba a mitad del desarrollo del LF-30, dándole al equipo la oportunidad de soñar más”, señala Ian Cartabiano, presidente de ED2.

El LF-30 es una visión futurista de un vehículo electrificado, previsto para 2030 y equipado con tecnologías de conducción autónoma, cuatro motores eléctricos en las ruedas, un sistema de dirección por cable, ventanas con opacidad regulable y ajustes instantáneos de la postura del conductor, según sus diseñadores.

En esta gama de vehículos lunares se aplicado parte del lenguaje de diseño del LF-30, enfocado en imaginar cómo la tecnología avanzada cambiará la forma en que interactuamos con los vehículos, centrándose en el ser humano, en el disfrute de la conducción y en la conexión directa entre conductor y máquina, según informa Lexus.

“Estos bocetos son un ejercicio de diseño y también una oportunidad para que los diseñadores ensanchen su imaginación y amplíen el concepto que están desarrollando para el coche electrificado LF-30”, explica a Efe Prue Hyman, gerente global de comunicaciones de estilo de vida, de Lexus International.

ZERO GRAVITY.

Diseño del vehículo Zero Gravity

Este diseño de Karl Dujardin es un vehículo de un solo conductor que incorpora la tecnología de levitación magnética y utiliza el estilo de conducción de la motocicleta mediante el concepto de Tazuna (que significa “riendas” en japonés), con un control de dirección inspirado en cómo se puede usar una sola rienda para lograr un entendimiento mutuo entre el caballo y el jinete.

Con este modelo, que se asemeja a una moto voladora con un sistema de propulsión delantera conformado por una serie de platos superpuestos, el conductor mantiene el control total mientras se desliza suavemente sobre la superficie lunar áspera, picada y con baches, incluso a una velocidad calculada de 500 kilómetros por hora, según informa Lexus.

COSMOS.

Prototipo Cosmos de Lexus para los viajes a la Luna..

Este concepto de transporte de Jean-Baptiste Henry diseñado para trasladarse, tanto por el espacio como para sobrevolar la superficie lunar,  presenta una estructura de vidrio alargada que funciona como un observatorio panorámico donde, no solo se puede disfrutar de las vistas, sino también experimentar el fenómeno de la débil fuerza de gravedad selenita.

Con una cabina trasera que enfatiza la sensación de conducción y una parte delantera dedicada a la contemplación del entorno y el espacio, la idea básica de este prototipo que tiene forma de huso y superficies fluidas y curvas, consiste en ofrecer una nueva experiencia de lujo y exclusividad para el futuro.

BOUNCING MOON ROLLER.

El diseñador Julien Marie ha ideado un ‘rodillo lunar’ que gira y rebota sobre la superficie, produciendo una sensación divertida al desplazarse, y que está dentro de una burbuja flexible y transparente.

Esta le sirve de protección y está fabricada con nanotubos de grafeno, un material altamente resistente, ligero y flexible, según Lexus.

Esta estructura permite que el rodillo espacial salte y ruede en distintos ángulo en una amplia gama de terrenos. Cuenta en su parte central con una celda giroscópica, que aloja una cabina para el conductor y las baterías eléctricas, y se mantiene en una posición plana respecto de la superficie.

La celda giroscópica está unida a un eje que sirve para  estabilizar y propulsar el ‘rodillo lunar’, y en cuyos extremos hay dos ruedas que asoman por los laterales del vehículo.

LUNAR CRUISER.

El ‘crucero lunar’ de Keisuke Matsuno, es un vehículo multipropósito, especialmente adecuado para tareas de exploración, para desplazarse en la tierra y el cielo.

Tiene grandes neumáticos que proporcionan un movimiento cómodo, incluso en las condiciones lunares difíciles, y puede girar en un ángulo de 90 grados y modificar la posición de sus cuatro ruedas, quedando con su parte delantera apuntando al cielo y volando como un avión, en este último caso sin tripulación.

Su cabina de forma orgánica está concebida como un cuerpo único con la forma de un huso tridimensional, que proporciona una visión abierta del entorno y un espacio interior cómodo.

LUNAR MISSION.

Esta nave posee una geometría de perfiles puntiagudos y está diseñada por Yung Presciutti para a llevar pasajeros de la Tierra a la Luna en su primer vuelo.

También integra un cuerpo lateral que puede reflejar el universo mientras vuela, para realzar simbólicamente la trascendencia de ese primer viaje al satélite terrestre.

MOON RACER.

Lexus Moon Racer.

Este vehículo recreativo, también diseñado por Presciutti, está ideado para circular sobre las variadas elevaciones de la superficie lunar, y para que sus ocupantes puedan descubrir la Luna y disfrutar de los efectos de su gravedad, que es mucho menor que la terrestre.

Una burbuja de vidrio gigante rodea al conductor del Moon Racer para aumentar su sensación de libertad a bordo de este vehículo de cuatro grandes ruedas, capaz de puede saltar, escalar, correr, informan sus diseñadores.

LUNAR.

Yung Presciutti, de ED2, es también el diseñador de este vehículo de transporte masivo diseñado para explorar y descubrir la luna de una manera segura y protegida.

Este transporte consta de dos partes: la inferior, que aloja una plataforma con seis ruedas resistentes para darle la libertad de ir a donde quiera; y la superior, que contiene una sala de estar, para sus ocupantes.

El componente superior se puede separar del inferior e instalarse sobre la superficie del satélite, siendo utilizado como módulo habitable de una colonia lunar.

ROBER PRESURIZADO.

Además, Toyota Motor, la matriz de Lexus, ha llegado a un acuerdo con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) para acelerar su actual estudio conjunto en curso para desarrollar un ‘rover’ (vehículo que puede desplazarse sobre terreno irregular) presurizado, tripulado y equipado con la tecnología de pilas de combustible para su propulsión eléctrica.

Este tipo de movilidad se considera necesaria para las actividades de exploración en la Luna, ya que este ‘rover’ de seis ruedas podría recorrer más de 10.000 kilómetros sobre la superficie lunar, con una limitada cantidad de energía, según Toyota.

Por Ricardo Segura.

EFE/REPORTAJES

Compartir esto:

Comentarios

Comentarios