Ante un marco que se rediseña tras la pandemia, muchas empresas y particulares se están lanzando a la Red como vía de salida a sus productos. Pero ¿qué debe tener una página web para ser atractiva? ¿cuál es la mejor manera de comunicar en Internet? Son dos preguntas clave cuyas respuestas deben tener claras las firmas y profesionales que quieren competir en esta nueva etapa.

Con la crisis del coronavirus se ha disparado el tráfico de internet debido al confinamiento de millones de ciudadanos. Una situación en la que se escribe y lee más que nunca y se multiplican las búsquedas de sitios e información en la web.

Quienes leen en línea, quieren acceder rápidamente a la información concreta en la que están interesados, y quienes entran a un sitio en Internet, solo se quedarán allí si les resulta  atractivo y funcional.

Por eso los expertos coinciden en que, tanto para las compañías como para los profesionales o particulares, resulta fundamental que sus páginas web se adapten a los gustos y necesidades de los consumidores digitales.

CLAVES DE UNA PÁGINA ATRACTIVA Y FUNCIONAL.

“Una de las claves para que un cliente o consumidor elija el sitio web de una empresa, además de que guste, sea atractiva y llame la atención, es que tenga un ‘diseño responsive’”, según Ignacio Manrique de Lara Fernández, director de marketing de PA DIGITAL (www.padigital.es), firma especializada en marketing digital y apunta varios puntos fundamentales.

VISIBLE EN EL MÓVIL.

El sitio web debe adaptarse al ancho de cada dispositivo, para que el usuario vea el contenido perfectamente, sin importar desde dónde entre, y no se encuentre con imágenes demasiado grandes o pequeñas, o textos que se cortan o no se ven.

OPTIMIZADA PARA SER RÁPIDA.

El consumidor digital quiere velocidad y, si una página tarda más de 5 segundos en cargar, es probable que el usuario se canse y abandone esa web.

CON REDES SOCIALES ENLAZADAS.

Las redes sociales son uno de los canales principales de comunicación entre la empresa y sus clientes, y el hecho de que una página web muestre sus perfiles corporativos en las redes y esté presente en este ámbito, da confianza a los usuarios y  credibilidad a la marca.

URL AMIGABLES.

Una dirección web es ‘amigable’ cuando está formada por palabras que dan información sobre el contenido de la página, se entiende bien y ayuda a posicionar la página en buscadores, como por ejemplo www.mitienda.com/productos/zapato-tacon-rojo.

INFORMACIÓN COMPLETA

La página web es el escaparate de una empresa y los clientes que no pueden o no quieren ir a las tiendas físicas, solo pueden saber lo que les ofrece un negocio con la información disponible en su web, por lo que ésta debe incluir todos los datos necesarios, de la marca y cada producto.

INFORMACIÓN BIEN ESTRUCTURADA.

Una presentación difícil y poco intuitiva de la información hará que el usuario se canse de buscar y se marche. La página web debe tener una buena usabilidad, lo que implica que su división en secciones o subsecciones encaje con la filosofía de la compañía, pero también que resulte sencilla para quien entra allí.

ENLACES INTERNOS BIEN GESTIONADOS.

La presencia de hipervínculos tiene que destacarse, para que el usuario pueda moverse dentro de la página web. Marcar los enlaces para que se diferencien en el texto y asegurarse de que el espacio para clicar es suficiente cuando se visite la web desde el móvil, será de gran ayuda.

CONSEJOS PARA REDACTAR UN TEXTO ESCANEABLE.

En internet y sobre una pantalla, el 80 % de los usuarios ‘escanea’ la página en busca de pistas visuales para encontrar contenidos rápidamente, según Lina García-Cabrera, Ildefonso Ruano y José Ramón Balsas, profesores de Informática, Ingeniería Telemática y Lenguaje y Sistemas Informáticos, respectivamente, en la Universidad de Jaén, UJA (España).

Por eso, además de ser breve, conciso, claro y directo, un texto para la web debe ser ‘escaneable’, señalan los profesores de la UJA (www.ujaen.es) en la plataforma de divulgación académica The Conversation.

Para ser ‘escaneable’, el texto se debe editar y maquetar para que los usuarios que entran en un medio digital con un objetivo o interés específico, encuentren fácilmente el contenido por el que están interesados, señalan.

Para facilitar el recorrido o la exploración de una página web, García-Cabrera, Ruano y Balsas, recomiendan:.

DIVIDA EL TEXTO EN PÁRRAFOS CORTOS.

Es aconsejable que cada párrafo, que puede ser una frase, tenga por término medio no más de 3-5 líneas y unas 40-70 palabras, aunque si algún trozo de texto es más largo no pasa nada.

TRANSMITA UNA IDEA PRINCIPAL EN CADA PÁRRAFO .

Los párrafos hacen resaltar visualmente los bloques de texto, y cada uno de ellos tiene el aspecto de un objeto diferente, por lo que existe una tendencia a suponer que cada nuevo párrafo ofrece un tema distinto.

COMIENCE CADA PÁRRAFO CON LO MÁS RELEVANTE Y ÚTIL .

Las introducciones lentas funcionan bien sobre papel, pero en la web los usuarios son impacientes, quieren la información ¡ya!, y la idea auténtica y concreta.

USE TÍTULOS Y SUBTÍTULOS PARA DIVIDIR EL TEXTO EN TEMAS.

Para romper la uniformidad del texto, que genera rechazo en el usuario, y estructurarlo, conviene intercalar títulos y subtítulos, que deben ser una frase que diga al lector lo que encontrará en los párrafos que siguen, aunque sin abusar, ya que es mejor no superar una subdivisión de más de 3 niveles.

RESALTE LAS ORACIONES O PALABRAS MÁS IMPORTANTES .

Para llamar la atención sobre las ideas que son cruciales, es aconsejable resaltarlas en negrita, reservando la cursiva, poco legible, para las referencias bibliográficas, voces en otros idiomas, nombre extranjeros o citas muy breves, y evitando el subrayado, que se confunde visualmente con un enlace web y hace ilegibles algunas letras (‘j’, ‘g’ e ‘y’).

UTILICE LISTAS CON VIÑETAS O NUMERADAS.

Las listas sirven para enumerar características, propiedades, pasos de un procedimiento o reglas, creando trozos de contenido que permiten una lectura no lineal, separan y estructuran ideas, facilitan la búsqueda o el barrido/escaneado, y permiten contar el número de cosas que son relevantes, siendo aconsejable incluir cada lista no más de 7 elementos, y mucho mejor 5. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Ricardo Segura.

Además de ser breve, conciso, claro y directo, un texto para la web debe ser ‘escaneable’.Foto: Open Comunicación
En internet y sobre una pantalla, el 80 % de los usuarios ‘escanea’ la página en busca de pistas visuales para encontrar contenidos rápidamente. Foto: Open Comunicación
La página tiene que tener enlaces a las Redes Sociales.Foto: Open Comunicación
La página web debe tener una buena usabilidad, lo que implica que su división en secciones o subsecciones encaje con la filosofía de la compañía. Foto: Open Comunicación
La web debe diseñarse para que se lea bien desde los “smartphones”. Foto: Open Comunicación
Los posibles clientes son muy exigentes y, si no funciona bien la página, se marcharán a otra.Foto: Open Comunicación
Para romper la uniformidad del texto, que genera rechazo en el usuario, y estructurarlo, conviene intercalar títulos y subtítulos. Foto: Open comunicación
Quienes leen en línea, quieren acceder rápidamente a la información concreta en la que están interesados, y quienes entran a un sitio en Internet, solo se quedarán allí si les resulta atractivo y funcional.
Tras la crisis del coronavirus, las empresas y profesionales se lanzan a Internet en busca de clientes. Foto. Open Comunicación
Una de las claves para que un cliente o consumidor elija el sitio web de una empresa, además de que guste, sea atractiva y llame la atención, es que tenga un ‘diseño responsive’”. Foto: Open Comunicación

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: 
https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: 
https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: 
https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: 
https://www.instagram.com/larevistaq/

 

Comentarios

Comentarios