La lectura nos entra también por los oídos como la antigua tradición oral. FotoThe Preiser Project

En un mundo interconectado y con los “smartphones” por doquier, vuelve la cultura del libro en versión escucha. Los audiolibros  ganan adeptos entre los apasionados de la tecnología y muestran un nuevo escaparate de servicios intangibles en la Red ofreciendo nuevas experiencias de consumo de lectura.

Una-mujer-escucha-un-audiolibro-en-México-D.F.

“Leer con los oídos” abre nuevos horizontes a la cultura y ofrece nuevas experiencias para disfrutarla, ya que permite  “leer en movimiento, en cualquier momento y a tu manera”, según María Águeda Moreno, investigadora en la Universidad de Jaén.

“Los audiolibros en español están en el centro de atención del sector editorial en España y América Latina, con un crecimiento similar al de EE.UU., Reino Unido y Países Nórdicos, que  podría alcanzar los 15.000 títulos en 2020”, explica Javier Celaya, experto en cultura digital y director de Dosdoce.com.

El experto Javier Celaya. Foto Javier Broto (Dosdoce)

“Lo verdaderamente interesante es que el 50% de las personas que escuchan audiolibros no habían leído ni un solo libro en papel en el último año. Es decir, que los audiolibros están creando y recuperando lectores”, enfatiza Celaya.

Hay algunas lecturas que no solo nos colman el alma, sino que además nos llenan los oídos. Es la literatura que se escucha con auriculares. Los denominados audiolibros han obtenido un espectacular crecimiento en el mundo de habla hispana.

“La posibilidad de “leer con los oídos” está abriendo nuevos horizontes a la cultura”, según María Águeda Moreno Moreno, investigadora principal del Grupo de investigación Seminario de Lexicografía Hispánica, Universidad de Jaén (www.ujaen.es) y profesora titular de Lengua Española en esa entidad.

“En un momento en que “el tiempo es oro”, poder disfrutar de la literatura mientras se hacen otras actividades es una garantía para este servicio”, señala la profesora Moreno a Efe.

Moreno señala que los datos del sector señalan un importante aumento del uso de este formato en sus tres principales mercados: España, México y EEUU.

Un estudio publicado en febrero de 2019 por Dosdoce (www.dosdoce.com), centro de investigación y difusión de las nuevas tecnologías en el sector cultural,  indica que “los audiolibros se han convertido en el centro de atención del sector editorial en España y América Latina, con unas espectaculares previsiones de crecimiento”.

En 2018 existían cerca de 8.000 audiolibros en español, mientras que en 2017 no se superaban los 6.000 títulos.  Y los datos indican que en 2019 se superó la barrera de los 10.000.

“El crecimiento de los audiolibros en los mercados en español (América Latina y España) ha sido espectacular en 2019 con unos crecimientos de más de un 20%, similar al que han experimentado otros mercados como Estados Unidos, Reino Unido y Países Nórdicos”, explica a Efe Javier Celaya, director de Dosdoce.

Todo parece indicar que en 2020  se alcanzará la cifra de 15.000 audiolibros en español disponibles en el mercado,  según Celaya, que asesora a   Storytel, la principal plataforma europea de audiolibros.

NUEVA TENDENCIA DE LECTURA.

“El audiolector puede experimentar, en el espacio de entre una y cuatro horas, la emoción de la narración auditiva”, señala por su parte Moreno, en un análisis publicado en The Conversation (https://theconversation.com/es) una fuente de información escrita por la comunidad académica e investigadora.

“Escuchar una narración es una experiencia que nos aproxima a la transmisión de textos literarios por medio de la voz, hasta ahora vinculadas exclusivamente a la literatura oral”, señala.

Respecto de los modelos de comercialización, el estudio de Dosdoce informa que el principal canal de venta de audiolibros en español son las plataformas de suscripción (Storytel, Audible, Kobo, Scribd), seguidas de los canales de venta unitaria (Google Play, Itunes, Downpour, Libro.fm) y las platafomas de “streaming” (Spotify, Deezer, Napster, Apple Music y similares).

“Los audiolibros accesibles en nuestro nuevo entorno tecnológico se muestran en un nuevo escaparate de servicios intangibles en la web. Se han creado estrategias de animación a la lectura por medio de ‘youtubers’ o plataformas específicas digitales de recomendaciones literarias”, explica Moreno.

Añade que el audiolibro es un nuevo servicio que no solo vende narraciones, “sino nuevas experiencias para el disfrute de la lectura, ya que se puede “leer” en movimiento: de camino al trabajo, mientras se hace ejercicio, se pasea, se cocina o se realiza cualquier actividad que no requiera una atenta concentración”.

Además, destaca que “la tecnología del audiolibro, al usar temporizadores que permiten la relectura y el control del tiempo, posibilita al audiolector, volver cuantas veces quiera sobre el texto oral para su comprensión e interpretación”.

CON AURICULARES Y A TODO VOLUMEN.

“A esto hay que añadirle soluciones cada vez más perfeccionadas, como el proyecto Sonolibro, que ofrece un texto dramatizado en audio, con actores, efectos de sonido y música”, según Moreno.

En el ámbito educativo, el audiolibro se emplea en el entorno digital del e-learning (educación en línea) “para mejorar la destreza auditiva, oral y de enseñanza y aprendizaje del léxico”, indica Moreno, quien añade que estamos “ante un cambio de paradigma que facilita acercar la literatura, permite la movilidad y la simultaneidad y colabora con el aprendizaje fuera de los ámbitos formales”.

Señala que en el espacio docente el audiolibro tiene posibilidades que lo convierte en una nueva herramienta didáctica, por el valor de la lengua oral y la competencia comunicativa, en especial para la enseñanza del español como lengua extranjera.

En la lista de éxitos de Dosdoce, las categorías de novela negra, criminal y suspense fueron los audiolibros más escuchados en 2018. Le siguen los de desarrollo personal, autoayuda y bienestar, ocupando los siguientes puestos los de novela romántica y erótica, y aquellos para el público infantil y juvenil.

Celaya enfatiza que “lo verdaderamente interesante es que el 50%  de los audiolectores  no habían leído ni un solo libro en papel en el último año. Es decir, que los audiolibros están creando y recuperando lectores”.

“Tras 25 años de sequía sin audiolibros en español, todo parece indicar que han llegado para quedarse”, adelanta este experto en cultura digital.

También indica  que este auge se debe a que el 90 % del consumo  se hace a través del teléfono móvil (el resto en tabletas).

También influye en este crecimiento la amplia oferta de contenidos, ya que “en un lustro hemos pasado de tener menos de 1.000 audiolibros en español a superar 10.000 a principios del 2020, así como el aumento de una cultura de la suscripción en plataformas como Storytel”, apunta Celaya.

A Moreno le llama la atención el romanticismo con el que se ve socialmente el audiolibro “que recuerda al clásico serial radiofónico”.

Aunque cree que nos transporta más allá: “a la historia contada, a la que nos llega en la niñez desde nuestros mayores, con los cuentos infantiles leídos en voz alta, y también a la tradicional literatura oral y a la narración en voz alta”, concluye.

Por Daniel Galilea.

EFE/REPORTAJES

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Compartir esto:

Comentarios

Comentarios