Tamaño de texto-+=
Compartir:
Mujer consultando un gráfico en su portátil. Foto: GlobalSuite Solutions.

El 17 mayo de cada año, se celebra el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (https://www.un.org/en/observances/telecommunication-day), enfocado en impulsar la conectividad universal y la transformación digital, mediante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

El sector de las TIC es uno de los más dinámicos, mejor remunerados y con mejores perspectivas de progreso profesional dentro la economía mundial, pero también es uno de los ámbitos más competitivos y exigentes en cuanto a competencias y conocimientos adquiridos a través de la experiencia laboral y la formación académica y mediante estudios de alto nivel.

Por eso, ante esta fecha, hemos entrevistado a especialistas de compañías tecnológicas líderes, que comparten con EFE algunas orientaciones y consejos clave para las aspirantes a desarrollarse profesionalmente en el ámbito de las TIC.

Países con potencial tecnológico.

Teresa Acha-Orbea, directora general de SPC (www.spc.es), recomienda a las jóvenes que “vivan la aventura de estudiar fuera de su país o tener una experiencia profesional en el extranjero”.

“Hay países como Nueva Zelanda, Australia y Canadá donde hay grandes oportunidades de formación en carreras tecnológicas, y también hay destinos estupendos en Europa para vivir la experiencia de vivir fuera de su propio país y de sus costumbres, como Reino Unido e Irlanda”, según destaca.

Consultada sobre aquellas jóvenes que están indecisas en si cursar estudios tecnológicos o no hacerlo, Acha-Orbea considera que lo más importante a la hora de decidir qué estudiar, es “estar convencida de que esa profesión te gusta y conocer las posibles salidas laborales que te puede llegar a ofrecer”.

Cuando este primer punto está solventado, y se ha escogido un camino o una profesión determinados, “siempre habrá que poner dosis de esfuerzo e ilusión a partes iguales, y aprender a respetar y valorar lo que se tiene alrededor”, apunta.

“La tecnología, al igual que la medicina o la biología, ayuda al desarrollo de las personas y, para los que nos dedicamos a esto, es muy gratificante darse cuenta que tú formas parte de ese cambio; es el mejor legado que podemos dejar en el mundo”, según la experta de SPC.

Esta especialista anima a las jóvenes que tengan interés por este sector a que apuesten por su futuro en la tecnología porque esta industria necesita su talento, capacidad de trabajo y punto de vista, los cuales siempre serán enriquecedores.

Profesional femenina trabajando con su ordenador portátil. Foto: GlobalSuite Solutions.

También aconseja a las aspirantes a un puesto tecnológico que no se detengan ni desmotiven por las dificultades que puedan encontrar a lo largo del camino, porque “de todas las situaciones se aprende y se sale reforzada”, concluye Acha-Orbea.

Sandra Aguilar, directora general para España de Teufel (https://teufelaudio.es) reconoce que “hay países donde las mujeres tienen muchas oportunidades para estudiar y trabajar en tecnología, como Estados Unidos, Suecia, Canadá, Alemania y Singapur”.

Son países donde las mujeres suelen tener las mismas oportunidades que los hombres en el campo tecnológico, y cuyos sistemas educativos son muy buenos, ofreciendo programas de estudio en tecnología de alta calidad, según explica.

También tienen muchas empresas tecnológicas importantes, lo que significa que hay muchas oportunidades de trabajo en el campo tecnológico, y además impulsan iniciativas y programas especiales para apoyar a las mujeres que quieren trabajar en tecnología, de acuerdo a esta especialista.

Aguilar recomienda a las aspirantes a una profesión tecnológica que exploren sus intereses, se tomen un tiempo para investigar sobre diferentes áreas de la tecnología, hacer algunos cursos en línea gratuitos, participar en talleres o ir a eventos relacionados con este sector.
“Así tendrán una mejor idea del campo tecnológico que les gusta”, enfatiza.

También considera importante encontrar modelos a seguir, “leyendo sobre mujeres que estén teniendo éxito en el campo tecnológico, sobre sus experiencias y sus carreras e incluso tratar de conectar con ellas”, porque “a veces, ver a alguien que ha pasado por lo mismo que tú puede ser muy inspirador” declara.

“Debemos recordar que no hay límites para lograr lo que realmente queremos, debemos confiar en nuestras habilidades y trabajar duro sin dejar que nada nos detenga”, concluye Aguilar.

Universitaria utilizando una ‘tablet’. Foto: Freepik.

Oportunidades emergentes en América Latina.

Laura Martín, directora de oficina técnica de GlobalSuite Solutions, GSS, (www.globalsuitesolutions.com), señala que “en el campo de la ingeniería informática, Estados Unidos, Alemania, Canadá, Suecia y Japón destacan en ofrecer oportunidades significativas para las mujeres en el ámbito tecnológico”.

Son países con un alto énfasis en la innovación y el desarrollo tecnológico y un ambiente propicio para la participación femenina en roles técnicos y de investigación, y que además tienen universidades y centros de investigación de renombre internacional que ofrecen programas de estudio y oportunidades de investigación en áreas tecnológicas relevantes”, destaca.

Además, “la cultura empresarial en estos países valora la creatividad, la innovación y la diversidad de ideas, lo que aumenta la motivación y el respaldo para seguir carreras en el campo tecnológico”, enfatiza.

En los próximos años también surgirán “oportunidades enormes para desarrollarse en carreras del ámbito de la tecnología, en países como Chile, Colombia o Ecuador, donde está creciendo exponencialmente la aplicación de herramientas software en los procesos internos de gestión de las organizaciones y habrá una creciente necesidad de talento en este ámbito, según Martín.

Dado que la tecnología es un campo amplio y diverso, con gran variedad de disciplinas, esta especialista recomienda a las aspirantes que exploren distintas áreas, como desarrollo de software, inteligencia artificial, ciberseguridad o diseño de experiencia de usuario, para encontrar la que realmente les entusiasme y apasione.

“Cuando una persona sigue sus pasiones se mantiene comprometida y motivada a lo largo de su carrera tecnológica”, apunta.

Martín también aconseja aprovechar recursos digitales, como cursos gratuitos, tutoriales y comunidades en línea, para adquirir habilidades tecnológicas básicas, explorar diferentes áreas de la tecnología, familiarizarse con este campo y ganar confianza en sus habilidades antes de tomar una decisión definitiva.

Trabajo, esfuerzo y constancia.

Marta Aleixandre, directora de Recursos Humanos de Ingram Micro Iberia, IMI (https://es.ingrammicro.eu), destaca que Europa es un oasis de oportunidades para las mujeres que quieren dedicarse a la tecnología, y que en Estados Unidos, Latinoamérica o zonas de Asia y Oriente Medio, hay cada vez más mujeres estudiando carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y ocupando puestos en las principales empresas tecnológicas.

Aleixandre aconseja a las jóvenes que se dejen guiar por su instinto, ya que “si algo en su interior les dice que quieren dedicarse a ello, esa voz no se suele equivocar. Y, si se equivoca, habrán aprendido multitud de habilidades para el camino que decida tomar después”.

Y ¡una vez que se ha decidido tomar el camino de la ciencia o la tecnología, hay que seguirlo sin pensar que una puede estar en minoría en su clase o después en su trabajo!, señala.

Por último, Aleixandre aconseja “mantener siempre los pies en el suelo, evitando caer en la autocomplacencia por haber conseguido metas difíciles sorteando muchas dificultades”.
Anna Pintó, directora de Recursos Humanos de InPost Iberia, (www.inpost.es), sugiere a las jóvenes que aspiran a incursionar laboralmente en el mundo de la tecnología, que “busquen modelos a seguir, que encuentren mujeres inspiradoras que hayan tenido éxito en ese campo y aprendan de sus experiencias”.

“Buscar historias de mujeres que hayan superado desafíos similares a los que se disponen a enfrentar y que ahora estén triunfando en la tecnología, puede ayudarles a visualizar su propio potencial y motivarles a seguir adelante”, enfatiza.

Otro factor motivador para seguir una carrera tecnológica y trabajar en esa ámbito, según Pintó, es “tener en cuenta que el futuro del trabajo estará estrechamente ligado a la tecnología, que estará presente en todos los ámbitos de la sociedad, por lo que las oportunidades en este campo serán amplias y diversas”.

“Quienes sepan adaptarse y reinventarse tendrán más posibilidades de éxito en este entorno dinámico y en constante evolución. Eso sí: hay que trabajar duro sin desistir, porque los cambios no suceden mágicamente”, concluye Anna Pintó.

Ivana Clemente, Directora de Ventas y Marketing de Acer Ibérica (www.acer.com/es-es), señala que, según datos recientes de la Unión Europea, España es uno de los países con mayor proporción de mujeres en la ciencia y la tecnología, rondando el 50 % de participación en este sector.

Clemente considera que “la clave del éxito en todo lo que emprendamos y nos propongamos puede resumirse en trabajo, esfuerzo y constancia”.
Señala que para prosperar en el ámbito tecnológico resulta imprescindible “un trabajo bien hecho alimentado por el esfuerzo constante para lograr metas y objetivos y la constancia necesaria para no desistir ante las adversidades que, sin duda, encontraremos en el camino”.

“Esto se aplica a hombres y mujeres por igual. Y es así porque no hay mayor diferencia y no debe haberla. Las recetas para el éxito son las mismas”, concluye Clemente,
Ricardo Segura.
EFE – Reportajes

Compartir:

Comentarios

Comentarios