Al parece la Inteligencia Artificial auguró un gran éxito en la serie Hopuse of cards con Spacey de protagonista

¿Se imaginan que un robot sea quien toma las decisiones sobre los guiones o actores de una película? Un acuerdo de Warner con Cinelytic abre el debate sobre el peso de la IA en el Hollywood del futuro.

Durante la pasada gala de los Óscar, la gran triunfadora fue “Parasite”, de Bong Joon-Ho. Una película que marcó un antes y un después en la historia de estos premios, al hacerse a la vez con las estatuillas a Mejor Película y Mejor Película de Habla No Inglesa, además de conseguir los galardones a Mejor Director y Mejor Guión Adaptado.

Pero, ¿habría sido igual la cinta que ha conseguido este póker en la celebración más importante de Hollywood si la hubiera dirigido y guionizado una Inteligencia Artificial? ¿La habrían considerado unos robots analistas un producto rentable para su realización? Son preguntas que se pueden plantear y que puede cambiar la manera de hacer cine.

Y es que, según recogía en sus páginas la publicación Hollywood Reporter, la compañía cinematográfica Warner ha llegado a un acuerdo con Cinelytic para usar su sistema de Inteligencia Artificial.

Así es, ¿se imaginan que un robot sea quien toma las decisiones sobre los guiones o actores de una película? Pues esto es lo que puede suceder a partir de ahora aunque, de momento, empiece todo en un análisis predictivo en manos de la IA.

ASESORAMIENTO ROBÓTICO.

Aunque el acuerdo entre Warner y Cinelytic pueda antojarse abrumador, la información publicada por Hollywood Reporter aclaraba que, en realidad, la IA no tendrá la última palabra ni podrá decidir nada definitivo.

“La Inteligencia Artificial suena aterradora pero, por el momento, ninguna IA puede tomar decisiones creativas” explicó en la publicación Tobias Queisser, CEO y cofundador de Cinelytic.

Su utilidad, por tanto, radica en que “el sistema es capaz de calcular en cuestión de segundos lo que a un humano suele llevarle días estimar, si se trata de la evaluación general de una película o el valor de una estrella”.

A su vez, Toni Kiis, vicepresidente de Warner Bros., comentó: “tenemos que tomar decisiones difíciles cada día, y afectan a qué y cómo producimos y distribuimos películas en cines de todo el mundo. Y, cuanto más precisos sean nuestros datos, mejor podremos involucrar a nuestras audiencias”.

Y es que, según Queisser, “lo que es bueno es calcular números, desglosar grandes cantidades de datos y revelar patrones que no serían visibles para las personas. Pero para la toma de decisiones creativas todavía se necesitan la experiencia y el instinto”.

ÉXITO DADO EN CIFRAS.

Pero, ¿de dónde surge Cinelytic? El sistema de Inteligencia Artificial fue fundado por, efectivamente, Tobias Queisser, productor de cine y por nada más y nada menos que un científico de la NASA, Dev Sen.

Además de Warner Bros., figuran como sus clientes Sony Pictures, STX o STX, entre otros.

Surgió en 2015 y, desde entonces, estuvo tres años en beta. Su base de datos cuenta con información sobre 95.000 películas y 500.000 actores. Y es, a partir de ahí, que pueden calcular la rentabilidad de un proyecto y predecir su posible acogida con, según ellos, un 85% de éxito.

De hecho, pueden estimar, según lo que muestran en su web, cuánto recaudará la película en taquilla, o en otras plataformas (televisión, formatos físicos, etc), y según los países. E, incluso, aventurar qué impacto tendrá elegir a determinadas celebridades para que la protagonicen, con un sistema de puntaje económico (el Cinelityc’s TalentScore).

Además, la IA no solo realiza un análisis predictivo centrado en la rentabilidad, sino en cómo, cuándo y dónde lograrla: sus herramientas pueden ofrecer múltiples circunstancias y escenarios para saber de qué manera es mejor distribuir la película.

Cabe decir, no obstante, que tal y como cuentan medios como Hipertextual, hay casos de éxito que, tal vez, Cinelytic no habría visto como rentable.

El ejemplo lo encuentran en las películas del Universo Marvel, que fueron un éxito apabullante en una época en la que el género de superhéroes estaba de capa caída y algunos de sus directores y actores no eran ejemplo del éxito ni destacaban en la temática.

ANTECEDENTES Y POSIBILIDADES.

Pero las inteligencias artificiales ya han hecho sus pinitos como asesoras en el mundo del cine y la televisión.

Por ejemplo, la empresa belga Benjamin ScriptBook aseguraba que, con una lectura de guión, su sistema podía determinar si tendrá o no éxito; la estadounidense Pilot predice la acogida hasta un año y medio antes del estreno y la israelí Vault ofrece datos demográficos sobre sus espectadores potenciales.

También Fox utilizaba desde hace años un sistema, el Nvidia Tesla P100, que con “machine learning” analiza las reacciones de los espectadores de los trailers para ofrecer predicciones respecto al resultado final de la cinta.

Otro de los casos más conocidos de la Inteligencia Artificial es el de Netflix, plataforma que, según Bussines Insider en 2016, desveló que su sistema de recomendaciones personalizadas  estaba valorado de forma interna en 1.000 millones de dólares al año.

El sistema de análisis digital determinó que su serie “House of Cards”, que se inspiraba en otra serie de los años 90, de género de drama político, era atractivo y que, además, el actor Kevin Spacey gustaba como protagonista.

También definió que las películas de David Fincher eran consumidas por sus suscriptores e, incluso, que querrían ver toda la temporada de una sola sentada.

Y este no es el único ejemplo. La serie de animación “Love, Death & Robots”, de la misma plataforma, ofrecía un orden de capítulos diferente y aleatorio según el usuario que la estuviera visionando, basándose en su algoritmo de recomendación.

Y la portada de la serie “Stranger Things” también difiere según quién esté navegando en la mencionada plataforma.

Así pues, los robots ya están en el arte cinematográfico, aunque no fuésemos conscientes de ellos: llevan años sugiriéndonos contenido en plataformas y asesorando a los creadores de Hollywood.

Simplemente, están yendo un paso más allá y, quién sabe, quizá una Inteligencia Artificial termine siendo directora y guionista de cine o televisión. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Nora Cifuentes.

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: 
https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: 
https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: 
https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: 
https://www.instagram.com/larevistaq/

Presentación de la serie Stranger Things en California, USA
La actriz Diane Lane posa junto al cartel de Netflix House of Cards
El robot Wall-E
El productor Tobias Queisser (primero a la izquierda)
El actor australiano Hugh Jackman posa junto al robot Atom
Antonio Banderas posa con la robot Cleo antes de presentar su película Autómata
Compartir esto:

Comentarios

Comentarios