Ignacio Garibay se despidió de la fiesta brava y Diego Silveti se lleva la tarde.

Llena de sentimiento y emociones encontradas se vivió, los aficionados a fiesta brava, se dieron cita a la última gran corrida de en la plaza de toros La Luz, con toros de Bernaldo de Quirós, para apreciar al rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza, quien se llevó las palmas del público. El matador Ignacio Garibay tuvo una tarde de despedida con honores, recibió un reconocimiento por parte del Centro Taurino de León, le tocaron “Las golondrinas” al son del mariachi y fue ovacionado por la gente que gritaba “torero, torero” ofreció una gran faena, de la que se llevó dos orejas. Sin embargo, quien se llevó la tarde, los aplausos y gritos del respetable, fue el de Salamanca, Guanajuato, Diego Silveti, que en su segundo toro dio muestra de su  temple y arrojo con el astado que le hizo merecedor de un par de orejas yrabo.

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios