Fue una noche llena de emociones encontradas.

El día en el que los alumnos de bachillerato del Instituto Cumbres, verían coronado su esfuerzo llegó en una noche sin igual, con una fiesta de graduación en la que contaron con la presencia y compañía de su familia. Los graduados, posterior a un significativo brindis, bailaron emocionados de la mano de sus padres y disfrutaron de exquisitos platillos, además de la música, obligando a los asistentes a bailar sobre la pista y celebrar dicho acontecimiento. Imágenes archivo Revista Q  26/6/2018

Comentarios

Comentarios