Una mezcla en la que el aceite de oliva es básico para dar sabor a los alimentos

¿Qué hacer con la comida que sobra? ¿Cómo calentar un sándwich en la oficina? ¿Cómo optimizar los recursos para hacer ensaladas divertidas? De la cocina debemos aprovecharlo todo.

La comida es uno de los ejes de la Navidad. La abundancia es tal que da igual que sea almuerzo o cena, siempre hay que pensar qué hacer con esos restos, que a su vez pueden solucionarnos un momento de comida ligera para los días siguientes.

Buscar el lugar apropiado para trasladar un sándwich al trabajo o el mejor sitio en la nevera para una cena rápida es fundamental. Táperes, bolsas y otros opciones se nos ponen en bandeja para ayudarnos en cualquier fecha del año.

PRÁCTICOS E HIGIÉNICOS.

Aunque los táper de cristal son más higiénicos y saludables que los de plástico, lo cierto es que las formas divertidas, los colores y los dibujos, eso sí sin que falle el sentido práctico, se concentra en estos últimos, llenos de imaginación para niños y adultos.

Los alimentos se transforman de sugerentes platos en algo más sencillo. Tanto carne como el pescado pueden pasar por el tamiz del triturador y aderezarse con tomate natural, hojas de lechuga, maíz, pasta o arroz.

Con esa intención Rosti Mepal ha presentado Ellipse Lunch Pot, una fiambrera versátil, práctica y cómoda con la que es posible transportar gazpacho cuando se acerque el calor, yogur con muesli, sopas y cremas, verduras, ensaladas pequeñas o fruta.

La fiambrera está separada por dos compartimentos: uno amplio para el plato principal y uno más pequeño encima para la fruta o postre.

TODO ES POSIBLE.

Los malos hábitos de comer de una manera frugal en el trabajo tocan a su fin, por lo que se puede optar por recetas originales para no aburrirse a diario.

La firma +D2 lo pone fácil si quiere llevar alimentos refrigerados a la oficina y propone unas divertidas bolsas térmicas en forma de fruta como piña, plátano, sandía o aguacate, realizadas en vinilo, fantásticas para los que se tienen que llevar la comida de casa.

Entre sus beneficios está que se puede adaptar a la temperatura necesaria para mantener fría o caliente la comida.

En cuestión de formatos los hay, desde los más divertidos a los más prácticos. La web “MolaunHuevo” es una auténtica fuente de ideas para llevar la comida más variada a la oficina.

Una fiambrera con acumulador de frío donde transportar una ensalada fresca es una de las opciones más comunes.

Los seguidores de Star Wars están de enhorabuena, con un R2-D2 con tapa hermética, que se desmembra para poder transportar distintos tipos de alimentos. La parte superior incluso se puede utilizar como cortador de sándwich.

Mientras que una fiambrera eléctrica, fabricada en plástico alimentario, es ideal para sopas y cremas calientes en invierno.

ENSALADAS VERTICALES.

Como las pirámides, así son las ensaladas verticales que propone Aove (Aceite de oliva virgen extra) en un táper de cristal, que normalmente se utiliza como lugar de almacenaje de legumbres.

“¿Por qué en un tarro?, “porque es más fácil de preparar y perfecto para llevar y conservar los aromas”, comentan desde Palacio de los Olivos, una de las firmas de aceite con más premios internacionales por su calidad.

La estrategia es lavar los ingredientes, cortarlos en trozos pequeños; poner los más pesados primero y aderezarlos, siempre dejando espacio suficiente para mover el tarro y que todos los ingredientes participen de él.

Opciones para no tirar y reconvertir alimentos siempre hay, y también dónde transportarlos. Reportaje e imágenes: Efe

Por Inmaculada Tapia.

 

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: 
https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: 
https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: 
https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: 
https://www.instagram.com/larevistaq/

No hay que desperdiciar nada de la cocina
Los táper de plástico son adaptables, aunque son mejores los de cristal

Comentarios

Comentarios