Tamaño de texto-+=
Compartir:
El vaso con la sustancia que inicia la coagulación de la sangre ficticia (círculo rojo) y una partícula de cobre (forma azul oblonga dentro del círculo rojo) son observados en una pantalla. Foto Mark Stone/University of Washington.

abcna nueva prueba de coagulación mediante una ‘app’ permitirá que el médico monitorice ‘a distancia’ a los pacientes con afecciones cardíacas o válvulas implantadas. Analiza una sola gota de sangre haciéndola vibrar dentro de un accesorio de plástico que se acopla al teléfono inteligente.

Una aplicación (app’) para teléfonos inteligentes desarrollada por investigadores de la Universidad de Washington (UW, por sus siglas en inglés) puede hacer vibrar una sola gota de sangre para determinar (al instante) qué tan bien coagula, una información crucial para determinar el estado cardiovascular de la persona que se extrajo esa muestra sanguínea.

Los coágulos de sangre se forman naturalmente en el organismo como una manera de detener el sangrado cuando alguien está lesionado, explica Sarah McQuate, comunicadora científica de la UW (www.washington.edu) en Seattle (Washington, EE.UU.).

Sin embargo, a los pacientes con problemas médicos, que por ejemplo llevan implantadas válvulas cardíacas mecánicas o sufren alguna afección cardíaca, los coágulos de sangre pueden provocarles un derrame cerebral o un ataque cardíaco, al obstruir un vaso sanguíneo.

Monitorizar el corazón a distancia ayuda a protegerlo. Foto: Engin Akyurt en Pexels.

Por esa razón millones de personas toman medicamentos anticoagulantes de administración oral, como la warfarina, que dificultan la coagulación de la sangre, añade McQuate.Explica que la warfarina no es perfecta ya que requiere que los pacientes se hagan pruebas con frecuencia para asegurarse de que su sangre esté en el nivel correcto de coagulación.

Esto es así porque la sangre que se coagula con demasiada facilidad podría provocar un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, mientras que la sangre que no se coagula puede provocar un sangrado prolongado después de una lesión.

EL SISTEMA ACTUAL.

En la actualidad, los pacientes que toman anticoagulantes deben ir a un laboratorio clínico para hacerse un análisis de sangre o utilizar un costoso sistema de prueba en su domicilio, para medir su nivel de coagulación, pero a partir de ahora el análisis de su coagulación podría ser mucho más rápido, sencillo, cómodo y económico, gracias al nuevo sistema desarrollado por la UW.

Simulación de cómo funciona este sistema, con una muestra de “sangre” que no es real. Foto: Mark Stone/University of Washington.

Un equipo de investigadores de está universidad ha desarrollado una prueba que utiliza una sola gota de sangre, que la persona se extrae a si misma realizándose un pinchazo en el dedo.

El método de extracción es similar al que utilizan las personas con diabetes cuando se pinchan un dedo para controlar su nivel de azúcar en la sangre mediante un dispositivo denominado glucómetro. En la prueba de la UW, la gota de sangre se aloja en un tubo diminuto. en vez de depositarse en una tira absorbente.

El análisis de la muestra se efectúa con un teléfono inteligente utilizando el motor de vibración y la cámara de este dispositivo.

El sistema incluye un accesorio de plástico que se acopla a la parte superior del ‘smartphone’ y sostiene un pequeña vaso debajo de la cámara del teléfono.La persona coloca una gota de sangre en el vaso, la cual contiene una pequeña partícula de cobre y una sustancia química que inicia el proceso de coagulación de la sangre, según la UW.
Luego, el motor de vibración del teléfono (el mismo que lo hace sacudirse cuando está en “modo vibración”) agita el vaso mientras la cámara monitorea el movimiento de la partícula de cobre, que primero se vuelve más lento y después se detiene a medida que se forma el coágulo sanguíneo.

UN SALTO CREATIVO.

Este método ofrece una precisión equiparable a la de los instrumentos estándar con los que se vienen efectuando este tipo de pruebas, según los investigadores de la UW.

“Hasta ahora, los médicos suelen mover manualmente los tubos de sangre de un lado a otro para controlar cuánto tiempo tarda en formarse un coágulo. Esto requiere mucha sangre, por lo que no es factible hacerlo en entornos domésticos”, señala el coautor del estudio, Shyam Gollakota, profesor de la UW en la Facultad de Ciencias e Ingeniería Informática Paul G. Allen.

Los otros co-autores del trabajo son los investigadores Justin Chan (ingeniero especializado en salud computacional) y Kelly Michaelsen (profesora de anestesiología).

“Hemos demostrado que se puede conseguir el mismo resultado utilizando una serie de algoritmos informáticos, el motor de vibración y la cámara en un teléfono inteligente, y una sola gota de sangre, con una precisión similar a las mejores técnicas disponibles comercialmente”, recalca Gollakota .

Los médicos pueden clasificar la capacidad de coagulación de la sangre de una persona utilizando dos valores: el tiempo que tarda en formarse el coágulo (“tiempo de protrombina” o PT) y un cálculo efectuado a partir del PT, denominado “relación normalizada internacional” o INR.Para calcular el PT y el INR, la ‘app’ del teléfono móvil recopila dos marcas de tiempo: la primera cuando el usuario inserta la sangre y la segunda cuando la partícula de cobre deja de moverse, según Gollakota.

Ricardo Segura

EFE Reportajes

Compartir:

Comentarios

Comentarios