Tú mejor que nadie sabes cuál es la salud de tu cabello. Es momento de preguntarse si ha llegado la hora de devolverle su brillo e hidratarlo bien.

El cabello vive a tope la época del año en la que nos encontramos. Siempre al aire, aunque nos pongamos gorros en invierno y sombreros en verano, sufre las consecuencias climáticas, y los cambios de estación son una época ideal para realizar una apuesta a punto que lo ponga en forma. Con el calor el cabello se vuelve más frágil y quebradizo debido a la exposición constante al sol, la sal del mar y el cloro, elementos que le hacen perder su fuerza y su brillo. El resultado a este desastre es que se vuelve débil y quebradizo.

A POR PROTEÍNAS Y AMINOÁCIDOS

Sandra Clavero, directora de formación de Cotril España, indica que en esos casos lo mejor es utilizar un champú y acondicionador que contengan proteínas y aminoácidos, “para reforzarlo” y evitar productos que sequen el cabello. Aconseja utilizar el acondicionador para reforzar la fibra y aplicarlo de la raíz hacia las puntas “no al revés”. Durante un tiempo es mejor dejar de utilizar secadores o tenacillas. La línea Densigenie de la firma tiene como fin repoblar y fortalecer el cabello desde la raíz, y especialmente las ampollas o el formato espray se pueden aplicar antes de dormir “ya que en ese momento es cuando las células de nuestro cuerpo empiezan a trabajar a pleno rendimiento”, explica Clavero.

REVITALIZA EL CUERO CABELLUDO

Con el objetivo de despejar el cuerpo cabelludo y revitalizarlo, Kérastase propone un exfoliante Fusio Scrub, la base de la salud de un pelo radiante. El tratamiento está inspirado en el cuidado de la piel y actúa como una limpieza facial para el cuero cabelludo. Los estilistas de Beaty&Go apuntan que las melenas largas suelen ser más propensas a sufrir fracturas, tanto en las puntas como en toda la superficie del cabello. No frotar agresivamente el cabello cuando lo lavamos es uno de sus principales consejos, además de masajear el cuero cabelludo para activar la circulación de la sangre, algo a lo que también ayuda el lavado con agua tibia (entre 25-30 grados), incluso fría, que cierra la cutícula y ayuda al mantenimiento de un cabello sano y con brillo. Siguiendo con tratamientos que tienen que ver con la alimentación, Carmen Navarro recomienda la ingesta de productos con betacaroteno, precursores de la vitamina A, fundamental para reparar la piel y el cabello.

TRATAMIENTO REGENERADOR

La especialista en belleza Claudia di Paulo va más allá y para cabellos extremadamente dañados y muy deteriorados recomienda un tratamiento regenerador molecular de Spa Capilar. “El verano hace estragos en nuestro cabello. Por eso, nada mejor que revitalizarlo con un tratamiento que consiga paliar todos los traumatismos y alteraciones naturales generadas por el paso del tiempo y los efectos solares o medioambientales, pero también, por las decoloraciones, mechas o alisados”, comenta la estilista. Según Di Paolo, el tratamiento recupera la estructura del cabello gracias a “proteínas filmógenas que se fijan con una queratina compatible con el cabello”. Su compuesto con ceramidas vegetales da fuerza, mientras que las proteínas de seda filmógena aportan “brillo, donan flexibilidad y evitan las roturas del cabello”. El resultado es una regeneración molecular que recupera el brillo y la suavidad del cabello. “Este tratamiento es ideal para recuperar el rizo en aquellas personas que por distintas circunstancias como embarazos, deterioro del cabello por procesos químicos, lo han ido perdiendo”, comenta la estilista. El estilista David Künzle propone el tratamiento Sugar Shine System, formulado con cristales de azúcar que “exfolian suavemente la fibra capilar” para eliminar las impurezas del cabello. “Consigue una melena más vital y radiante gracias a los humectantes naturales que contiene y que ayudan a suavizar y acondicionar el cabello”, explica. Aconseja, para todo tipo de cabello, un tratamiento reparador, que “restaura los daños provocados por los agentes químicos”. “Entre sus ingredientes se encuentra la soja, que aporta volumen e hidratación además de añadir resistencia y brillo al cabello”, concluye Künzle. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Inmaculada Tapia

Con el calor el cabello se vuelve más frágil y quebradizo por la exposición constante al sol
Las melenas largas suelen ser más propensas a sufrir fracturas

Comentarios

Comentarios