Para mantener una mente saludable y en buena forma hay que seguir cinco pasos fundamentales destinados a adueñarnos de nuestros pensamientos, y por lo tanto de nuestro destino, señala el psicólogo experto en liderazgo Juan Carlos Álvarez Campillo…

“La mente puede ser maravillosa o un infierno y que sea una cosa o la otra, depende en general de nosotros mismos, que podemos ser nuestros mejores aliados”, señala el psicólogo Juan Carlos Álvarez Campillo, experto en liderazgo y orientador de grandes deportistas y de altos ejecutivos.

El experto ha escrito el libro: ‘El entrenador mental’,  también ha asesorado a destacados profesionales como el exseleccionador nacional de fútbol español Julen Lopetegui, y las campeonas olímpicas, las españolas Carolina Marín, en bádminton, o Ángela Pumariega en vela.

“La mente se puede y debe entrenar y educar para que piense a nuestro favor. Cuando no somos conscientes de lo que pensamos, y lo hacemos de forma rutinaria y automática, muchos pensamientos son improductivos y negativos, lo que nos acaba desgastando y generando malestar y estrés”, según este autor.

“La mente tiende a lo negativo, y hay que reeducarla con el entrenamiento mental adecuado, al igual que se entrena el físico o una técnica en una profesión o deporte”, explica Álvarez Campillo (http://juancarloscampillo.com) a Efe.

“Si en el trabajo tenemos una discusión con un compañero, o con el jefe, una mente saludable sabe gestionar las emociones para no perder el control y decir las cosas de manera razonable y asertiva, sin elevar el tono de voz, sin decir palabras que puedan herir a la otra persona, simplemente argumentando las razones o expresando el malestar que produce una situación”, apunta.

También si se produce un hecho que nos genera tristeza, como un despido, la pérdida de alguien querido o una ruptura en una relación, una mente  en buena forma sacará aprendizajes de la situación, en vez de hundirse y planeará los siguientes pasos para lograr un estado similar o mejor que el anterior,  una vez pasado un breve periodo de tristeza que es lógico”, señala.

“Eso se consigue con el entrenamiento mental”, señala Álvarez Campillo, quien explica sus cinco claves para una mente saludable y en forma y cómo aplicarlas en la vida diaria:.

1.- SEA CONSCIENTE LO QUE ESTÁ PENSANDO.

“Lo primero y más básico es ser conscientes de aquello que está pasando por nuestra mente. Eso se puede hacer varias veces al día: parar diez segundos y preguntarse: ¿qué estoy pensando ahora mismo?”, señala este psicólogo.

“Si, por ejemplo, tenemos una mala relación con una persona, en el trabajo o el ámbito personal, lo primero que podemos hacer es detenernos un momento y pensar qué es lo que está pasando por nuestra mente relacionado con esa persona, qué pensamientos nos produce. Ser consciente de ello es muy importante” explica.

2.- ANALICE EL SIGNO DE SUS PENSAMIENTOS.

“Una vez identificados los pensamientos, hay que ver si son positivos o negativos, si nos ayudan o perjudican, y que emoción nos producen: enfado, alegría, ansiedad u otras”, según Álvarez Campillo.

“Una vez que nos damos cuenta de los pensamientos que tenemos por esa mala relación, el siguiente paso es valorar si son positivos o negativos y cuál es el estado emocional que nos producen, con lo que vamos tomando el mando de la situación”, añade.

3.- DISTÁNCIESE DE LAS IDEAS NEGATIVAS.

“Si nuestros pensamientos son positivos, debemos atesorarlos, potenciarlos. Si no es así, tenemos que recordar la emoción desagradable que nos producen y, el siguiente paso, deberá consistir en  tomar distancia diciendo: “esa persona no soy yo, es solo un estado de ánimo pasajero que tengo””, señala este psicólogo.

Es lógico que tener una mala relación con una persona nos genere emociones que no nos gustan, como la rabia o la ira, pero “somos mucho más que esas emociones temporales y pasajeras, hay muchas otras cosas en nuestra vida que nos hacen sentir bien y tenemos que poner el foco en ellas”, añade.

“Ocultar las emociones no es saludable, hay que saber gestionarlas siempre”, enfatiza el especialista.

4.- TRAIGA LA POSITIVIDAD A SU CEREBRO.

El siguiente paso es sustituir los pensamientos improductivos y negativos por otros más interesantes o que nos produzcan buenas sensaciones y, con ello, que también mejoren nuestras emociones, apunta.

“Podemos conseguirlo haciendo algo que nos guste, conversando con alguien que nos haga sentir bien, disfrutando de las buenas sensaciones, como puede ser tomando una comida rica, dando un paseo, viendo una película o acudiendo a un evento que nos apetezca”, señala este psicólogo.

“Una vez que somos conscientes que somos “mucho más” que nuestras emociones negativas pasajeras y momentáneas, podemos decidir pensar en otras cosas que nos cambien el estado de ánimo y no hagan sentir mejor”, puntualiza este experto.

“También podemos recordar nuestros valores y logros, aunque sean pequeñas cosas, ya que eso hace que sintamos emociones más placenteras y agradables”, señala Álvarez Campillo.

El experto recalca que “pensar que podemos estar mejor y hacer cosas en ese sentido, sin rendirnos nunca, hace que podamos logar  siempre más de lo que pensábamos. ¡Confiar es clave!”.

5.- EJERCITE SU MENTE PARA REFORZARLA.

“Seremos dueños de nuestros pensamientos la mayor parte del tiempo, de una mente en forma y por tanto de nuestro destino, si practicamos esto, y lo reforzamos con ejercicios de relajación, atención y concentración, que después nos ayuden a pensar y sentir con más facilidad lo que deseamos”, sugiere este autor.

Basta con pararse dos o tres veces a la semana, para sentarse, concentrarse en la respiración durante 5 o 10 minutos, sintiendo las distintas partes de nuestro cuerpo, así como su postura y sus tensiones, sin aferrarse a los pensamientos que vengan o imaginándose en un lugar que nos haga sentir bien, recomienda.

“¡Con la práctica uno se va desprendiendo de la “turbulencia mental”!, que produce interferencias y limitaciones, para dar lo mejor que uno tiene en todos los órdenes de la vida”, concluye. Reportaje e imágenes: Efe

Por: María Jesús Ribas.

Álvarez Campillo con la campeona del mundo de bádminton
Imagen del libro del psicólogo Juan Carlos Álvarez Campillo
Imagen del psicólogo Juan Carlos Álvarez Campillo
La mente se puede y debe entrenar y educar para que piense a nuestro favor
La mente tiende a lo negativo, y hay que reeducarla con el entrenamiento mental adecuado

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas 

HAZ CLICK EN:  http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTEREST:  https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios