Tamaño de texto-+=
Compartir:

Ciudad de México, abril de 2024.- ¿Alguna vez te has preguntado cuántas personas con vocación de servicio hay detrás de los aviones que a diario vemos surcar los cielos? Para vivir la mágica experiencia de volar, además de los pilotos no sólo existen sobrecargos o los famosos “señaleros” que en las pistas guían a las aeronaves. En esta industria, donde cada detalle cuenta y la eficiencia es el copiloto, hay unas figuras esenciales que, haciendo una analogía, son como los arquitectos detrás del telón de una obra de teatro, dedicados a preparar el escenario para que cada vuelo sea seguro, eficiente y puntual (si las condiciones lo permiten).

Se trata de los Despachadores de Vuelos y los Agentes de Servicio en Tierra (AST), que en su conjunto conforman a los Oficiales de Operaciones de Aeronaves, cuyo día internacional se celebra este 21 de abril. Con el fin de visibilizarlos más allá del gremio y reconocer su papel para que cada despegue y aterrizaje sean todo un éxito, Volaris nos explica qué es lo que hacen y cómo se vislumbra el panorama para esta profesión donde la precisión es clave, imaginando a los aviones como si fueran grandes pájaros metálicos que necesitan mucho más que viento bajo sus alas para volar.

El trabajo de los Despachadores de Vuelo abarca desde calcular el combustible necesario, considerando la distancia, el peso y las condiciones meteorológicas; hasta asegurar que la ruta por cruzar esté libre de turbulencias innecesarias y otros peligros. Siempre, cumpliendo con la normatividad aplicable. En pocas palabras, hacen que volar parezca sencillo aunque estén manejando un sinfín de variables.

Adicionalmente, los Agentes de Servicio en Tierra se encargan de validar el peso correcto y supervisar su distribución para cumplir con el “Peso y Balance” calculado por los Despachadores de Vuelo.

En el caso de las aerolíneas de bajo costo como Volaris, que actualmente tiene en su plantilla 70 Despachadores de Vuelos y 382 Agentes de Servicio en Tierra, disponer de Oficiales de Operaciones de Aeronaves es una necesidad cuya formación de primer nivel se traduce en una ventaja competitiva. En este segmento, donde se busca maximizar la eficiencia operativa y reducir costos sin comprometer la seguridad, dichos profesionales equilibran ecuaciones complejas para que finalmente las empresas ofrezcan tarifas accesibles sin sacrificar la calidad; pues la democratización de los aires no está peleada con el servicio.

En este sentido, su labor es vital para la seguridad pero también para la optimización de recursos; desde corroborar que cada litro de combustible contribuya a la rentabilidad de una aerolínea, hasta garantizar que las rutas sean las más eficientes. Además, en un país con una geografía tan diversa y retadora como México, su conocimiento experto en condiciones meteorológicas y topográficas se vuelve indispensable.

A detalle, entre las diferentes tareas de los Despachadores y AST, Volaris destaca 10:

  1. Planificación de vuelos: Crean planes de vuelo detallados; teniendo en cuenta la meteorología, las restricciones de espacio aéreo, la distancia por recorrer, las reservas de combustible necesarias y los requisitos de peso y balance del avión.
  2. Análisis meteorológico: Evalúan las condiciones meteorológicas actuales y pronosticadas a lo largo de la ruta; incluyendo tormentas, turbulencias, vientos en altura y cualquier otro factor que pueda afectar el vuelo.
  3. Coordinación con el personal de cabina: Trabajan estrechamente con los pilotos y el equipo de cabina para comunicarles el plan de vuelo, las condiciones meteorológicas esperadas y cualquier otra información relevante para el trayecto.
  4. Seguimiento de vuelos: Monitorean el progreso de los viajes en curso, haciendo ajustes a los planes de vuelo según sea necesario debido a cambios en las condiciones meteorológicas, restricciones de tráfico aéreo u otros imprevistos.
  5. Determinación de combustible: Calculan la cantidad óptima de combustible necesaria para el vuelo; teniendo en cuenta el peso del avión, las condiciones meteorológicas y posibles desvíos o emergencias.
  6. Cumplimiento de regulaciones: Aseguran que todos los aspectos del vuelo cumplan con las regulaciones de la autoridad de aviación civil correspondiente, así como con las políticas internas de la aerolínea.
  7. Comunicación con otros departamentos: Colaboran con el mantenimiento, el control de tráfico aéreo y otros departamentos relacionados; para coordinar las actividades antes, durante y después del vuelo.
  8. Manejo de situaciones de emergencia: En caso de emergencias, trabajan en conjunto con los pilotos y el personal en tierra para coordinar las respuestas adecuadas, incluyendo desvíos a aeropuertos alternos si es necesario.
  9. Capacitación y educación continua: Participan en programas periódicos de formación para mantenerse actualizados sobre las últimas tecnologías, regulaciones y procedimientos en la industria de la aviación.
  10. Preparación de informes: También elaboran informes de vuelo; que incluyen detalles sobre el rendimiento, consumo de combustible y cualquier incidencia que haya ocurrido.

En el contexto nacional, con la apertura de nueva infraestructura como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) o el Aeropuerto Internacional de Tulum Felipe Carrillo Puerto, que se traducen en más rutas y personas volando cada día, este tipo de empleos se perfilan como una opción atractiva para jóvenes que busquen hacer una carrera en la aviación.

Por otro lado, de acuerdo con un reciente análisis de Statista, el número previsto de nuevos técnicos necesarios en el sector de la aviación a nivel mundial crecerá considerablemente entre 2021 y 2040, representando Norteamérica el principal mercado, donde se calcula que se formen a unos 132 mil profesionales más para satisfacer las crecientes necesidades de las flotas de aeronaves. En Latinoamérica, la cifra estimada es de 37 mil.

Al reflexionar sobre la importancia de los Oficiales de Operaciones de Aeronaves, no sólo hay que pensar en su papel para mantenernos seguros en el aire o en cómo ayudan a las aerolíneas como Volaris a ofrecer tarifas competitivas. Debemos considerar también su pasión y dedicación a una labor que, aunque mayormente invisible para el grueso de los pasajeros, es fundamental para hacer realidad el sueño de volar. Así que, la próxima vez que abordes un avión, recuerda que detrás de ese pase de abordar existe un equipo de Despachadores de Vuelos y Agentes de Servicio en Tierra trabajando incansablemente. El 21 de abril y todos los días, merecen nuestro agradecimiento.

Compartir:

Comentarios

Comentarios