Compartir:
POR MÁS PRODUCTOS LIBRES DE MALTRATO ANIMAL

De acuerdo con la organización “Personas por el Trato Ético de los Animales” (PETA), cada año más de 100 millones de animales son sometidos a pruebas para comprobar la efectividad de ciertos ingredientes cosméticos y así crear artículos de cuidado personal y de belleza

“Como laboratorio de productos de salud y de belleza, tenemos una gran responsabilidad profesional y ética, ya que depende de organizaciones como las nuestras no aceptarla experimentación en animales y lograr así que esta práctica no siga creciendo”, comentó José Navarro fundador de St.Joseph’s.

Actualmente los productos de belleza son utilizados para resaltar rasgos y mejorar la apariencia de quien los usa. Sin embargo, para que puedan cumplir con su función, sin perjudicar al consumidor, es necesario que los productos se sometan a una serie de procesos para garantizar que no sean dañinos para los usuarios y así evitar que causen reacciones adversas como irritaciones, alergias, infecciones, entre otros. A pesar de que existen diversos métodos de verificación, algunos laboratorios realizan pruebas funcionales y de seguridad en animales. En estas les aplican químicos que pueden causar ceguera, inflamaciones, convulsiones e incluso la muerte.

Cada año millones de animales son sometidos a pruebas para comprobar la efectividad de ingredientes cosméticos

Debido a lo anterior, es muy importante que antes de comprar o utilizar algún producto cosmético, los consumidores revisen que estos sean libres de crueldad animal para de esta forma evitar contribuir a la experimentación en seres vivos. De acuerdo con la organización “Personas por el Trato Ético de los Animales” (PETA), cada año más de 100 millones de animales son sometidos a pruebas para comprobar la efectividad de ciertos ingredientes cosméticos y así crear artículos de cuidado personal y de belleza.

En este sentido, a través de estos procesos garantizanla seguridad del usuario al consumir sus productos. Sin embargo,el uso de esta técnica para detectar cualquier anormalidad en los ingredientes de la fórmula representa una amenaza para miles de animales; ya que estos son utilizados para medir los niveles de sensibilización y de esta forma, certificar que los componentes son aptos para el uso humano. Existen laboratorios que realizan pruebas en las cuales aplican productos en la piel u ojos de los animales para saber si estos producen alergias, irritabilidad o daño cutáneo. Asimismo, en ocasiones, son forzados a ingerir compuestos durante un periodo prolongado para asegurar que estos no produzcan cáncer o daños genéticos.

En este contexto, gracias a la tecnología y al avance científico, actualmente existen diferentes alternativas que garantizan la funcionalidad de los productos cosméticos sin hacer pruebas en seres vivos, tales como realizar controles de seguridad con células similares a la piel del ser humano, así como simulaciones en equipos de cómputo o utilizar ingredientes autorizados que no fueron probados en animales. Asimismo, cada vez son más las marcas del sector que han tomado consciencia de esta situación y deciden asegurar la calidad y la funcionalidad de sus productos con métodos que no requieren la experimentación en animales. Tal es el caso de St. Joseph´s,laboratorio conformado por un grupo de expertos en el desarrollo de productos funcionales con más de 40 años de experiencia en la maquila de cosméticos, productos higiénicos, nutricionales y farmacéuticos para reconocidas marcas en México y a nivel mundial, así como para el sector gubernamental.  St. Joseph´s,consciente de dichas prácticas en el sector, ha optado por desarrollar líneas de salud y belleza libre de crueldad animal cuyos componentes están cuidadosamente seleccionados para evitar daños en los seres vivos y a su vez, aportar la mejor calidad y funcionalidad en cada uno de sus productos.

“Como laboratorio de productos de salud y de belleza, tenemos una gran responsabilidadprofesional yética, ya que depende deorganizaciones como las nuestras no aceptarla experimentación en animales ylograrasíque esta práctica no siga creciendo.De igual forma,buscamos informar alos consumidorespara que puedan tomar mejores decisiones de compra, las cuales busquen el rechazo deltesteo en seres vivos y opten porelegirproductos libres de crueldad animal”, comentó José Navarro fundador de St.Joseph’s.

En México, hasta el día de hoy, no existe una ley que prohíba o regule los testeos en animales en cuanto a este tema, pero, en marzo de esta año, en el país se aprobó un dictamen para reformar algunas legislaciones y así impedir el uso de seres vivos en la producción, investigación, fabricación y desarrollo de cosméticos; sin embargo, hasta que dicho acuerdo no se ponga en marcha en el país se seguirá involucrando cerca de  5 millones de seres vivos cada año en estas prácticas, según la organización Animal Heroes. Finalmente, una de las mejores formas en las que se puede dejar de contribuir a este maltrato es dejando de comprar productos de marcas que continúan practicando esta experimentación en animales, y optar por productoscruelty free.  Imágenes y texto especial

Reportaje e imágenes: Efe

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistaqmexico/

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

VÍDEOS https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

 

Compartir:

Comentarios

Comentarios