Tamaño de texto-+=
Compartir:
Meteorito antártico (HUT 18036) parcialmente en el hielo, a diferencia de la mayoría de las muestras que se recogen tumbadas en la superficie. Crédito: Katherine Joy, Universidad de Manchester, Proyecto Meteoritos Perdidos de la Antártida.

Redacción Ciencia, 8 abr (EFE).- Los meteoritos caídos en la Tierra son una importante fuente de conocimientos para la ciencia planetaria, pero el cambio climático amenaza este archivo, pues la subida de las temperaturas hace que se hundan en el hielo y dejen de estar accesibles para los investigadores.

Más del 60 % de los meteoritos caídos en nuestro planeta llegaron a la Antártida y se calcula que aún quedan por recoger de la capa de hielo entre 300.000 y 850.000.

Un equipo encabezado por la Universidad de Bruselas usó métodos basados en aprendizaje automático y simulaciones de modelos regionales de cambio climático para estimar la pérdida de meteoritos en los diversos escenarios de aumento de las temperaturas.

El estudio que publica Nature Climate Change señala que en las próximas décadas, independientemente del escenario usado de aumento de emisiones, unos 5.000 meteoritos al año desaparecerán de la superficie del hielo de la Antártida.

Con las políticas actuales, que pueden dar lugar a un calentamiento de entre 2,6 y 2,7 grados sobre los niveles preindustriales, entre un 28 y un 30 % de los meteoritos podrían volverse inaccesibles.

Este porcentaje aumenta hasta un 35 % en un escenario de aumento de 3 grados de las temperaturas y al 55 % si sube 4 grados. En un escenario de altas emisiones la cifra de meteoritos que se perderían alcanza el 75 % para final de este siglo.

El estudio indica que la pérdida de meteoritos no sería uniforme en toda la región. En áreas sensibles como las Montañas Grove, en la Antártida occidental, donde se han recuperado más de 1.200 meteoritos, el cambio climático podría supone la pérdida del 50 % antes de 2050.

Los meteoritos, recuerda el equipo, proporcionan grandes muestras de material celeste sin necesidad de costosas misiones de recolección a esos cuerpos.

Fuente: EFE

Compartir:

Comentarios

Comentarios