Tamaño de texto-+=
Compartir:

Si de repente la vida se puso en “modo difícil”, te traemos la artillería pesada para transformar tus penas en irresistibles antojos. 

Ciudad de México a noviembre de 2023.– Pasan de las 5 de la tarde, llegas a tu casa o departamento con la batería del cuerpo en cero por ciento. Nos ponemos en tus zapatos, el trabajo, la escuela, los hijos o las responsabilidades cotidianas nos agotan igual que a ti. Para el colmo de los colmos, tuviste uno de esos días que te hizo querer lanzar todo por la ventana.

No estás solo en esto, todos hemos tenido malas rachas. Pero dando un paseo, puedes entrar a una de las sucursales de Chilim Balam, en donde todos esos antojos dulces, salados, ácidos y picantes están disponibles para aliviar tus malos ratos. Entonces pensamos, ¿y si nos llevamos algunas botanas para consentirnos y olvidar los malos momentos?

Por si las cosas no van bien hoy, tenemos la lista de compras que hicimos en Chilim para que dejes atrás la frustración. ¡Apúntale!

1.- Pica piña. Un deleite agridulce con la esencia natural de la piña y una pizca picante. Estos trocitos de piña son una explosión de sabores exóticos que en cada mordida te dará esa sensación de escapada tropical que tanto te falta. Es como si estuvieras acostado en una hamaca en la playa más lejana del ruido de la ciudad que conozcas.

2.- Choco rocas. La ciencia comprobó que el chocolate te hace sentir mejor y más alegre. Las chocorocas son pequeños bocados de alegría que, entre lo crujiente y lo cremoso, te brindarán el momento de indulgencia que hará que todos tus problemas se desvanezcan.

3.- Las habas peladas enchiladas. Dicen que los gurús de la relajación están abandonando sus retiros en las montañas para abrir puestos de habas peladas enchiladas. Al probar la textura crujiente de estas legumbres es como romper una piñata para ver qué sorpresas salen del interior, así que sólo siéntate y disfruta.

4.- El Icee de lima-limón. ¿Quién puede estar tenso cuando tiene en sus manos algo tan refrescante y delicioso como un Icee? Esta bebida es un respiro verde para desconectar de los deberes diarios. Es básicamente paz interior congelada que actúa como un dulce bálsamo para liberar toda esa presión que tienes dentro.

5.- Chilimbalokos. Si de niño alguna vez fantaseaste con llegar a una dulcería y pedir todo lo que encontrabas, tus deseos se te cumplirán pronto. El chilimbaloko consiste en tomar cualquier ingrediente o topping, desde cacahuates japoneses, mangomitas chilim, orugas ácidas y hasta papas adobadas, y mezclarlos con la variedad de salsas de la casa sin límite, todo vale. La diversión surge cuando le añades tu estilo personal.

¡Como nuevo!

La próxima vez que sientas que el universo conspira en tu contra, date un respiro y acude al Chilim Balam más cercano. Ahí encontras no sólo estos comestibles “terapéuticos”, también cientos de productos más y permítete un descanso en el que recuerdes que, a veces, la respuesta a la adversidad está justo al abrir una bolsa de tus snacks favoritos.

Compartir:

Comentarios

Comentarios