Compartir:
El canciller mexicano Marcelo Ebrard.

l canciller mexicano, Marcelo Ebrard, consideró  que la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, fue exitosa, un signo más de que la relación entre los presidentes de ambos países ha ido creciendo y mejorando.

“Esta visita (de Kamala Harris) ha sido una visita muy exitosa”, dijo Ebrard en conferencia de prensa tras la despedida a Harris en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Ebrard opinó que la reunión de trabajo “salió muy bien y fue muy cordial” porque se pudieron tocar temas que interesan a ambos países.

“Yo destaco que la relación que se va construyendo entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el presidente Joe Biden y ahora la vicepresidenta Harris cada vez es mejor y más cercana”, apuntó el canciller.

Relató que los diálogos entre el mandatario mexicano y la vicepresidenta estadounidense “fueron lo mejor de la visita” lo cual facilitó “que alcanzáramos mejores objetivos posibles durante la reunión de trabajo”.

Ebrard dijo que “eso habla de la construcción de una relación muy buena y no solo de cercanía sino de buena comunicación”.

A pesar de que tardó más de un mes en felicitar a Biden por su victoria electoral frente al expresidente Donald Trump (2017-2021), con quien López Obrador mantuvo una buena sintonía, el mandatario mexicano auguró desde el inicio una “buena relación” con el actual Gobierno de EE.UU.

En varias ocasiones, López Obrador ha expresado que coincide con los “planteamientos principales” del demócrata, especialmente en materia migratoria.

En ese sentido, la vicepresidenta Harris afirmó este martes que su país y México están entrando a una “nueva era”, tras su reunión con el presidente mexicano y su gabinete.

“Creo firmemente que nos estamos embarcando en una nueva era”, dijo durante la reunión en el Palacio Nacional.


Harris atestiguó junto con López Obrador la firma de un memorándum entre los Gobiernos de ambos países en materia de cooperación migratoria.

La vicepresidenta recordó que antes, en su reunión con López Obrador, Washington ofreció un paquete de 250 millones de dólares para generar inversiones en el sur-sureste mexicano, y 130 millones de dólares para que durante los próximos cuatro años México implemente la reforma laboral.

Posteriormente, Harris se reunió en dos eventos separados con mujeres empresarias y líderes sindicales en México, donde ofreció el apoyo de Estados Unidos para abordar la disparidad de género en el trabajo y la libertad de asociación de los trabajadores.

Además ofreció una conferencia de prensa en la que calificó como un “éxito” su viaje a México y Guatemala porque consiguió “acuerdos específicos” para el desarrollo y la migración.

Harris se defendió de las críticas del ala progresista de los demócratas, quienes la cuestionaron por pedir en su visita a Guatemala a los migrantes “que no vengan”.

“El problema de las raíces de la migración no se va a resolver en un viaje de dos días”, admitió a preguntas de los periodistas.

Reportaje/Imágenes: EFE.

Compartir:

Comentarios

Comentarios