Uno de los estampados de la temporada es el denominado “arty”, en el que se incluyen dibujos infantiles

Ahora cuando el tiempo va y viene, las temporadas se desdibujan y la mujer demanda el bañador y el abrigo al mismo tiempo, es importante tener en cuenta que se imponen los estampados florales, los tonos empolvados, los vestidos lenceros y los pantalones amplios.

Los diseñadores proponen y las “it girl” disponen. Las nuevas tendencias agitan el fondo de armario con prendas estivales, estampados florales, rosas y azules empolvados, verdes, naranjas y azules llamativos sobre siluetas ultrafemeninas.

Se sabe que no hay primavera sin flores y en el nuevo jardín de la moda se imponen las peonías, rosas y orquídeas juntos a estampados que evocan la naturaleza, como bouquet silvestres o bucólicas flores como las que propone la firma italiana Dolce&Gabbana.

La belleza de las flores se extiende, se convierte en una colorista plaga que adorna, desde las prendas de baño, hasta pantalones, vestidos y complementos, como zapatos, bolsos, maletas, relojes o gafas.

Los lunares en tamaño XS o formato XXL en blanco y negro o multitono afianzan su reinado, tras su debut en la pasada temporada. Christian Louboutin los coloca sobre sandalias de plataforma, mientras que Valentino prefiere utilizarlos en vestidos camiseros con cuello a la caja y mangas con volantes.

Otro de los estampados de la temporada es el denominado “arty”, en el que se incluyen dibujos infantiles, menajes manuscritos, paisajes realistas, grafitis, retratos inspirados en la obra de Andy Warhol, explosiones psicodélicas o pinceladas rescatadas de obras de pintura surrealista.

Firmas como Prada exploran su faceta más creativa y crea gabardina con dibujos que emulan comics o Balenciaga, que arriesga con pantalones estampados con pinturas que recrean paisajes alpinos.

En cuanto a los colores, se impone el ultravioleta, tono del año según Pantone, A priori, parecía que todo iba a estar coloreado en malva pero, por suerte, no ha sido así.

Este tono ha cedido el paso a los rosas, azules y verdes empolvados y a una paleta cromática más satura que incluye el fucsia, el azul, amarillo y naranja con los que Carolina Herrera, Elie Saab o Gucci alumbran estilismos monocromáticos de pies a cabeza.

TRAJE DE CHAQUETA O VESTIDO.

El traje de chaqueta de dos piezas sigue siendo una pieza importante. Si en invierno se venía en cuadros escoceses y colores oscuros, ahora llega fresco y luminoso confeccionados en tejidos más fluidos y colores rotundos.

El dos piezas de colores encabeza la lista de las prendas más buscadas de la primavera, sobre todos los modelos más amplios, con pantalones de pata ancha o los trajes de chaqueta con pantalón cortos.

Por su comodidad y versatilidad, el vestido es prenda fetiche de la temporada. Se presentan para todos los gustos. Desde el modelo asimétrico con escote que se desliza sobre el hombro, hasta el diseño mini de cuero, con la silueta ajustada, solo apto para después de la caída del sol.

Con los ojos puestos en la antigua Grecia, DelPozo, Alberta Ferreti o Bottega Veneta proponen diseños drapeados y delicados modelos de gasas, con lazos que cubren los pies y detalles preciosistas.

Valentino, Loewe o Isabel Marant prefieren un ritmo más flamenco y muestras vestidos con movimientos, con siluetas fluidas y volantes en faldas, mangas y escotes, unos diseños que incluyen notas bohemias.

Saint Laurent, Jil Sander o Céline prefiere el modelo camisero, a medio camino entre una blusa y un vestido, una pieza que admite distintos largos y cinturas sueltas o anudadas.

Más sugerente resulta el patrón “slip dress”, el vestido icono de la década de los 90 del pasado siglo que presume de haber salir de la alcoba para instalarse en la calle. Esta prenda lánguida, con reminiscencias lenceras, se lleva con zapato plano y americana, según apunta la firma John Galliano.

El carácter “gentleman” se aferra a los pantalones femeninos, basta con revisar las propuestas de Brunello Cucinelli o Nina Ricci, que se decantan por el tamaño “oversize”, las pinzas, el talle subido y la cintura marcada, un pantalón elegante que se puede combinar con camisetas de tirantes o “cropped tops”.

Los pantalones de cuero con detalles motoristas también se encuentran entre los más deseados, una prenda que acelera la sofisticación cuando se combina con una blusa de gasa. Apunta estos detalles en materia de estilismo. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Carmen Martín.

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTERST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOCK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

Una modelo presenta una creación de la colección de Alta Costura PrimaveraVerano 2018

Comentarios

Comentarios