Tamaño de texto-+=
Compartir:

Si en tu pelo se forman nudos con facilidad, una solución es tirar de acondicionador sin aclarado, cepillar antes de lavar o aplicar aceite de oliva para desenredarlo, pero existen más trucos e incluso tratamientos para lograr que esto no ocurra o una vez enmarañado, devolverlo a su estado natural sin que sufra ni tampoco nosotras por los excesivos tirones.

 

Soluciones para desenredar el cabello enmarañado

 

El pelo se enreda por diversas razones, por lo que se recomienda seguir unas pautas muy concretas además de cepillados varios. David Lesur, director de formación de los salones David Künzle, apunta a una solución casera de fácil ejecución: “Poner una mezcla de aceite más mascarilla sobre el pelo seco antes de lavar de raíz a puntas, masajeando siempre en este sentido. Después, se cepilla suavemente al revés, de puntas a raíz, lavando con un champú específico para hidratar y volver a otro masaje suave de raíz a punta. Acabamos con una mascarilla, desenredamos con un peine de púa ancha siempre de puntas a raíz, y por último, aclarar”. 

 

En el mercado existen productos muy buenos para este objetivo, desde aceites de jojoba o sprays desenredantes a cremas hidratantes o incluso aloe vera y vinagre de manzana: “Con los nuevos tratamientos de hidratación profunda, el pelo enmarañado será historia, lo que no quita para tratarlo al menos una vez al mes si tienes este tipo de problema de manera regular” – comenta Lesur, que incide en la importancia de un lavado correcto: “Siempre lavarlo hacia atrás dejando que la melena caiga por nuestra espalda, para después secar sin frotar, recogiendo el cabello en una toalla a modo de turbante. El secador debe manejarse desde abajo, separando con los dedos o un peine de pocas púas o anchas”.

 

Alisados orgánicos, otra solución para el pelo enmarañado

 

Sonia Atanes está especializada en alisados orgánicos, una alternativa altamente demandada para un cabello más manejable, ya que suaviza y mejora la textura del pelo sin dañarlo mientras lo cuida para evitar agresiones químicas dejándolo además de liso, radiante y naturalmente brillante. Y es que el mundo de los alisados es bastante amplio, abarca desde los temporales a los definitivos, de keratina o brasileños.

El más famoso de los que realiza se llama Génesis y es botánico, basado en las propiedades de tres flores: la orquídea, la magnolia y el lirio de Florencia, además de la ecomolécula Flower Tech: “Son terapias muy efectivas y sobre todo respetuosas, ya que están libres de componentes nocivos, trabajando tanto interna como externamente en el cabello. Gracias a su aroma, su suavidad y su alto poder emoliente, nuestros protocolos se convierten en toda una experiencia que finaliza con un cabello cuidado y con un liso natural para olvidarte de las planchas, solamente se activa con el secador y toda la melena se verá espectacular” – nos explica Adriana Pérez, directora de Sonia Atanes Hair Beauty en Princesa (Calle Quintana, 3). Para mantenerlo, basta con un champú, una mascarilla y un protector térmico y así su resultado se mantendrá perfecto entre cuatro y seis meses, si bien tampoco es imprescindible, sólo se recomienda para prolongar su duración.

Protector térmico con keratina líquida de Dalire (12,50€) y alisado orgánico de Sonia Atanes Hair Beauty

Alisado orgánico by Sonia Atanes Hair Beauty

No nos olvidemos de la keratina líquida…

… que aporta suavidad y brillo al cabello. Se trata de una proteína sumamente importante también para otras zonas de nuestro cuerpo como pueden ser la piel y las uñas. La que tenemos en el cabello es la keratina alfa, que se encuentra en la cutícula de las fibras capilares y su papel es principalmente protector. El problema está cuando no producimos suficiente keratina y necesitamos reforzar el cabello con tratamientos o productos cosméticos: “Además facilita el peinado, fortalece las fibras capilares, evita el frizz y es ideal para cabellos difíciles de manejar como por ejemplo, el rizado o maltratado por métodos agresivos como el uso continuo de planchas o rizadores, o los alisados permanentes” – nos cuenta María García, de la firma Dalire de champús sin sulfatos.

 

Compartir:

Comentarios

Comentarios