Compartir:

Solo las valientes se atreven con las prendas metalizadas, la mezcla de colores imposibles como rojo y fucsia, los estampados florales y las amalgamas de rayas, propuestas que invitan a salir de la rutina.

¡Solo las valientes!

an hecho buen equipo es el rojo y el rosa, presentes en muchas prendas e infinidad de complementos, prueba de ello es la colección de Bottega Veneta y los estilismos que han lucido Sarah Jessica Parker, Zoe Saldana o Lauren Santodomingo. Los diseñadores han reservado los estampados florales para las prendas más veraniegas. Este año hermosas rosas, llamativas peonías y atractivas amapolas inundas vestidos, blusas, pantalones, tops y trajes de baño, una apuesta que garantiza la alegría y la luminosidad en el estilismo. Las flores más delicadas y exquisitas se han trasplantado en prendas femeninas creando un maravilloso y atractivo jardín sobre muselinas, gasas, algodones, rasos y organzas. Eso sí, cada diseñador lo hace con sus favoritas, así Miuccia Prada las escoge en tonos verdes, amarillas y naranjas.

Valiente son los cócteles de flores tropicales de Dries Van Noten sobre vestidos camiseros.

En tonos pastel o sobre fondos más saturados, el “print” floral es una tendencia que encaja tanto en los “look” “boho” como en los “vintage” o en las propuestas más románticas y chic. Flores grandes o pequeñas y “bouques” se prenden en tejidos vaporosos y sensuales con los que los diseñadores crean prendas muy atractivas que refrescan la estética de la mujer. Esta temporada, las flores de estilo hawaiano son las más deseadas, pero sobre una paleta cromática suave, en la que el rosa y el salmón tienen mayor protagonismo.

Diseño bañado en oro de Cavalli para esta temporada primavera-verano.

También son deseados los estampados “liberty” que propone “Erden” y las pequeñas y delicadas florecillas silvestres que adornan y realzan los bucólicos patrones de Ralph Laurent y Suno. Si llamativas son las rosas amarillas, naranjas y azules de Peter Som, valientes son los cócteles de flores tropicales de Dries Van Noten, así como los vestidos de Provenza Schouler. Aunque los tonos metálicos han estados presentes en las colecciones de temporadas anteriores, este año toman mayor auge gracias a vistosos y renovados patrones. Eléctrica es la propuesta de Diesel Black Gold, firma que propone “shorts” en verde botella, pantalones piratas en oro viejo y “leggings” en plata envejecida. Mientras que Giambattista Valli apuesta por metalizar los tonos pastel para confeccionar luminosos y veraniegos vestidos de día por encima de la rodilla que desprenden una elegancia refinada, Isabel Marant prefiere vestir la noche con metálicos modelos en versión mini con cortes asimétricos y encajados en cadera muy sexy.

Si Loewe y Mulberry recurren al oro viejo para confeccionar faldas de tubo, blusas estampadas, pantaloncitos cortos y cazadoras, Roberto Cavalli lo utiliza para crear vestidos de fiesta de gran empaque.

EL ROJO Y EL FUCSIA, ÍNTIMOS.

La hasta ahora combinación imposible de rojo y fucsia está de moda. Esta pareja de fuerte personalidad nunca se había llevado tan bien hasta que esta temporada se han aliado para ofrecer un “look” impactante, llamativo y por qué no también atractivo. Han hecho buen equipo el rojo y el rosa, presentes en muchas prendas e infinidad de complementos, prueba de ello es la colección de Bottega Veneta y los estilismos que han lucido Sarah Jessica Parker, Zoe Saldana o Lauren Santodomingo. Verticales, horizontales, anchas o estrechas, las rayas imprimen un carácter marinero a la estética veraniega. Está claro que esta tendencia no es ninguna novedad.

Ralph Laurent defiende las rayas marineras en trajes de chaqueta de solapa y pantalón ancho.

El año pasado tomó fuerza y ahora retorna con mayor protagonismo para imprimirse en distintos tamaños sobre vestidos, pantalones, “shorts”, americanas, zapatos, bolsos y demás accesorios. Este motivo gráfico se moderniza y se rellena de color dejando a un lado el espíritu marinero que durante tantos años le ha acompañado. Las líneas horizontales, que son más difíciles de llevar, resultan muy atractivas sobre vestidos ceñidos al cuerpo. Carolina Herrera las defiende en vestidos largos, Tommy Hilfiger en “shorts” y saharianas, Ralph Laurent en trajes de chaqueta de solapa y pantalón ancho, Christian Dior en vestidos cortos y Fendi en pantalones tobilleros. Carmen Martín. Efe-Reportajes.

Reportaje e imágenes: Efe

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistaqmexico/
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
VÍDEOS https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

Compartir:

Comentarios

Comentarios