Patrick-Louis Vuitton, tataranieto del fundador de la casa de modas francesa

Su pasión por la marroquinería lo llevó a crear cientos de baúles y maleteros de lujo

Patrick-Louis Vuitton, tataranieto del fundador de la casa de modas francesa que lleva su apellido, fue un hombre cuya experiencia y pasión por la marroquinería lo llevaron a renovar de manera constante el “arte de viajar”, imponiendo el lujo a baúles y maleteros.

A través de sus redes sociales, la firma que engloba perfumería, accesorios, ropa y artículos de viaje reportó el lamentable fallecimiento del que fuera su jefe de Órdenes Especiales. Tenía 68 años.

“Con profunda tristeza compartimos la noticia del fallecimiento de Patrick-Louis Vuitton. Todos nuestros pensamientos están dirigidos a su familia, en particular a sus hijos Pierre-Louis y Benoît-Louis que trabajan a nuestro lado, así como a sus nietos”.

Fue en 1973 que Patrick-Louis se unió a la casa como carpintero y artesano, “después de toda una vida de trabajo dedicado a la excelencia y la creatividad, adquirió una experiencia perfecta de nuestro savoir-faire (saber hacer)”.

Fue él quien creó cientos de baúles extraordinarios junto a sus reinterpretaciones (maleteros y trunk) que renovaron su “Art of travel” (“Arte de viajar”, insignia de la marca) y continuarán en el legado de la firma.

Su espíritu vanguardista y moderno, junto con su fuerte temperamento, “siempre supieron nutrir el patrimonio de la casa y dar una visión del futuro”.

Patrick-Louis trabajó particularmente en Asnières, el taller de Órdenes Especiales que quedó a su cargo una vez que se incorporó a la empresa familiar, tras la muerte de su abuelo Gaston-Louis Vuitton.

“Su trabajo consistió en mantener los célebres estándares de calidad de la firma protagonista de la industria del lujo, específicamente, en los pedidos especiales que recibe la Maison”, se lee en la página oficial de la marca. Reportaje/Imagen: Notimex

 

Comentarios

Comentarios