Parece que lucir piernas es sólo exclusivo del verano, de los días de playa, pero divertidos diseños de medias y minifaldas invitan a no esconderlas en ninguna época de del año.

No hay por qué resistirse a lucir piernas en pleno invierno, con medias o sin medias, la bajada de temperaturas no es excusa para esconderlas, ni para dejar de cuidar la tersura de su piel o una buena circulación.

CUIDADO INTENSIVO

Los “looks” más minimalistas se llenan de luminosidad con unas medias en la que los estampados tienen un papel protagonista que van, desde los rombos a las rayas, o al estilo más “british” como la “pata de gallo”. Esas son, precisamente, algunas de las propuestas de la firma Calzedonia, opciones que, sin embargo, no evitan tener un cuidado intensivo con las extremidades. La esteticista Marta García asegura que el 90% de aquellas que acuden a un profesional de la belleza para tratar sus piernas lo hacen “preocupadas por la flacidez del tejido o por la celulitis, sobre todo una vez cumplidos los 40. Una buena circulación sanguínea es un elemento clave para conseguir un mejor aspecto”. García propone un tratamiento de cabina, Lymphocell, para actuar sobre la alteración de la microcirculación, pues con él, según comenta, se “estimula y recupera la función del sistema linfático, además de contribuir a eliminar las sustancias acumuladas en el tejido graso sin destruirlo ni agredirlo. El tratamiento contribuye a movilizar las macromoléculas y redistribuyendo el líquido intersticial mediante la estimulación del sistema linfático de forma manual, electrónica y mecánica”, añade el experto.

RODILLAS, ¡ALERTA!

El cuidado de las rodillas es también un foco donde se concentran las miradas. La piel se expande y cae sobre ellas desde la zona superior. Además se producen, explica García, “cúmulos en la parte interna o superior que van relacionados con una mala eliminación de grasas. En estos casos, es importante empezar cualquier tratamiento con un detox bioenergético que movilice la eliminación para, después, pasar al tratamiento que mejor se adapte a cada persona”, comenta la esteticista que tiene como objetivo que las rodillas se desinflamen, remodelen y rejuvenezcan. Activar la circulación sanguínea es su prioridad, por lo que recomienda una dieta equilibrada en sal, pero también, incide: “cruzar las piernas queda prohibido. Sin embargo, es muy recomendable ponerlas en alto, de vez en cuando, y realizar una rotación de tobillos a ambos lados al menos cinco minutos al día”.

ACCIÓN DRENANTE

Los especialistas de los de la cosmética Somatoline apuestan por aliarte con un drenante y remodelante de piernas. “Un gel de efecto frío y rápida absorción con acción reductora y drenante, para remodelar las piernas y eliminar acumulaciones adiposas o excesiva retención de líquidos”, indican. Para piernas cansadas poco tonificadas, la firma Jeanne Piaubert recomienda Relaxlegs un gel ultra “refrescante” que, según informan, “proporciona descanso y que contiene un poderoso cóctel de activos como Silidine, gingko biloba y centella asiática para mejorar la circulación”. Roberto San Antonio-Abad, presidente de la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (COFENAT) de España, recomienda acudir a terapias naturales como la hidroterapia y el drenaje linfático para evitar la sensación de pesadez en las piernas. “La hidroterapia consiste en rociar las piernas con agua tibia desde los tobillos hasta la cintura. Es necesario graduar el agua de tibia a más fría, pero, poco a poco. En primer lugar, lo hacemos en la pierna izquierda y, después, en la pierna derecha. Podemos aprovechar el momento de la ducha de la mañana y repetirlo al regresar del trabajo”, explica.  El drenaje linfático consiste en una combinación de movimientos que drenan “los líquidos desde las pies hasta el abdomen y eliminan el exceso de sangre en las venas y varices. E incluso ayuda a eliminar edemas locales, un ejercicio para el que se debe contar con un especialista”, añade el presidente de COFENAT. San Antonio recomienda además, “caminar, entre 10 y 15 minutos diarios, tres veces al día y dormir con un cojín bajo las piernas para elevarlas y favorecer el retorno de la circulación”. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Inmaculada Tapia

Cruzar las piernas queda prohibido
Evitar permanecer de pie o quieto durante largos periodos es vital para evitar una mala circulació

Comentarios

Comentarios