Tamaño de texto-+=
Compartir:
Una modelo desfila con diseños de la colección de otoño-invierno 2023-2024 de Agatha Ruiz de la Prada, durante el desfile inaugural de la 77 edición de la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM), este jueves, en el recinto ferial de Ifema en Madrid. EFE/ Chema Moya

Los diseños coloristas de Agatha Ruiz de la Prada, la sofisticada lencería de Andres Sarda y la teatralidad de Jorge Vázquez y Pedro del Hierro abrieron este jueves la primera jornada de la 77 edición de la semana de la moda de Madrid, con lleno total.

La madrileña Agatha Ruiz de la Prada inauguró la edición con un desfile “experimental” en el que los aromas fueron el punto de partida, con el actor Antonio Banderas entre los asistentes.

“Es un desfile experimental con aroma incluido”, dijo a EFE la diseñadora, que presenta propuestas coloristas y divertidas, serigrafiadas con la palabra “love” o bien adornadas con flores, gotas de aguas, labios y ojos.

Subió a la pasarela su mítico vestido “menina” en dorado, caftanes, capas y minifaldas. Juega con las superposiciones y no pasa por alto el brillo de las lentejuelas en las propuestas más nocturnas.

“Mis diseños no pasan de moda; cuanto más tiempo pasa, más atractivos me resultan.

Entre mis favoritos están los de hace más 35 años”, comentó la creadora, quien tiene en distintos países de América Latina sus destinos habituales para presentar sus colecciones.

“Me encanta la diversidad de su cultura”, dijo.

Por su parte, Nuria Sardá, directora creativa de Andres Sarda, para el próximo otoño-invierno diseña una lencería para cada momento del día. “No siempre necesitamos las mismas prendas”, explica momentos antes del desfile.

Y advierte de que la lencería vuelve a subir enteros en el día a día. “Creo que tiene que ver con el empoderamiento de la mujer”, asegura.

El diseñador Jorge Vázquez viajó hasta el Marrakech (Marruecos) de los años 60 para vestir a una mujer seductora y lujosa, “con piezas armadas y llenas de detalles”.

El creador convirtió la pasarela en un exótico y exclusivo jardín marroquí para presentar siluetas amplias y ligeras y “vestir a una mujer sofisticada con aires retro”, explicó a EFE.

La túnica es la prenda estrella de su último trabajo en el que los caftanes joya de drapeados muy elaborados y vestidos asimétricos son protagonistas indiscutibles.

El diseñador gallego representó las noches del Palais Zahia en la Ciudad Roja, el lugar donde se celebraban “las fiestas más decadentes, extravagantes y sofisticadas de la época, donde era habitual encontrarte con miembros de los Rolling Stones y de los Beatles”.

Sonríele a la vida y anúnciate en Revista Q

Vázquez subió a la pasarela saharianas, abrigos, vestidos camiseros con estampados flores, caftanes con bordados arabescos o conjuntos con motivos geométricos, todo ello con un patrón fluido y coloreado en tonos terrosos y ácidos como el naranja, lima o fucsia.

Continuando con los diseños de fiesta como protagonistas, los diseñadores Nacho Aguayo y Alex Miralles, creadores de las colecciones femenina y masculina de Pedro del Hierro, invitaron a vivir una noche en la ópera, donde los asistentes se dejan seducir por el ambiente para lucir sus mejores galas.

El compositor Lucas Vidal creó una pieza inédita para esta presentación, que interpretó la soprano Estíbaliz Martyn, un violín y una trompeta, que acompañaron la llegada de los modelos por parejas, como una noche de estreno a las puertas del Teatro Real de Madrid.

“Ha sido una gozada vestir a los invitados a esa noche en la ópera porque desde el principio creamos diseños para lucir en una alfombra roja”, explica Nacho Aguayo, lo que le ha permitido confeccionar “siluetas y un estilo diferente para distintos tipos de mujer”, además de muchas combinaciones de color.

Aguayo da más opciones para una alfombra roja que el tradicional vestido largo. Pantalones, boleros, esmoquin o pantalón con cuerpo son propuestas que “nos parecen tan sofisticadas o más que un vestido”.

Tafetas, crepés, muchas lentejuelas y plumas construyen una colección con un halo de sostenibilidad al “optimizar los recursos”, recuperando restos de telas de otras producciones.

Fuente: EFE

Compartir:

Comentarios

Comentarios