Comenzó a hacerse un hueco en el mercado internacional gracias a internet y, ahora, sus productos ocupan estantes de tiendas en todo el mundo y abarrotan neceseres: llega el “boom” de la cosmética coreana que trae consigo, según sus adeptos, los secretos para una piel joven y bella.

Tener una piel joven, ir a la última en maquillaje, y mantener unos cuidados faciales adecuados. Son las tres cosas que se le exigen a la industria de la cosmética. Y en Corea del Sur, según las últimas tendencias de belleza en internet, parecen preparados para satisfacer todas estas demandas. La cosmética coreana, que comenzó a hacerse famosa en occidente a través de las redes sociales, ahora extiende cada vez más su fama y su presencia en tiendas de todo el mundo. Sin tener, por el momento, espacios publicitarios en televisión, el boca a boca y la fiebre de internet la han convertido en un “trending topic” que ha repercutido en sus ventas. Pero, ¿cuáles son los secretos de esta nueva revelación en salud facial y maquillaje? Develamos  algunas de las claves fundamentales de su éxito.

INGREDIENTES NATURALES Y ACTIVOS EFICACES

“La utilización de ingredientes innovadores y naturales, así como la alta concentración de principios activos que emplean en sus cosméticos, garantizan productos que realmente funcionan” explican desde la tienda “Korean Queens”, y subrayan que “es la perfecta armonía entre la naturaleza y la ciencia cosmética”. Y es que estos productos, según la bloguera Anouk “utilizan ingredientes y activos de reconocidos efectos sobre la piel”. Para la Youtuber Ilse, del canal “BomboncitoShop Korean Cosmetics”, estos cosméticos destacan, entre otras cosas, “por la originalidad de sus ingredientes”, según declaraciones. “La cultura coreana está estrechamente ligada con los avances tecnológicos”, dijo el médico experto en dermatología Richard You en una entrevista para la web de belleza “BirchBox”, donde explicó que “las empresas trabajan día y noche para proporcionar nuevos productos con resultados inmediatos”. En la misma línea, en “Korean Queens” dicen que “la cosmética coreana tiene la fórmula del éxito: productos de calidad, innovadores, eficaces y a precios asequibles”. Anouk afirma que dicha cosmética “está en constante proceso de innovación”, e Ilse asegura que ofrece “algo novedoso en  todos los sentidos”. Esta novedad reside, entre otras cosas, en la combinación de extractos naturales, en algunos casos fermentados, e ingredientes sintéticos.  Muchos de estos extractos son de origen vegetal: cáscara de mandarina, camomila, té verde, hoja de bambú, avellano de bruja, distintos tipos de algas, extracto de soja… La mayoría con propiedades hidratantes, antioxidantes o exfoliantes.

Otros son principios activos muy recurrentes y utilizados en estos productos, como el ácido hialurónico, el colágeno, la niacinamida, el ácido glicólico o el retinol, entre otros. Muchos de ellos, destinados a la prevención de arrugas o la unificación del tono de la piel. En algunos casos, se utilizan también productos de origen animal: baba de caracol, extracto de estrellas de mar, veneno de serpiente, polvo de perlas, etc. Sin embargo, estos últimos se usan con menor frecuencia, debido a la tendencia “cruelty free” que promueve la abolición del sufrimiento animal. No obstante, no todo recae en la fórmula, sino también en el uso, como bien explica Anouk: “el beneficio principal no es sólo atribuible a los cosméticos en sí: por mucho que los compres, si no sigues una buena rutina de limpieza y cuidado cosmético, no notarás nada en especial. Por lo tanto, creo que hay que sumar los dos factores: buenos productos y buenas rutinas”. De media, hay unos 10 pasos diarios a seguir con constancia a la hora de aplicar los productos. Diana, una joven consumidora de estos cosméticos, resume algunos de ellos brevemente: “Por la noche siempre hago una doble limpieza, la primera con alguna limpiadora en aceite o crema, para retirar el maquillaje. Después hago una segunda limpieza, con algún producto facial jabonoso y agua, utilizando un cepillo eléctrico o una esponja ‘konjac’. Hecho esto, aplico un exfoliante químico y, una vez mi piel lo ha absorbido bien, un tónico. A continuación le toca el turno al ‘sérum’ y, finalmente, a la crema hidratante”.  Su rutina se reduce a seis pasos, aunque, según dice, “en la cosmética coreana pueden utilizarse muchos más productos y extenderse más en la rutina. La mayoría de los productos de mi rutina facial son coreanos, aunque sigo utilizando otras marcas que también me gustan”, afirma la joven, que subraya que “la cosmética coreana ha sido todo un descubrimiento, porque se puede llenar el estuche de todo lo necesario de manera económica, pero sin renunciar a la calidad”.

PRODUCTOS ESTRELLA

Todas estas innovaciones hacen que la cosmética coreana atraiga a todo tipo de consumidores. Según afirman a EFE en “Korean Queens”, sus clientes “responden a un perfil muy variado, desde chicas jóvenes en busca de productos innovadores a precios más accesibles, hasta un público de mujeres más maduras que con un criterio muy exigente buscan una alternativa de calidad y realmente efectiva”. De hecho, según la misma fuente, otra de las razones que explican el éxito de esta cosmética es que no entiende de edades: “se trata de una cosmética mucho más personal”, dicen, y subrayan que “se acabaron los tratamientos en función de la edad: la cosmética coreana se centra más en el tipo de piel y necesidades”. En esa línea de necesidades, desde la tienda indican que uno de los productos más alabados de su cosmética son los “whitening”, un tipo de cosméticos que, según explican “realzan la luminosidad natural de la piel y promueven un tono uniforme, actuando intensamente sobre las manchas e imperfecciones cutáneas del rostro”. Al preguntarle sobre el mismo tema, Ilse aseguró que “los productos aclarantes  y antiarrugas  son  muy solicitados”. En la misma línea, otro de los éxitos de ventas de “Korean Queens” son las “sleeping pack”, mascarillas de aplicación nocturna con distintas propiedades y, por supuesto, las “BB Cream”, pioneras en Corea del Sur y extendidas ahora al resto de las marcas cosméticas occidentales.  “Las ‘BB Cream’ coreanas son las más valoradas del mundo, ya que con un único producto combinan las ventajas de los cuidados hidratantes, correctores, reparadores, ensalzadores de la luminosidad y protectores anti UV, con grandes beneficios a largo plazo”, comentan. Para Anouk, los productos estrella son “los que llevan ingredientes fermentados”. Y de ellos, confiesa haberse vuelto completamente adicta a las esencias, sobre las que dice que “la mayoría ni siquiera conoce bien su finalidad y ventajas, confundiéndolas con tónicos. Pero la cosmética coreana con ingredientes fermentados tiene una gama mucho más amplia de productos y, desde mi experiencia, tienen unos efectos espectaculares sobre la calidad de la piel”. Su otro producto favorito son “las ‘ampoules’, que son similares a un sérum pero con una concentración superior de activos o ingredientes beneficiosos”.

DE INTERNET, A LAS TIENDAS

La cosmética coreana, ahora mucho más extendida y conocida, debe sus comienzos a internet. Al principio, de hecho, era toda una desconocida fuera de Asia. “Cuando yo empecé a utilizar las rutinas de cuidado cosmético asiático, y a comprar vía web en Corea o Japón mis cosméticos, mis amigos o familia pensaban que era otra de mis ‘rarezas’ cosméticas y se lo tomaban un poco como una excentricidad”, relata Anouk, “¡aunque pronto empezaron a pedirme consejos al ver cómo iba cambiando mi piel! Pero no dejaba de ser algo ‘exótico’”. Sin embargo, dice que desde que la descubriera hace tres años “se está convirtiendo en una moda con cada vez más fuerza”. En la misma línea, Ilse cree que, en los últimos años, la cosmética coreana “ha impactado favorablemente a las chicas latinas” y recuerda que  “antes,  al  escuchar  ‘BB Cream’, su  reacción era  de no entenderlo. Ahora, prácticamente  no  hay  mujer que  no la use  o,  por  lo menos, que  no sepa lo  qué  es”. En “Korean Queens” tienen una experiencia similar, que comentan: “Cuando nos planteamos el reto de traer la cosmética coreana a España y Europa, era un producto desconocido para la mayoría de las usuarias”.  No obstante, en su caso, aseguran que “desde el primer día la acogida fue tremendamente positiva, con una evolución claramente ascendente” y que ahora, tres años más tarde, “se puede decir que la cosmética coreana se ha convertido en todo un referente de belleza a nivel mundial”. Diana, sin embargo, descubrió estos productos hace apenas un año: “ya estaban de moda y había infinidad de blogs y canales de Youtube con información entonces. Y, aunque yo prefiera comprarlos por internet, ya entonces podían encontrarse en las tiendas físicas”. Pese a ello, también dice que “es cierto que su fama sigue creciendo cada vez más, o al menos da esa sensación. Y creo que, poco a poco, será cada vez más normal encontrarlas en cualquier superficie”. Sobre ese último tema, que atañe al futuro de la cosmética coreana hay de nuevo una mayoritaria coincidencia de opiniones. Ilse espera que siga creciendo tanto en el mercado “on line” como el físico, aunque advierte que hay que tener cuidado con las imitaciones que están surgiendo a raíz de su éxito. Anouk cree que “aún le queda muchísimo recorrido en occidente”, pero también que “aumentarán las tiendas locales dedicadas a la cosmética coreana, tanto físicas como webs, y como grandes tiendas ya establecidas que introducirán en su oferta muchos más productos asiáticos”. Y en Korean Queens afirman que la cosmética coreana ya está “traspasando fronteras”. Habrá que esperar para comprobar si la cosmética coreana, que parece haber venido para quedarse, se consolida y desvela del todo sus secretos de belleza.

Por: Nora Cifuentes

 

Haz click en:  http://www.revistaQ.mx/

Videos en:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

Comentarios

Comentarios