Confirmado. Esta temporada, el biquini, que cumple más de 60 años, se tiñe de negro y se diseña con líneas sencillas y en tejidos lisos para vestir a la mujer de forma irresistible en el momento del baño. También relucen los modelos dorados y plateados, donde el lujo y el exceso no tienen límite.

Sensual y divertido, el biquini celebra su sesenta aniversario. El ingeniero francés Louis Réard, experto en automóviles, se atrevió a acortar el largo del traje de baño y provocó una gran revolución en el mundo de la moda.
Lo bautizó con el nombre de “Bikini” como el atolón ubicado en las islas Marshall, en el Pácifico, y el día de su presentación ninguna modelo se atrevió a lucirlo. El señor Réard tuvo que recurrir a la “vedette” Michele Vernadini
Aunque estuvo prohibido en países, este traje de baño tomo fuerza gracias a que actrices como Raquel Welch, Ursula Andrés o Brigitte Bardot lo lucieron en la gran pantalla.
Ahora, se llevan pequeños, minúsculos en colores intensos, cortes atrevidos, estampados florales, étnicos y geométricos, así como con topitos y rayas verticales y horizontales, sin olvidar los diseños en oro y plata, lo más “in” de este año. Guarde sus biquinis y bañadores de temporadas pasadas y estrene uno que le haga sentir tan atractiva y sexy como una sirena.
Entre toda la oferta que existe en el mercado para sumergirse en el agua, los más deseados son los de estilo romántico con flores bordadas, lazos y delicados volantes, así como los trajes de baño retro, inspirados en las actrices de Hollywood de los años 40 y 50, donde predominan las rayas y los diseños tipo corsé.
¿QUÉ MODELO ELIJO?.
“Disimular los kilos de más, aumentar o reducir el pecho y parecer más esbelta es sólo cuestión de elegir el bañador o biquini adecuado para disfrutar del sol y el agua sin temer la mirada ajena. Cada anatomía femenina requiere un modelo u otro de traje de baño” explica la diseñadora de la firma “Red Point”.
El modelo “bandeau”-sin tirantes- sienta muy bien a las mujeres con poco pecho, siempre que no le afecte la ley de la gravedad, porque en tal caso debería optar por los modelos con aro y relleno que realzan y redondean el pecho.
En cuanto a la parte de abajo, las mujeres con las piernas largas y delgadas pueden elegir cualquier braga, pero si tienen poca longitud deben evitar el modelo “culotte”.
– Poco pecho: le sentarán muy bien los trajes de baño que tenga la copa con relleno y aro que lleven el pecho hacia el centro. También puede optar por un biquini o bañador que tenga en la parte superior frunces, volantes o abalorios. Si es estampado o con rayas horizontales, mejor.
– Abundante pecho: Debe rechazar todos aquellos modelos que incluyan copa o que sean de cortinilla y escoger uno con escote en “v” y en tonos oscuros.
– Para elevar el pecho: Opte por modelos con aros interiores y todos aquellos que se aten al cuello, suben el pecho bastante más que los que van sujetos a la espalda.
– Disimular grandes nalgas. Es preferible optar por una braguita pequeña y en un solo color.
– Camuflar caderas y pistoleras: La solución está en elegir un bañador de color liso, si lo encuentra con la parte superior estampada, equilibrará el pecho con las caderas y el resultado será más favorecedor.
– Disimular los kilos acumulados de cintura hacia abajo: apueste por un bañador con grandes estampados, así las miradas no se fijarán en los kilos de más, sino en la explosión de colores.
– Afinar la cintura: Son importantes las piezas con cortes desde la sisa hasta el ombligo y los modelos en bicolor.
– Mucho pecho y poca cadera: Escoja modelos con colores y estampados en degradé. Los más claros en la parte de arriba y los oscuros en la inferior.
– Sin formas: Lo ideal es escoger un biquini, la ausencia de curvas también permite lucirlo con encajes, volantes y flores llamativas.
– Bajitas: se deben de olvidar de los “short” y lucir modelos de canal alto y escote en pico.
Los estampados con rayas horizontales estilizan más que las rayas verticales. Los estampados ayudan a disimular defectos y centrar la mirada en las partes más bellas del cuerpo femenino.
A las mujeres rubias les sientan muy bien los tonos turquesas, rojos, fucsias, mientras que a las morenas les favorece el negro, el blanco, el amarillo y todos los tonos aguas.
Carmen Martín.
EFE-REPORTAJES.

Comentarios

Comentarios