La influencia de las tribus urbanas llega a la moda. Esta temporada el “yuppie”, “grunge”, el “punk”, el “gótico” y el “chunky” mandan, se hace con la calle.

Los “yuppie”, (young urban professional ) están de vuelta gracias a un estilo que apuesta por el mítico traje de chaqueta,o también conocido como el estilo “business”. Esta nueva temporada se llevan los impecables  trajes de chaqueta gris, compuestos por pantalón recto o ancho y americana con hombreras marcadas, una propuesta muy urbana. El “grunge”, movimiento cultural con alma rebelde que tuvo su apogeo en los años 80 y 90 del pasado siglo con personajes tan potentes como Kurt Cobain, Johnny Depp o Kate Moss, regresa con fuerza a las pasarelas con las propuestas de Versace, Alexander Wang, Prada o Dior. Esta estética de movimiento juvenil pone de moda la camisa de cuadros “oversize”, mejor abierta, para que se pueda llevar una camiseta básica con mensaje. Prenda que se combina con cazadora de cuero, apta para mezclar con todo, y botas de estética militar, un calzado versátil y cómodo por excelencia. Quizá la pieza más sofisticada sea el vestido lencero, largo midi y detalles de encaje, pero refuerza la estética “grunge” con camisetas por debajo combinada con deportivas tipo Converse o botas. La superposición de prendas en una de las claves de éxito de este estilo que, como único accesorio, requiere gorro de lana.

VUELVE LA ESTÉTICA “PUNK” Y LA GÓTICA

El “punk” nació en los años 70 en los suburbios londinenses. Una estética abanderada por las prendas estampadas con cuadros escoceses, teñidas de negro y aderezadas con tachuelas y cadenas metálicas. Un “look” que se redondeaba con cabellos teñidos de colores y llamativas crestas. Esta temporada regresa pero en una versión edulcorada, en la que se imponen las prendas de pana y el tartán, el famoso estampado de cuadro escoceses que se lleva en pantalones, chaquetas, faldas u accesorios. Cazadora de cuero, botas militares y muchas tachuelas son los ingredientes básicos de esta moda a la que se suman las firmas Marni y Balmain. Desde que en 1974, la diseñadora británica Vivienne Westwood abriera la tienda Sex en la calle Kings Road de Londres, ha sido gran defensora de esta contestataria y transgresora tendencia de la que hicieron gala los Sex Pistols y ella misma, luciendo la famosa camiseta con la frase “God Save The Queen” y la imagen de la reina Isabel II. En la temporada Otoño/Invierno 2019-2020 se puede ver un aire góticos en las tendencias, un dramatismo que se contempla en creaciones negras y transparencias, realzadas con alzacuellos, calaveras o tachuelas. Kaia Gerber y Gigi Hadid, durante el desfile de Prada en la ciudad italiana de Milán, lo mostraron. También dieron la pauta de que lo gótico se instala en el calzado, prueba de ellos son “creepers”, zapatos de aire masculino de horma ancha, suela gorda y que se atan con cordones. El estilo gótico, que se inspira en la literatura y el cine de terror, tiene en el vestuario del Renacimiento y del Romanticismo otro de sus referentes. Es una estética que confía en los encajes y se codea con texturas tan dispares como el cuero y el terciopelo. ¿Quieres sumarte a la tendencia de los “chunky sneakers”? Pon el foco en las rudas zapatillas deportivas. Un calzado imprescindible que se ha convertido en objeto de deseo en cualquier armario. El calzado estrella de la temporada permite ir cómoda, además de favorecida gracias a sus suelas de plataforma que permiten crecer unos cuatro o cinco centímetros. Las “chunky sneakers” combinan prácticamente con cualquier “look” y, si antes ir en deportivas era sinónimo de ir desarreglada,  hoy marcan el estilismo, son un básico necesario. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Carmen Martín

Diseño creado por Gucci con reminiscencias punk
Diseño de Versace de aire ‘grunge’
Una modelo desfila con una creación de Maria Grazia Chiuri para la Otoño-Invierno 2019-2020

Comentarios

Comentarios