El diseñador alemán Karl Lagerfeld
Jennifer Lopez , una de las pioneras en presumir de nalgas
Melanie Griffith luce un escote pulido

Si en las últimas décadas la grasa ha sido uno de las partes del cuerpo más odiada, ahora es la panacea de la belleza, “el nuevo oro de la cirugía estética”, el elixir que alarga la juventud, incluida la vaginal.

“La grasa es el nuevo oro de la cirugía estética”, explica a Efe el presidente de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica, Francisco Menéndez-Graiño, quien asegura que “la cirugía estética no es cosa del pasado”.

Desde que se empezara a transferir grasa del abdomen o de los glúteos a otras zonas del cuerpo, como mamas u óvalo facial, la cirugía estética ha tomado otra dimensión, “es una revolución constante que permite al paciente remodelar su cuerpo como desee”, añade el colombiano Constantino Mendieta, cirujano que trabaja en Estados Unidos y Dubai y es protagonista de algunos de los glúteos más famosos del mundo.

La grasa corporal tiene células madre que trabajan el rejuvenecimiento, “por lo que resulta muy eficaz en los tratamientos faciales y corporales”, dice el director de la Clínica de Cirugía Plástica Gómez Bravo.

“Cuando se habla de operaciones de mama, en los que se combinan los implantes mamarios con grasa corporal el resulta es fantástico, ya que permite disminuir las irregularidades y engrosas los tejidos”, cuenta Menéndez-Graiño.

“La grasa camufla la operación”, añade este experto, quien asegura que también “solventa esas deficiencias anatómicas de las pacientes que la mano del cirujano no puede tratar”.

Cada vez más, la grasa tiene mayor aplicación en el campo de la estética, y se utiliza para

aumentar y remodelar los glúteos o realizar un “rejuvenecimiento vaginal en los labios superiores”, añade Constantino Mendieta, quien reconoce que remodelar los glúteos en “muy ‘fashion'”.

A imagen y semejanza de Jennifer Lopez o del clan Kardashian, muchas mujeres han apostado por lucir un glúteo potente, grande, incluso de caricatura, pero ahora, “se impone una moda más proporcionada, más natural”, dice Mendieta.

Las cirugías estéticas de los glúteos aumenta entre un 50 y 60 por ciento, debido al “boom” de las famosas y la influencia de las redes sociales, pero no son las más solicitadas, “ocupan el puesto número 20 de las cirugías, detrás de el aumento de pecho, la liposución, la rinoplastia o la cirugía de los párpados”, explica Menéndez.

CIRUGÍA SEGURAS.

Lo más importante es que la cirugía sea segura y, sobre todo, que ofrezca resultados naturales, algo que los cirujanos han ido aprendido a base errores. Baste recordar algunas de las rinoplastías que se hacían en la década de los noventa que dieron lugar a fenómenos como el que lucía en su cuerpo el malogrado Michael Jackson.

Con las nuevas técnicas, ya no existen abuelas con el cabello blanco, collar de perlas y arrugas en su rostro, sino abuelas que se presumen de rostro y cuerpo. “El ser humano tiene miedo a envejecer, una persona con 70 años es joven de espíritu y también quiere serlo físicamente”, añade Mendieta.

El rostro, el abdomen, el pecho o los glúteos son dianas habituales y receptivas a los tratamientos estéticos y a la cirugía plástica.

Aunque se mantengan jóvenes y turgentes todas esas áreas, siempre habrá mujeres que quieren ganar la batalla al reloj, basta mirar las manos de Sarah Jessica Parker o de Madonna; el escote de Melanie Griffith; el cuello de Karl Lagerfeld; los muslos de Demi Moore; o la cara interna de los brazos de Susan Sarandon.

El cirujano plástico Antonio Tapia tiene la clave para mejorar estas zonas rebeldes como el cuello, zona que delata el envejecimiento cutáneo, porque “la piel aquí es tremendamente fina, está expuesta constantemente al sol, y no se cuida a conciencia”, dice el doctor Tapia.

La solución está esta realizar un lifting de cuello que consiste en una “pequeña incisión en el pliegue debajo del mentón y detrás de las orejas”, añade.

En el escote suelen aparecen manchas y arrugas, además de flacidez y estrías tras el embarazo y la lactancia, o bien debido a  cambios importantes de peso.

En estos casos, el doctor Tapia recomienda un “peeling” químico o un láser de rejuvenecimiento, ambas técnicas se pueden realizar, “pero es un área peligrosa por las cicatrices y los resultados no son espectaculares”, aclara el doctor Tapia.

Las manos son las principales chivatas de que los años van pasando porque están expuestas todo el año al sol, el frío o el viento, y también a los agentes químicos que contienen los jabones y geles.

Cuando no se protegen del sol, las manchas campan a sus anchas y, por otro lado, a partir de los 50 años se marcan las venas más que nunca, porque se pierde densidad en el tejido.

Todo esto nos indica el doctor que se puede mejorar con un “peeling” anti-manchas e infiltraciones de ácido hialurónico.

La vejez de los brazos se puede retrasar con un lifting que va, desde la axila al codo. Nadie se libra de que se caigan y arruguen, porque la flexibilidad de la piel en esa zona es enorme, y los codos están concebidos para ser doblados.

Con el tiempo, la piel del codo se vuelve rugosa, oscura, y flácida. “La única opción en los codos es la cirugía, la extirpación de la piel sobrante. La incisión se coloca en los pliegues del mismo codo, que queda así disimulada”, apunta el cirujano. Reportaje e imágenes: EFE

Por: Carmen Martín.

 

Haz click en:  http://www.revistaQ.mx/

Videos en:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

Comentarios

Comentarios