La tenista estadounidense fue derrotada en la final del Abierto de Estados Unidos por la canadiense Bianca Andreescu, aunque días después presentó en la Semana de la Moda de Nueva York la nueva colección de su marca de ropa y demostró, una vez más, que es una referente como emprendedora.

Aunque Serena Williams (37) tuvo que abandonar las pistas del Abierto de Estados Unidos en la fase final, derrotada por la joven canadiense de 19 años Bianca Andreescu, Nueva York sigue hablando de la deportista estadounidense, estrella del tenis global. Tras la derrota, elogió, en un gesto de generosidad, a su contrincante. “Estoy muy orgullosa y feliz por ti. Fue un tenis increíble, pero si alguien pudiera ganar este torneo, fuera de Venus (su hermana), estoy feliz de que sea Bianca”, declaró. Pero la ciudad ya no habla de su derrota, sino de su presencia junto a su hija, Alexis Olympia Ohanian Jr., en la pasarela de la Semana de la Moda, donde presentó la colección de su línea de ropa llamada S. “Amo quien soy y animo a otras personas a amar y abrazar quiénes son”, decía Williams en una publicación en la cuenta de Instagram de su marca. Es que S cuenta también con una línea de talles grandes, del 42 al 52. De esta forma, así como predica la inclusión en su discurso, la refleja también en sus negocios. La tenista fue noticia en reiteradas ocasiones por su activa participación en la defensa de los derechos de la mujer. De hecho, hace aproximadamente un año, cuando se vio envuelta en un escándalo por haber sido penalizada por un árbitro tras llamarlo “ladrón”, se enfadó y lo calificó de sexista.

SU ESTILISMO

“Siento que el haber pasado por esta experiencia es sólo un ejemplo para la siguiente persona que tiene emociones, quiere expresarse y desea ser una mujer fuerte. Se les permitirá hacerlo por lo de hoy. Tal vez no funcionó para mí, pero va a funcionar para la próxima persona”, decía en una conferencia de prensa posterior al encuentro con el juez de campo. Sin ninguna duda, Serena Williams es un ícono femenino. Pero no sólo en sus ideas y en su activismo, sino también en su estilismo. Su afición por la moda nunca pasa desapercibida frente a la red, ya que suele lucir llamativos trajes, de colores y cortes originales, e históricamente fue embajadora de conocidas e importantes marcas del deporte. Ahora, la atleta, que ganó hace 20 años su primer Grand Slam y hoy ya suma 23 “grandes”, a uno de la tenista australiana Margaret Court, apuesta por su propio emprendimiento. Ella no necesita presentación, por lo que cuando expone su colección de ropa ya se convierte en una noticia en sí misma, sobre todo si lo hace en las pasarelas de tal evento como la Semana de la Moda de Nueva York. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Lucía Fortín

La tenista da las últimas órdenes a su equipo en la presentación su colección de ropa
Serena Williams durante la semana de la moda de Nueva York
Serena Williams en la Semana de la Moda de Nueva York con su hija Alexis Olympia
Serena Williams felicita a Bianca Andreescu tras su victoria en el Abierto de Estados Unidos
Serena Williams se ha convertido en un ícono del tenis y en la pasarela
Serena Williams, cuenta con su propia colección de ropa

Comentarios

Comentarios