Imbatibles, por derecho

Vestidos austeros, tonos flúor, prendas de lentejuelas, tartán y logos, conviven con gabardinas de hombros voluminosos, jerséis de ochos y tejidos que simulan el papel de aluminio.

El cambio de estación invita a conocer los nuevos “hits” de la temporada, prendas que llegan con el objetivo de refrescar el armario y proponer estilismos divertidos sin perder el rumbo del estilo personal y la atemporalidad que tan en boga esta hoy en día.
Son muchas las tendencias. Hay infinidad de versiones y declinaciones de prendas y tejidos, casi tantas con directores creativos.

Para sobrevivir a este maremágnum hacemos un resumen de las tendencias que se baten en duelo con el aburrimiento, al tiempo que luchan por hacerse un hueco en el perchero de prendas sin fecha de caducidad.

VESTIDOS DE LÍNEAS SENCILLAS.

Patrones austeros, minimalistas que recuperan la estética de la década de los noventa del pasado siglo. Son prendas que respiran sosiego, una paz monacal que se traduce en patrones sobrios, mangas largas y ausencia de escotes, como se ven en las propuestas de Carolina Herrera, Valentino o Stella McCartney.

Estas líneas sencillas también aparecen en vestidos de cuero, un material que utiliza Marcos Luengo para confeccionar modelos eternos, de esos que llevan la etiqueta “para toda la vida”, añade el diseñador.

Salvatore Ferragamo lo presenta en punto, con una construcción arquitectónica, mientras que diseñador el italiano Pier Paolo Piccioli la presenta para Valentino incorporando bordados a esta prenda casual.

TARTÁN.

Versacce, Michael Kors, Balenciaga, Duarte, Malne y Paul & Joe son algunas de las firmas que ha decidido imprimir el estampado de cuadros escoceses en muchas de sus prendas.
El tartán, tejido asociado a la Escocia del siglo XVI, muestra su faceta más ecléctica combinado con “prints” de cebra o leopardo.

Vestido de cuadros de la firma Duarte. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Este tipo de cuadros son símbolo de orgullo para muchos escoceses, pero también contiene ese punto de uniforme colegial y su lado más rebelde junto al punk.

Líneas horizontales y verticales de distintos tamaños y colores trepan sobre pantalones, gabardinas, faldas, camisas y también sobre la ropa interior, así como en los accesorios como bolsos, botines y mocasines.

GABARDINAS.

Desde que Thomas Burberry creara las primeras gabardinas para el Ejército británico en 1914, muchas declinaciones ha tenido esta prenda que nació con la vocación de plantarle cara al tiempo británico.

Hoy sigue siendo una de las prendas más demandadas gracias a su funcionalidad, resulta una pieza moderna cuando se presenta amplia con los hombros muy voluminosos y cerrada con un cinturón ancho, como las que ha creado Alberta Ferretti, Loewe o Palomo Spain.

LOGOS POR DOQUIER.

Los logos estan presentes en las prendas de Dolce&Gabbana. EFE/EPA/MATTEO BAZZI

El logo de marca es un icono de modernidad, así lo ven los diseñadores de firmas como Alexander Wang, Jorge Vázquez, Gucci, Balmain o Fendi, quienes consideran que este año el logo es una tendencia más.

El símbolo gráfico de una casa de moda es sinónimo de calidad, de tradición y también de exclusividad, una idea que llevan las prendas con cierto descaro. Desean mostrar y reivindicar su sello. El problema surge cuando se quieren combinar dos elementos con estéticas distintas. En esos casos inspiración, mucha inspiración.

LENTEJUELAS.

Minivestido de lentejuelas de Custo Barcelona. EFE/EPA/ALBA VIGARAY

El brillo, la fiesta y la diversión llegan de la mano de los vestidos de lentejuelas, una propuesta optimista que invita a bailar y disfrutar de la noche. Dolce&Gabbana apuesta por modelos de manga larga con estampados, mientras que Alberta Ferretti se decanta por monos que iluminan una estética elegante.

ESTAMPADO SALVAJE.

Cebras y tigres corren libremente por abrigos de hombros anchos, vestidos camiseros, pantalones peto, blusas, botines e incluso medias, un estampado que muestra su lado más salvaje en prendas con escotes pronunciados, como los modelos de Provenza Schouler o las minis de Saint Laurent.

JERSÉIS DE OCHOS.

Cuando se trata de combatir al frío, los jerséis de ochos se convierten en unos grandes compañeros. Se cotizan al alza los tejidos a mano, los que cuentan con sello artesanal. Angel Schlesser, Michael Jors o Altuzarra presentas interesantes modelos.

PAPEL DE ALUMINIO.

Desde hace unas temporadas, el tejido que simula el papel de aluminio ha servido para construir prendas de aire futurista. De esta forma se muestra todo su poderío y se impone en trajes de chaqueta como los que presenta Balmain. ¿Su secreto? Combinarlo con colores neutros para alcanzar un equilibrio.

Por Carmen Martín.
EFE/REPORTAJES

Reportaje  e imágenes: Efe

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios