El encrespado es el rey del verano, una época en la que hay que cuidar el cabello, hidratarlo y mimarlo para que luzca sedoso y lleno de vida.

Siempre hay que dedicar un mínimo de tiempo al cabello y más cuando las temperaturas lo resecan y el mar o el agua de las piscinas son el condimento perfecto para que su color se modifique y las puntas se abran.

CONCENTRADOS EN PRIORIDADES

“Las altas temperaturas hacen que el agua que contiene el cabello se evapore, lo que provoca que se rompa y pierda elasticidad”, comenta David Lesur, estilista de los salones David Künzle. Este experto aconseja en los meses de más calor olvidarse de la plancha, el secador o la laca y concentra las prioridades en la protección, hidratación, brillo y detoxificación de nuestra cabellera. ¿Cómo conseguirlo? Con una dieta saludable, variada y rica en alimentos como aceite de oliva virgen extra, verduras, frutas, hortalizas, semillas y frutos secos. Lesur recomienda una hidratación extra a base de keratina y pantenol, además de prestar una atención especial a los reparadores. “Puede ser muy bonito el efecto del sol sobre las melenas en verano, pero para largas exposiciones aconsejo usar filtros solares en gel, crema o espray. También debemos evitar productos con silicona y privilegiar los aceites naturales sobre otros”, indica el especialista.

ACLARADO DESPUÉS DE PLAYA Y PISCINA

Una buena mascarilla nutritiva y un buen aclarado después de la playa o la piscina son algunas claves básicas que considera que no se deben olvidar. Utilizar gel de aloe vera puro “ayuda a regular los niveles de grasa, humedecer las fibras y evitar la caída capilar. Es un estupendo fungicida y antibacteriano, rico en antioxidantes y mucílagos, perfecto para cabello secos”, apunta el estilista. Por su parte el australiano Kevin Murphy sabe muy bien lo que es un pelo dañado por los rayos solares y el exceso de salitre, de ahí que este especialista del cabello recomiende su gama Shimmer Shine para dotar al pelo de un plus de brillo, además de su producto Hydrate “para favorecer la hidratación que forma un cóctel perfecto con antioxiodantes”, afirma. El peluquero explica que para crear un producto que diera brillo al cabello investigó en los acabados utilizados en el cuidado de la piel y decidió utilizar sus “partículas luminosas para dar también un “look” fresco, una fórmula que se compone de extractos de frutas australianas, semilla de baobab y siempreviva”, asevera.

ATENCIÓN AL CUERO CABELLUDO

En el caso de tener un tono rubio, Murphy propone un potenciador del color con extracto de lavanda “que ayuda a renovar esa tonalidad y elimina los tonos opacos”. Caroline Greyl, presidenta de honor de la firma cosmética Leonor Greyl considera que los rayos solares “infringen los mismos daños sobre la piel que sobre el cabello”.   Asegura que el momento del lavado en verano debe convertirse en “un entrenamiento con fuerza”, por lo que recomienda una de sus fórmulas “con extracto de amaranto y lavanda de mar, para nutrir y reestructurar la fuerza del pelo”. Para mantener también el cuero cabelludo a salvo y que recupere su equilibrio, que no pique ni se irrite, recomienda aplicar Huile Apaisante, “un tratamiento en “rollon” a base de aceites naturales, que calma al instante el cuero cabelludo sensible e irritado”, afirma Greyl.

SPA PARA EL CABELLO

Entre los tratamientos recomendados por Claudia di Paolo, responsable de el concepto Spa Capilar para revitalizar cabellos dañados y con falta de nutrición, es el formulado con nanotecnología que “refuerza y nutre el cabello más dañado”, según indica. Las algas marinas y el colágeno vegetal, que son ricos en aminoácidos, constituyen ese conjunto de complementos energéticos “indispensables para la calidad y la estética del cabello que, de esta manera, recupera de forma instantánea su suavidad y vitalidad”, según afirma. Una fórmula que contiene extractos de amaranto y de lavanda de mar, activos antioxidantes y regeneradores y que, según di Paolo, “hacen que la fibra capilar recupere su belleza y reactive el comportamiento del cabello sano”. En la misma línea Studio C presenta un tratamiento para reparar el cabello y reavivar el color, “indicado para melenas desvitalizadas y sin brillo”, comentan los estilistas. “Se trata de un ritual 100% personalizado en el que, tras analizar la fibra capilar, se define la necesidad de hidratación o reconstrucción”, indica. Todo para conseguir un cabello sedoso e hidratado al final del verano. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Inmaculada Tapia

 

Promocional de la firma cosmética Leonor Greyl
Una mascarilla nutritiva y un aclarado después de la playa son claves básicas que no se deben olvidar

Comentarios

Comentarios