La flacidez resulta un mal endémico que hay que solucionar

No es imprescindible que sea verano para dar un vistazo a nuestro “derrière” y darnos cuenta de que debemos poner manos a la obra para esculpir esa zona de nuestro cuerpo.

Siempre frente al probador con unos pantalones ajustados a nuestro cuerpo, un giro se vuelve imprescindible: una mirada a través del espejo para comprobar nuestros glúteos, donde la flacidez resulta un mal endémico que hay que solucionar y donde la calidad de la piel también importa.

No existen las palabras mágicas ni tampoco glúteos cincelados como las estatuas de Rodin o Miguel Ángel, de ahí que la entrenadora Marta Rosado considere que la naturaleza no puede sola hacer el trabajo, por lo que recomienda varios ejercicios para poner a punto ese área del cuerpo.

EMPEZAMOS POR EJERCICIOS.

Para cada tipo de glúteo recomienda unos ejercicios fundamentales, teniendo en cuenta que hay siete tipos de cuerpos universales.

Cuando los glúteos son prominentes aconseja ejercicios de alta intensidad, alternados con otros de intensidad moderada, por lo que habría que combinar sentadillas laterales con gomas, tijeras alternas y sentadillas en salto, alternado piernas juntas y abiertas.

Si tus glúteos son del estilo de Victoria Beckham, en forma de rectángulo con la misma anchura en la parte superior e inferior y hombros en línea recta con las caderas, “hay que trabajar más la musculatura con movimientos de retroversión y anteversión pélvica”, indica la experta.

TRIÁNGULO INVERTIDO.

En el caso de triángulo invertido: hombros pronunciados y caderas estrechas, “el glúteo “fit” por excelencia”, aconseja un trabajo focalizado de fuerza con mucho peso para potenciarlo.

Define a la actriz Halle Berry como la protagonista de cuerpo “reloj de arena”, con una anchura similar entre hombros y caderas, con la cintura muy estrecha, para el que aconseja “una dieta adecuada y ejercicios de alta intensidad, dos o tres días por semana”. Una tabla en la que hay que incluir sentadillas, pesos muertos y zancadas alternas entre ellos, según indica.

Glúteos de diamante, como los de Katherine Zeta Jones, con abdomen más ancho que caderas, se fortalecen, según, Marta Rosado, con comba, elíptica o step y recomienda la natación como otro de los ejercicios más efectivos.

El “running”, la bicicleta o el senderismo son las actividades apropiadas para personas con cierto sobrepeso, donde la zona central está redondeada, y donde hay que trabajar la elevación lateral, la interior y las isometrías en diferentes ángulos, al entender de la especialista.

En la estética denominada de campana o de guitarra, en los que los glúteos son alargados y los muslos robustos, la deportista aconseja dos minutos caminando, uno corriendo, para luego aumentar a 2-2, y así sucesivamente.

ALIMENTACIÓN, PUNTO CLAVE.

La alimentación, y sobre todo el ejercicio, tiene mucho que ver con esta parte del cuerpo que formaliza muchas consultas en las clínicas de estética.

“El ejercicio aeróbico apuntala un buen plan de alimentación”, según Almudena Salce, nutricionista de Clínicas Dorsia, quien asegura que las pesas “son el ejercicio más productivo para esta zona”.

Otra solución para dar volumen, forma y elevar los glúteos, según explica el doctor Raúl Peláez, ·son los injertos grasos, pero siempre con proporciones adecuadas·, pero advierte que siempre alejadas del “modelo Kardashian·.

“Si se pone demasiada grasa en la zona, ésta no prende, produciéndose una reabsorción, o incluso una necrosis grasa que puede llevar a una infección de ese tejido”, afirma, y considera a la mesoterapia como una herramienta efectiva contra la flacidez, “sobre todo la de silicio orgánico”.

EFECTO “PUSH-UP”.

La remodelación de glúteos es una de las opciones para conseguir eliminar el antiestético pliegue que se produce, con el tiempo, entre el muslo y el glúteo.

Las suturas Silhouette son las que propone la doctora Paula Rosso, especialista en estética corporal del Centro Médico Lajo Plaza, quien las considera un “descubrimiento, pues ejercen una tracción efectiva y duradera y se anclan perfectamente al tejido subcutáneo para luchar contra la flacidez”.

Según explica la doctora, a diferencia de los hilos PDO, “estas suturas ejercen una tracción efectiva y duradera gracias a los 360º de contacto de los conos con los tejidos circundantes”.

ACCIÓN REAFIRMANTE.

Lograr esa tonificación y acción reafirmante es una de las alternativas, según explica Ana Lostao, codirectora de Clínicas Lostao, quien propone la radiofrecuencia para combatir la flacided con “ondas electromagnéticas que calientan las capas más profundas de la piel, para estimular la producción de colágeno y elastina de los glúteos”.

“La tensión por ultrasonidos, también es una alternativa para conseguir el efecto “push-up””, asegura el doctor Simón Dray, director de la Clínica Dray.

“El sistema Hifu es uno de los más eficientes de la medicina estética a la hora de combatir la flacidez, porque se consigue mediane la focalización selectiva de la energía ultrasónica”, indica el galeno.

Lo recomienda para personas con flacidez y se puede aplicar en cualquier época del año. “Genera una contracción inmediata del tejido y llega a todos los niveles, incluida la dermis profunda”, remacha. Reportaje e imágenes: Efe

Por: Inmaculada Tapia.

 

Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/

VIDEOS EN:   https://www.youtube.com/user/QMexicoTV

PINTERST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq

TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico

FACEBOOCK: https://www.facebook.com/RevistaQQueMexico/

Tapar no es la solución
No existen las palabras mágicas ni tampoco glúteos cincelados como las estatuas de Rodin

Comentarios

Comentarios