Tamaño de texto-+=
Compartir:
El uso de maquillaje tiene más funciones que el solo acentuar la belleza. Foto: Nathalie / Modelo: Lucía García / Maquillaje: Alba Medina.

Desde trazos audaces y colores vibrantes hasta sutiles pinceladas que cuentan historias, el maquillaje destaca por ser una poderosa forma de expresión creativa que está transformando la manera en que percibimos el arte en el rostro humano.

En un mundo donde la creatividad no tiene límites, el maquillaje ha emergido como una plataforma de expresión artística que desafía las convenciones y redefine los estándares de belleza. Lo que una vez fue considerado simplemente como un medio para resaltar rasgos faciales, ha evolucionado hacia una forma de arte en sí misma, permitiendo a individuos de todas las edades, géneros y orígenes culturales canalizar su imaginación y contar historias a través de sus pinceles y productos cosméticos.

Movimientos como el “makeup-free”, que promueven la aceptación de la apariencia natural, coexisten con aquellos que celebran la individualidad a través de la experimentación con el maquillaje. Foto: Toni Sorvent / Modelo: Inès Céline / Maquillaje: Alba Medina.

El uso de maquillaje tiene más funciones que el solo acentuar la belleza. Aunque el tipo de técnica más popular en este arte es el dedicado a eventos sociales, éste puede ser igualmente creativo contando con una técnica específica, y con él no se busca sólo la belleza, sino el arte de comunicar con el color y las formas del mismo en el rostro.

En los últimos años, las redes sociales han desempeñado un papel fundamental en la popularización de esta tendencia. Plataformas como Instagram y TikTok han dado paso a una comunidad global de artistas del maquillaje, quienes comparten sus creaciones únicas y desafiantes con el mundo entero. Desde maquillajes inspirados en obras de arte famosas hasta interpretaciones visuales de emociones y estados de ánimo, estos artistas han demostrado que el lienzo humano puede ser tan diverso como cualquier lienzo en blanco.
Las técnicas avanzadas y la innovación en productos de cosmética han permitido que los límites de la creatividad se amplíen aún más. Desde efectos tridimensionales que juegan con la percepción visual hasta la aplicación de elementos como purpurina, gemas y otros adornos, el maquillaje se ha transformado en una experiencia multisensorial que desafía la imaginación.

Las técnicas avanzadas y la innovación en productos de maquillaje han permitido que los límites de la creatividad se amplíen aún más. Foto: Nathalie / Modelo: Candela / Maquillaje: Alba Medina.

Para la maquilladora Alba Medina “los diseños cada vez son más orgánicos y menos lineales, pero a su vez más exigentes”. Además, aclara que “hay una fusión de técnicas, por un lado, las que vemos en las redes sociales y por otro las que se usanprofesionalmente, pero al final unas influyen sobre las otras. Cada vez nos acercamos más a la naturalidad con pieles luminosas y el Makeup No Makeup”.

Además de ser una plataforma para la expresión artística, el maquillaje también ha sido utilizado para empoderar a las personas. Movimientos como el “makeup-free”, que promueven la aceptación de la apariencia natural, coexisten con aquellos que celebran la individualidad a través de la experimentación con el maquillaje.

Super Bunny King REVISTA Q

Esta dualidad refleja la diversidad de opciones y enfoques que el maquillaje ofrece a las personas, permitiéndoles elegir cómo desean presentarse ante el mundo. Para la maquilladora, su objetivo es “embellecer y la mayor parte de veces utilizo colores que combinen entre sí, particularmente no me gusta crear mucho contraste, salvo en algún caso específico”.

En un mundo donde la creatividad no tiene límites, el maquillaje ha emergido como una plataforma de expresión artística que desafía las convenciones y redefine los estándares de belleza. Foto: Juliana Bedoya / Modelo: Lidia Arroyo / Maquillaje: Alba Medina.

El uso de cosméticos se ha convertido en un medio para fusionar la moda, el arte y la autoexpresión en una sola declaración. Desde las pasarelas de moda hasta el día a día, la gente está adoptando el maquillaje como una herramienta de comunicación visual que trasciende las palabras.

Aunque para poder crear todo esto hay que empezar por el principio y, según afirma la especialista, las herramientas que necesitas para empezar son: “Los productos esenciales para preparar la piel, una paleta metálica para realizar las mezclas y depositar los productos, una paleta de colores primarios en crema y unos pinceles”.

Las técnicas avanzadas y la innovación en productos de maquillaje han permitido que los límites de la creatividad se amplíen aún más. Foto: Juliana Bedoya / Modelo: Lidia Arroyo / Maquillaje: Alba Medina.

Los consejos para empezar en el mundo del maquillaje son, según Alba Medina: “Que confíe en el proceso, tanto a nivel creativo como durante su carrera profesional. Es una profesión de mucha constancia y aprendizaje”. En un mundo cada vez más interconectado, el rostro humano se ha convertido en un lienzo en el que la creatividad florece y la individualidad se celebra como nunca antes.
Pilar Martín
EFE- Reportajes

Compartir:

Comentarios

Comentarios