Una modelo luce una creación de Devota&Lomba, presentada este miércoles en la segunda jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.- EFEJJ Guillén

(EFE).- Devota & Lomba se renueva con una nueva colección que respira poesía y vanguardia, además de suministrar fantasía y luminosidad gracias a unos patrones notables, una buena costura y los acertados tonos verdes y morados.

El buen hacer de Modesto Lomba está grabado en piezas alegres y joviales, también libres que escapan de los encorsetados esquemas protocolarios de las ceremonias y de la rigidez de los actos oficiales.

Es el romanticismo el encargado de conquistar esta nueva colección para el próximo otoño-invierno en la que se vieron deliciosas prendas, entre ellas una capa corta o un chaleco acolchados y estampados con flores fucsias, prendas que se han adornado con coquetas lazadas, un detalle que da cohesión a toda la colección.

Una modelo luce una creación de Devota&Lomba, presentada este miércoles en la segunda jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.- EFEJJ Guillén

A lo largo del desfile se vio un renovado estilo en Devota&Lomba, más vanguardia, más fresco en los trajes de chaqueta de terciopelo o las piezas de lentejuelas, conjuntos que en ocasiones se remataban con una corbata o lazada rescatada del romanticismo, un gesto masculino que empodera a la mujer.

Pero en esta renovación la esencia de la firma está presente, no se pierden los cortes arquitectónicos ni siluetas perfectamente definidas y lineales, prueba de ello, un mono morado con bolsillos de parche o bermudas por debajo de la rodilla, así como en chaquetas acariciadas por un halo “vintage”.

En los complementos, Modesto Lomba buscó la comodidad en zapatos de salón con calcetines y botas altas de charol, creaciones sesenteras que dan jovialidad al estilismo final.

A continuación, Agatha Ruiz de la Prada llevó a la pasarela un viaje lleno de color a Marruecos con una declinación del clásico caftán llena de luz, intensa como es ella y cálida con abrigos que acogen el cuerpo para escapar del frío.

Un desfile que, como siempre, estuvo cargado de energía, pero que momentos antes desbordó emoción ante el recuerdo que hizo la diseñadora a Mirem, su mano derecha, que fallecida recientemente.

Después se desató el vendaval con la presencia sobre la pasarela de la colaboradora del programa televisivo “Salvame”, Mila Ximénez, una incondicional de la firma, “todo lo que se pone lo vendemos”, dijo este miércoles a Efe divertida la creadora.

Prendas pensadas y dedicadas a “nuestra clienta más madura”, la que ha ido creciendo con la marca y que no ha renunciado a su esencia, pero que se adapta a las tendencias y está dispuesta a ir evolucionando con la firma desde los años 80.

“Es una colección muy elegante” en la que no faltan, como es natural, “cosas divertidas” y distintivos como nubes, estrellas y corazones a los que incorpora su lado más “poético” con textiles con flores y su vertiente más tecnológica con tejidos reflectantes para iluminar la noche.

Aunque hay una parte más juvenil, en la que las minifaldas “patchword” de tejido efecto peluche y tonos intensos se combinan con “bombers” con suderas o pantalones deportivos de campana y zapatos de ultraplataforma.

La ligereza de los caftanes viste a la mujer tanto durante el día como durante la noche. Piezas en las que el corazón, insignia de la marca, late con fuerza, sin quitar protagonismo destaca otro en la que se mezcla la estética chandalera.

El mundo del flamenco tiene en esta colección un espacio exclusivo al incorporar piezas con lunares en blanco y azul, un guiño más a la fiesta y la alegría que siempre va implícita en su puesta en escena.

Con el deseo de mostrar las tripas de su costura y el trabajo en su taller, Miguel Marinero montó sobre la pasarela un rincón donde parte de su equipo, entre maquinas de coser, tijeras y patrones, cortó el cuero necesario para confeccionar un abrigo.

Junto a su hijo Nicolás, la savia nueva de la nueva era Marinero, el diseñador presentó una colección inspirada en elementos arquitectónicos y decorativos, con la que hace especial hincapié en el acabado y los materiales.

“Hemos reproducido arcos, mangas jarrón, formas asimétricas”, un trabajo que se fija en el detalle, confeccionado por manos expertas en las que cada “puntada es pura artesanía”.

Volúmenes que se construyen sobre “juveniles” tejidos de tapicería, una colección en la que el punto no falta y el terciopelo bordado en tartán o degradé fueron algunas de sus propuestas que tuvieron como complemento los bolsos de Moi&Sass, la firma de la peruana Alessandra de Osma y Moira Lapuerta.

Reportaje e imágenes: EFE

Inmaculada Tapia

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios