Tamaño de texto-+=
Compartir:
EFE/EPA/ANDRE PAIN

París, 19 jun (EFE).- Las propuestas de moda más vanguardistas y rompedoras convivieron hoy con otras más sobrias y clásicas, en la semana de la moda masculina de París, en la que se presentan hasta el domingo las novedades para la primavera-verano 2025.
De la excentricidad de Van Beirendonck, al lujo discreto de Berluti pasando por el toque juvenil de Acne Studios, la oferta de este miércoles en París mostró la enorme variedad de las propuestas.

De chaquetas de rayas y apliques naranjas, acompañada de un pantalón de cuadros amplio, a un traje de rico tejido y clásico corte, que da la impresión de ser una segunda piel; pasando por prendas de efecto roto o desgastado…, todas conviven.

Está claro que no hay una sola tendencia que se podrá ver el año que viene, sino múltiples, como lo son los hombres que apostarán por ellas.

El plato fuerte de la segunda jornada de los desfiles lo ha cocinado Walter Van Beirendonck (Bélgica, 1957).

EFE/EPA/ANDRE PAIN

Veterano y referente de la moda, su desfile, bautizado como ‘I have seen the future…’ (He visto el futuro…), ha sido una oda al color -de azules a naranjas, rosas pastel y marrones, entre el variado abanico- y sobre todo a las combinaciones más opuestas.

En el florido jardín de la Facultad de Farmacia, entre diferentes tipos de rosas y otras plantas, se ha mostrado una colección de aires circenses, con prendas muy amplias, la mayoría, y superposiciones de motivos y materiales.

Van Beirendonck, la exageración y el surrealismo

La moda de Van Beirendonck, uno de los ‘Seis de Amberes’, grupo creado de manera espontánea en la década de los 80 del pasado siglo y formado además por Dries Van Noten, Marina Yee, Dirk Bikkembergs, Dirk Van Saene y Ann Demeulemeester, destaca por ser pionera en cuestionarlo todo: el género, la sociedad, el concepto de mal y buen gusto…
Amante de la deformación y el humor, del surrealismo y la exageración, las notas sexuales no suelen faltar en sus colecciones. Para las estaciones más cálidas de 2025, también apuesta por estampar figuras de muñecos, como ositos, provistos de metralletas; critica a los conflictos que asuelan el mundo.

Por otro lado, Acne Studios, firma creada en Estocolmo en 1996, ha apostado por una presentación estática, en lugar de por un desfile. Con su colección para el verano de 2025, la firma pretende empoderar a los hombres por medio de sus propuestas, que una vez más ha imaginado Jonny Johansson, su director creativo.

Johansson ha buceado en el universo de la infancia, la adolescencia, los cómics… Asistimos por tanto a una evolución del guardarropa del hombre, donde destacan prendas llamativas, como por ejemplo algunas que dan la impresión de estar coloreadas con espray.

El nombre de la marca se deja ver en multitud de prendas y el estampado trampantojo vuelve a hacerse presente, en este caso sobre denim y seda. La colección también cuenta con la colaboración de Warner Bros.

Eso sí, para el hombre que apuesta por piezas atemporales y clásicas, también hay espacio en Acne Studios, con chaquetas casual, en cuero o vinilo, o con algo aún más conservador, una americana cruzada negra en algodón, como ejemplos.

EFE/EPA/ANDRE PAIN

Berluti sigue ampliando a la ropa y los accesorios

El lujo en el corte y en las materias primas y la sobriedad llegan de la mano de Berluti. La icónica firma de calzado, fundada en París en 1895, continúa desarrollando sus accesorios, como maletines y bolsos, así como su ‘prêt-à-porter’.

“Hemos buscado crear cada conjunto a partir de los zapatos”, han explicado a EFE durante la presentación de la colección primavera-verano 2025. Ésta ha tenido lugar en la Fundación Simone y Cino Del Duca, ente privado y cultural que ha abierto por vez primera sus puertas a una firma de lujo.

Los productos de Berluti, realizados en Italia por los mejores artesanos, estarán también presentes durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París: han diseñado los trajes y accesorios de los miembros del Equipo de Francia, para las ceremonias de apertura.
Su nuevo director general, Jean-Marc Mansvelt, ex de Chaumet, pretende apostar por los modelos clásicos de la casa, perteneciente al Grupo LVMH, desarrollándola serenamente y poniendo de relieve su dilatada historia y artesanía.
Abraham de Amézaga

EFE

Compartir:

Comentarios

Comentarios