Compartir:
El ozono, unido a algunos aceites está dando unos buenos resultados en cosmética.

ara aquellas con una piel sensible o exigente, el ozono como ingrediente en los cosméticos está revolucionando las rutinas de belleza y cuidado facial en busca de una piel sana y bonita.

Ozono. Seguramente, hayan oído hablar mucho de él últimamente, debido al auge de ciertos productos y aparatos de desinfección e higienización en tiempos de pandemia. Sin embargo, sus usos terapéuticos y medicinales vienen de lejos pero no solo eso: ahora, son los productos cosméticos con ozono los que se ponen de moda.
Ha venido para quedarse, especialmente cuando se trata del cuidado de las pieles sensibles. Eso sí: tiene truco así que, antes de utilizarlo, es mejor que lean lo que los expertos tienen que decir.

MEJOR ACOMPAÑADO QUE SOLO.
El dicho de “mejor solo que mal acompañado” no se aplica en el caso de la cosmética con ozono. Y es que, según explica a Efe Samira Marrero, farmacéutica experta en dermocosmética conocida en redes como “@dermoboticaria” (https://www.dermoboticaria.com/), “el ozono, como tal no tiene actividad cosmética, ya que es una molécula muy inestable”.

El ozono siempre se debe aplicar en la piel con algún aceite.

Así que como ven, el secreto, como en muchos cosméticos, está en la fórmula y en la combinación de unos ingredientes con otros. Por lo que, si tienen máquinas de ozono, ¡no las usen en la piel! No servirá de nada y, además, puede ser peligroso.
De hecho, los organismos de salud y consumo recomiendan que estos aparatos se usen solo en entornos profesionales para la higienización.
Marrero comenta que “en cosmética, el ozono se combina con diferentes aceites, como el de oliva o girasol, y da lugar a unos compuestos que se denominan aceites ozonizados, a través de una reacción química denominada peroxidación lipídica”.
USADO CON SEGURIDAD.
Según la dermoboticaria, “estos aceites tienen propiedades hidratantes, antioxidantes, calmantes, cicatrizantes, antimicrobianas, antifúngicas y antivíricas”.
Efectivamente hay varios estudios que hablan de los beneficios y riesgos del uso del ozono en la piel, como uno publicado por la “British Journal of Dermatology”, donde concluyeron que “en la piel, el O3 (ozono) puede mostrar un efecto dañino por una exposición prolongada o un efecto beneficioso después de una breve exposición”.
Este efecto beneficioso del ozono lo recogen diciendo: “hemos observado un sorprendente efecto de limpieza con una mejor oxigenación y una mejor curación en pieles con afecciones tópicas como úlceras diabéticas, quemaduras, heridas traumáticas y quirúrgicas, abscesos y reacciones cutáneas posteriores a la radioterapia”.
En la investigación: “Ozone therapy: an overview of pharmacodynamics, current research, and clinical utility”, publicado en “Medical Gas Research”, explican que “la terapia con O3 induce un estrés oxidativo moderado al interactuar con los lípidos, lo que aumenta la producción endógena de antioxidantes”.
Así, no es de extrañar ver que también hay productos “antiedad” que se valen del ozono para potenciar sus posibles beneficios.
IDEAL PARA PIELES SENSIBLES.
Pero, ¿quiénes se beneficiarán más de los cosméticos con este compuesto? En una línea similar al estudio de la revista “British Journal of Dermatology” lo explica Samira Marrero: “podemos recomendar su uso en pieles atópicas, pieles con psoriasis, rosácea, quemaduras, picaduras, grietas, fisuras…”.

Imagen de la dermofarmacéutica Samira Marrero.

Sin embargo, la cosmética con ozono va más allá: “además se está estudiando su uso en pacientes bajo tratamiento oncológico, para regenerar la piel, calmar y acelerar procesos de cicatrización. De hecho, el ozono ya está siendo utilizado en hospitales”, agrega Marrero.
Parece que, al igual que ha sucedido con los productos de higienización y desinfección, los cosméticos lo incorporan en los aceites y su auge puede deberse en el tratamiento tras las irritaciones de piel que sufrimos con el uso de la mascarilla, tan necesaria en estos tiempos, el temido “maskné”.
En definitiva, si tiene una piel sensible o exigente, ya sea de manera crónica o temporal, o si simplemente quieren beneficiarse de las propiedades del ozono y mimar su rostro en tiempos de mascarillas, los aceites ozonizados ofrecen una solución a tener en cuenta en su tocador.
Por Nora Cifuentes.
EFE/REPORTAJES

Compartir:

Comentarios

Comentarios