El biquini es la estrella de la temporada de la moda de baño, y se llevan muy pequeños, con la parte de arriba triangular para combinar con bragas minúsculas. Atrás quedaron los triquinis, sólo aptos para cuerpos perfectos y esculturales, mientras los bañadores también se renuevan para favorecer la silueta femenina.

Biquinis y bañadores con escote de vértigo con aro o sin él, cortes asimétricos que estilizan la silueta y realzan el busto, frunces, aderezos brillantes, incrustaciones de “strass” y aplicaciones de vinilo son algunas de las líneas maestras para elegir el modelo que mejor se ajuste a la anatomía y al presupuesto.
Reducidos a la mínima expresión, los biquinis y bañadores micro permiten lucir el cuerpo en todo su esplendor, y el tanga sale de las colecciones de lencería para lucirse sin complejo en playas y piscinas. Los diseñadores han trabajado tejidos de última generación como la lycra, la antelina o el “denim” para que el traje de baño se adapte al cuerpo como una segunda piel.
Esta temporada las colecciones de baño apuestan por la comodidad, la sofisticación y la sensualidad sobre fondos coquetos y favorecedores. Así, se muestran coloridas flores hawainas, vistosos estampados, dibujos inspirados en los movimientos artísticos del “Pop Art” y el “Op Art”, el tejido vaquero o “denim” y las tiras de cómic. Las rayas pasan del traje diplomático a la moda de baño sin perder una pizca de elegancia.
Entre tantos motivos florales y geométricos, el color marca la diferencia. Los diseñadores apuestan por la combinación de colores. Los tonos ácidos se mezclan con colores intensos que modernizan los estampados. Los biquinis que se tiñen con turquesa y marrón; fucsia y morado o rojo y naranja. Sin embargo, el inmaculado blanco y el omnipresente negro siguen siendo colores básicos en moda de baño.
Se debe tener en cuenta el color de la piel a la hora de elegir el bañador. Por ejemplo: los colores ácidos, el amarillo, el blanco y el naranja favorecen a las morenas. El negro, el azul piscina y el verde claro, a las rubias.
EL BIQUINI, MÁS PRÁCTICO.
El biquini es más práctico para tomar el sol, sobre todo si es de cortinilla, y además no se pasa de moda. El modelo “bandeau”, o sin tirantes, sienta muy bien a las mujeres con poco pecho, siempre que no le afecte la ley de la gravedad, porque en tal caso se debería optar por los modelos con aro y relleno que realzan redondean el pecho.
En cuanto a la parte de abajo, las mujeres con las piernas largas y delgadas pueden elegir cualquier braga, pero si tienen poca longitud deben evitar el modelo “culotte”.
Las mujeres adictas al bañador lo podrán lucir con escote “halter” y espaldas desnudas, así como de tirantes anchos y escote pronunciado. Todos los modelos vienen bajos de piernas y aderezados con perlas, cristales, caracolas naturales, cadenas, cuentas de plástico o lazadas. Las más sofisticadas contaran con broches joyas o cristales de Murano.
ASÍ ES EL TRAJE DE BAÑO ESTA TEMPORADA.
– Diminuto: Formatos micro para bañadores y biquinis que tapan lo justo y necesario. Los diseñadores los presentan en distintos tejidos, pero la firma Red Point apuesta por la antelina bordada o presentada con vistosos colgantes.
– Artesano: Realizados a ganchillo, un clásico que año tras año vuelve, también se han visto trajes de baño con nido de abeja o bordados a mano.
– Estampado: Flores grandes, círculos, lunares, cuadros, rayas, tiras de cómic y estampados hawaianas rellenan diminutos bañadores y biquinis.
– Vaquero: están diseñados para asegurar el confort, además de resultar muy juveniles. Casi todos los modelos incluyen pequeños adornos o el efecto deshilachado.
– Sofisticado: Inspirados en la moda de fiesta y en los trajes de noche, los tejidos brillantes están presentes esta temporada en biquinis y bañadores. Las trasparencias, el strass y las lentejuelas dibujan la silueta femenina.
CONSEJOS PARA ELEGIR EL MODELO ADECUADO.
Disimular los kilos de más, aumentar o reducir el pecho y parecer más esbelta es sólo cuestión de elegir el bañador o biquini adecuado para disfrutar del sol y el agua sin temer la mirada ajena.
– Poco pecho: Opta por un biquini o bañador que tenga en la parte superior frunces, volantes o abalorios. Si es estampado o con rayas horizontales, mejor.
– Abundante pecho: es preferible elegir un bañador con escote en “v”, tirantes anchos y de color oscuro. El mercado ofrece diseños deportivos que sujetan y reducen el pecho.
– Con caderas: La solución está en elegir un bañador de color liso, si lo encuentra con la parte superior estampada, equilibrará el pecho con las caderas y el resultado será más favorecedor.
– Sin formas: La ausencia de curvas permite lucir bañador o biquini con encajes, volantes y flores llamativas. Se deben descartar los colores oscuros y lisos.
– Ancha de arriba y de abajo: imprescindible elegir un bañador de rayas verticales en tonos oscuros con refuerzo. Los estampados y colores ácidos se deben evitar.

Carmen Martín.
Mcm / EFE – REPORTAJES.

Comentarios

Comentarios