Los cortes retro y el estilo “vintage” se alían con los colores ácidos, las rayas y las flores para protagonizar un apasionado amor de verano sobre biquinis y bañadores.

Una modelo luce un diseño de la marca Rosa Cha, inspirado en los años 50. EFEPETER FOLEY

A pleno sol, las formas sugerentes, los escotes “bandeau” y los patrones retros configuran las nuevas líneas de baño, todas ellas dotadas de una extema sofisticación. Llamativas flores, potententes rayas de colores, estampados salvajes y el riguroso negro, siempre elegante y divino, navegan por el verano más “chic”.

Esta temporada los trajes de baño parecen sacados del baúl de los recuerdos, eso sí impreganados de color. Los diseñadores como Dolce&Gabanna apuestan por los encajes blancos, las puntillas, los bordados, las jaretas, las rayas XL, los volantes, las flores “liberty” y los cuadros “vichy” al estilo Lolita.

También se admiten los trajes de baño drapeados con estampados geométricos y efecto “push up”. Gran parte de los modelos se adornan con delicados “pailletes”, alegres volantes y juguetonas lazadas en las braguitas.

Si tiene previsto pasar unos días al sol, cerca del mar y organizar aperitivos y fiestas nocturas con amigos, no puede pasar por alto conocer las tendencias de moda de baño, clave impescindible para brillar, independientemente si se tiene un cuerpo diez o no.

Biquinis, bañadores y triquinis exigen grandes dosis de color y diversión.

Una modelo luce un diseño de la marca Rosa Cha en tonos flúor. EFEPETER FOLEY

El estilo californiano se instala en todas las playas junto a los tonos flúor y los estampados cítricos a base de limas, naranjas y limones, una de las tendencias más potentes y favorecedoras del verano.

Como no podía ser de otra manera, el mítico tejido vaquero también está presente en las colecciones de baño. La diseñadora brasileña Rosa Cha, que fue pionera en utilizar este tejido para confeccionar trajes de baño, explica que esta temporada el denim “resulta muy sexy y aporta un importante aire retro al `look´”.

Verano, tiempo de deporte sin excusas.

Los estampados florales se han reservado para el “look” más romántico. Desde las humildes margaritas hasta las hermosas peonías pasando por las vistosas orquídeas, las flores en todos su esplendor conquistan biquinis, bañadores y triquinis.

Para los patrones más atrevidos, los “prints” de leopardo, cebra, jirafa o serpiente pitón, que no pasan de moda, resultan muy atractivos y favorecedores. Tampoco están de actualidad el clásico estilo “navy”, donde las rayas marineras en blanco y azul marino son protagonistas.
Las lentejuelas, los cristales de swarovski y las notas de fantasía están presentes en los trajes de baños nocturnos. Los tonos dorados y plateados se asientan sobre patrones asimétricos y muy sofisticados.

¿CÚAL ELIJO?.

La modelo rusa Natasha Poly desfila con un bañador durante la presentación de la colección Chanel Cruise 20112012, del diseñador alemán Karl Lagerfeld. EFECHRISTOPHE KARABA

Más que elegir el modelo más “fashion”, lo ideal es escoger un traje de baño que favorezca y otorgue una figura estilizada y proporcionada, además de esconder y camuflar los michelines.

“Cuando se va a comprar un bañador se debe ir sin prisas. Es imprescindible probar varios modelos con el fin de encontrar el que más se ajuste a la anatomía, al color de la piel y al estilo de la persona”, explica Elena Sánchez, relaciones públicas de la firma La Perla.

Dolce&Gabanna propone trajes de baño románticos para esta temporada. EFEDaniel Dal Zennaro.

Si se desea disimular unas caderas anchas, se tiene que escoger un bañador con rayas anchas o grandes flores de colores en la parte superior y un color liso en la inferior. Si prefiere biquini apueste por uno con la braguita pequeña. “Aunque sorprenda, cuanto menos tela, menos volumen adquieren las caderas”, dice Elena Sánchez.

La mejor manera de disimular el pecho es apostar por trajes de baño con escote en “v”, anudados al cuello. Se deben desestimar los biquinis y los modelos en colores claros y grandes estampados.

Aquellas mujeres que desean potenciar el pecho deben escoger biquinis, bañadores o triquinis con volantes, drapeados y bordados, así como “prints” llamativos, mientras que las que quieran armonizar las piernas delgadas con el resto del cuerpo deben apostar por braguitas tipo “culotte” con rayas anchas horizontales.

A las rubias les favorecen los tonos turquesas, azules y rosas, mientras que a las morenas les sienta bien los rojos, naranjas y verdes. El blanco, el negro y el morado no fallan a las rubias ni a morenas.

Carmen Martín.
Efe-Reportajes.

¿Son buenas todas las dietas?

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios