Compartir:
Es momento de dar un refresh a nuestro espacio

n esta temporada el minimalismo descansa y las combinaciones disruptivas dominan.

Con la llegada de la primavera, los espacios se revisten de maximalismo, sólidos grises, amarillos alegres y una mayor presencia de maderas y plantas.

Tras un año de encierro casi total en el que hemos transformado el hogar en oficina, gimnasio, restaurante y cine a la vez, es momento de dar un refresh a nuestro espacio para recargarnos de las mejores vibras.

De acuerdo con Alexa Backal, Head de Diseño en Casai, startup que brinda experiencias de hospedaje en departamentos con servicios y amenidades, las principales tendencias en la renovación de interiores para esta primavera incluyen el impulso del maximalismo, combinaciones de amarillos y grises, y un reencuentro más íntimo con las maderas y las plantas.

“Cada espacio de Casai está diseñado a partir de una fuerte inspiración en tendencias que engloben y enaltezcan lo mejor del diseño local. Algunas de ellas, como el maximalismo o la naturaleza en el hogar, son parte de lo que hace que nuestros departamentos cuenten con una estética sofisticada y acogedora a la vez, pues buscamos que los huéspedes se sientan como en casa”, agregó Backal.

Alexa, recomienda estas tendencias decorativas para las personas que buscan darle un cambio a su espacio, sin perder ese sentimiento acogedor que nos brinda estar dentro de nuestro propio hogar:

Maximalismo en su esplendor

En los últimos años, la tendencia que más ha prevalecido en el diseño de interiores a partir de los muebles y decorados ha sido el minimalismo, por su simplicidad -con la frase “menos es más” como bandera-, sofisticación y funcionalidad que mantiene a raya el desorden. Sin embargo, ha llegado el tiempo del maximalismo, tendencia que mezcla colores explosivos con diseños retros y futuristas fuera de esquemas rígidos, dando una sensación de “caos organizado”. Su infinidad de tonos resalta cada espacio cual pirotecnia llevada al hogar.

Esta apuesta con guiños a lo kitsch refleja como pocas el estilo extravagante de quien habita el hogar, es como extender a la casa el colorido mundo de nuestra cabeza sin restricción alguna; a través de inolvidables alfombras, tapices, sofás, adornos contrastantes y mucho arte, como son los cuadros desbordados de colores. Es la tendencia ideal para quienes tienen mucho que contar al mundo.

Del cálido amarillo al sólido gris

El Pantone Color Institute definió como colores del año al Illuminating (un amarillo alegre y vibrante con un ligero toque de efervescencia) y al Ultimate Gray (gris que evoca solidez y fiabilidad, al mismo tiempo que seguridad y estabilidad).

En esta combinación de mundos aparentemente distantes, el amarillo luce más en elementos pequeños como cojines, mesitas, sillas y cristalería de cocina; mientras que el gris se recomienda para espacios y objetos amplios, tales como tapetes, paredes (preferentemente texturizadas), cerámicas, cobijas y sillones. Hay que entender esta propuesta como “colores de acento”, pues el abuso de uno u otro puede hacer que el hogar parezca demasiado escandaloso o en extremo melancólico.

Back to nature

No importa el año, la primavera puntualmente toca la puerta con la la intensidad de un sol bastante predecible como para elegir nuestro outfit sin temor a equivocaciones.

Una forma de mantenernos en sintonía con esa vibra natural es decorar la casa con plantas y más plantas; así como con mesas, sillas y ventanas de madera. En este caso, un fácil acceso de la luz solar durante el mayor tiempo posible ayudará a resaltar el toque orgánico de la pieza. Explora algunos ejemplos de cómo dicha mezcla de elementos que nos regala la Tierra dota de vitalidad y armonía los espacios.

Atrévete a dar el siguiente paso en la reinvención de tu espacio para recibir con los brazos abiertos la llegada de la primavera y vivir nuevas experiencias a tono con la alegría, belleza y color de las flores.

Cortesía Casai.

Compartir:

Comentarios

Comentarios