El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la reimposición de aranceles del 10% a algunos productos de aluminio canadiense, al asegurar que el vecino del norte “se estaba aprovechando” de EE.UU., en un nuevo recrudecimiento de las tensiones comerciales.

“Canadá se estaba aprovechando de nosotros, como siempre. La industria del aluminio de EE.UU. estaba siendo diezmada”, afirmó Trump en un acto en una fábrica de lavadoras de Whirpool en Ohio.

El mandatario justificó su decisión al señalar que Canadá había quebrado el compromiso adquirido “de no inundar” el mercado estadounidense con aluminio canadiense.

El anuncio se produce apenas un mes después de que entrara en vigor el nuevo tratado comercial entre EE.UU., México y Canadá, conocido como T-MEC, y que sustituyó tras meses de duras negociaciones al TLCAN, en vigor desde 1994.

Trump impuso aranceles al aluminio canadiense en 2018 pero los retiró el pasado año durante las conversaciones del tratado comercial trilateral.

En su discurso en Ohio, el mandatario repitió su agenda proteccionista de la campaña de 2016 y defendió “el patriotismo frente a las élites globalistas”.

“Durante décadas, hemos visto cómo los políticos dejaron que naciones extranjeras robasen nuestros trabajos, saqueasen nuestras factorías, y arrasasen las joyas de la corona de la economía de EE.UU.”, recalcó.

Por ello, reiteró su “promesa de traer de vuelta empleos y fábricas a EE.UU. usando todas las herramientas disponibles: incluidos aranceles (…) y nuevos tratados comerciales basados en el principio de la justicia y la reciprocidad”.

Trump buscará la reelección en los comicios presidenciales de noviembre en los que se enfrentará al precandidato demócrata Joe Biden, en unas elecciones marcadas por la aguda crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, que ha dejado más de 155.000 fallecidos y millones de estadounidenses desempleados.

Comentarios

Comentarios