El pintor y artistas plástico originario de Guadalajara, Jalisco, que actualmente está radicando en nuestra ciudad de León, platicó con Revista Q sobre la nueva marca Mario Fragoso, sus inicios como pintor y de qué manera “visten con arte a sus clientes”.

¿Cuáles son tus especialidades en la pintura?

Me especializo en pintura al óleo, grabado, escultura, acuarela y pastel. Trabajo sobre pedido, manejo mucho los sentimientos, tengo una afinidad hacia la naturaleza y los animales y busco reflejar esta afinidad en mis pinturas y por este medio hay una conexión con las personas que comparten, como yo, esta visión. La pintura se ha vuelto mi nueva forma de expresión y me puedo desarrollar más fácil pintando que de cualquier otra forma.

Admiro mucho otras artes como la danza, el canto, la música y así como yo encuentro placer escuchando o viendo ese tipo de arte, creo que la gente que se acerca a mí tiene esa misma sensación. 

¿Cómo nació ese sentimiento de pintar?

Fui descubriendo poco a poco que me llamaba la atención estar trazando en las libretas mientras asistía a la escuela, y al ver este tipo de afinidad, mis papás se interesaron de inculcármelo a través de escuelas, por lo que siempre estuve inmerso tomando clases pero todo convergía en los sentimientos: pintaba las cosas que sentía, más que visual o algo que fuera agradable a la vista, tenía un trasfondo sentimental y esto fue lo que me llevó a poder expresarme.

¿Cuál fue el primer trabajo que hiciste de manera profesional?

Todo iba entorno a la religión. Soy una persona a la que se le inculcó la religión católica y era para mí la forma más mística que tenía a mi alrededor que se semejaba a mis sentimientos, a algo que no es tangible, perro que saber que existe. Esta cercanía a la religión fue la que al principio me llevó a pensar “voy a pintar obras que tengan que ver con religión”. Ya después esto se fue transformando y vi que más bien no era la religión, sino el sentimiento o el alma lo que tenía que transmitir.

¿Desde hace cuánto tiempo comenzaste a ser un artista profesional?

Desde hace cinco años me vengo desarrollando como un artista pleno, donde mis trabajos son más profesionales, son bajo encargo y toda esta parte de ‘entrevista’ con mi cliente es muy importante para mí, porque yo no puedo vender un cuadro, el cuadro se tiene que vender por sí mismo. Tiene que expresar algo y hacer esa conexión con el cliente. Y para que guste un cuadro sobre encargo necesita traducir el sentimiento de mi cliente, es por eso que la parte de la ‘entrevista’ con él es importante para aterrizar sus gustos y peticiones en la pintura.

¿A qué artistas plásticos y pintores admiras?

A Jorge Marín, me gustan mucho sus esculturas, se me hace muy bien logrado su trabajo, se ve que existe mucha pasión pero también profesionalismo. Me gusta Botero que es fiel a su trabajo e imagen. En sí me gusta cuando a un artista se le puede reconocer su obra sin necesidad que leer quién lo hizo.

¿Qué admiras de ti como pintor?

La constancia. Creo que voy evolucionando conforme va avanzando el tiempo. Admiro que no me rindo, esa parte es de la que estoy muy orgulloso.

¿Cómo se hace la contratación ‘sobre encargo?

Tenemos una página de internet (www.mariofragoso.mx), ahí se encuentra tanto las obras artísticas como la parte de los bolsos que estamos presentando como medio de expresión en la cual estamos aterrizando el arte que hago, y posteriormente nos vamos a expandir para implementar calzado, vestimenta, artículos para el hogar y hacer colaboraciones. Nuestro objetivo es difundir el arte que yo hago, porque el arte no incluye solo un lugar, el arte también se puede vestir.

¿Algún mensaje a los lectores de la Revista Q?

Que entren nuestra página de la marca y vean lo que hemos hecho. Cada pieza está pensada de una forma única. Estamos vistiendo con arte a todas las personas

Una de las pinturas de Mario Fragoso
Mario Fragoso es la marca donde artículos como bolsos y obras de arte están hechas con mucha dedicación.
Su arte ”está pensada de una forma única y original”

 

Comentarios

Comentarios