Durante el largo reinado de Hasán II, Yusufi pasó casi veinte años en el exilio en Francia, pero volvió definitivamente a Marruecos en 1993, siendo ya el primer secretario de la USFP, partido que entonces representaba la mayor fuerza de oposición.

El político marroquí Abderrahmán Yusufi, figura histórica del socialismo marroquí, murió en la madrugada de hoy por problemas cardíacos a los 97 años de edad, anunció el secretario general del partido Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), Driss Lachgar.

Yusufi había nacido en Tánger en 1924, y conocido de cerca a los tres reyes del Marruecos independiente contemporáneo (Mohamed V, Hasán II y Mohamed VI), con los que tuvo una relación compleja, reflejo de la evolución de su partido.

El dirigente socialista era uno de los últimos representantes vivos del “movimiento nacional”, que luchó contra el colonialismo francés en la época de Mohamed V y, una vez lograda la independencia, se opuso también a la acumulación de poder en manos de la monarquía, lo que llevó a su partido a un choque frontal con Hasán II.

Durante el largo reinado de Hasán II, Yusufi pasó casi veinte años en el exilio en Francia, pero volvió definitivamente a Marruecos en 1993, siendo ya el primer secretario de la USFP, partido que entonces representaba la mayor fuerza de oposición.

En 1998, el rey Hasán II encargó a Yusufi la formación de un gobierno de alternancia, donde por primera vez en muchos años se sentarían los dos partidos históricos del país, el Istiqlal y la USFP, en un intento de sellar así con un gesto de reconciliación la era de los llamados “años de plomo” por la intensa represión desencadenada contra toda la oposición.

Yusufi era jefe de gobierno cuando Hasán II falleció en 1999 y continuó en su cargo tras la entronización de Mohamed VI, pero tras las primeras elecciones celebradas en el reinado del nuevo monarca, éste relegó a Yusufi, pese a ser su partido el claro ganador de los comicios, y optó por un jefe de gobierno tecnócrata.

Aquello fue percibido como una humillación para Yusufi, que se retiró de la política sin hacer declaraciones y guardó silencio durante muchos años, un silencio que rompió solo parcialmente con la reciente publicación de sus memorias, donde se guardó de criticar al monarca.

La salida del gobierno de Yusufi marcó un periodo de decadencia de su partido, que ha ido perdiendo popularidad y escaños elección tras elección, mientras que otra fuerza radicalmente distinta, el islamismo político, ganaba la simpatía de la opinión pública en el milenio actual, al hilo de lo sucedido en el resto del mundo árabe.

Reportaje e imagenes:EFE

¡Ni te imaginas lo que aparece en estas ligas!
HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

 

Comentarios

Comentarios