El máximo ejecutivo de la asociación bancaria estadounidense ABA, Rob Nichols, declaró en una nota que la flexibilización de la norma “impulsará la formación de capital, la elección de los clientes y los esfuerzos de desarrollo comunitarios a la vez que se preservan los servicios bancarios tradicionales”.

Wall Street se sobrepuso en la última hora de este jueves a una jornada irregular y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subió un 1,18 %, animado por la flexibilización de una norma impuesta al sector bancario tras la crisis financiera de 2008.
Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 299,66 puntos y se situó en 25.745,60 unidades gracias a grandes corporativas financieras como Goldman Sachs (4,59 %), JPMorgan (3,49 %) o American Express (2,48 %).

El selectivo S&P 500 ascendió un 1,10 % o 33,43 puntos, hasta 3.083,76 enteros; y el índice del mercado compuesto Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, progresó un 1,09 % o 107,84 puntos, hasta los 10.017 enteros.

El parqué neoyorquino comenzó la jornada en rojo pero después remontó, impulsado por un cambio anunciado por los reguladores federales dentro de la conocida como la “norma Volcker”, y que permitirá a las entidades bancarias hacer inversiones de capital riesgo con más facilidad.

El máximo ejecutivo de la asociación bancaria estadounidense ABA, Rob Nichols, declaró en una nota que la flexibilización de la norma “impulsará la formación de capital, la elección de los clientes y los esfuerzos de desarrollo comunitarios a la vez que se preservan los servicios bancarios tradicionales”.

Por sectores, el financiero registró las mayores ganancias (2,71 %), seguido por el energético (1.92 %), el tecnológico (1,3 %) y el de los materiales básicos (1,3 %).
No obstante, el mercado se mantuvo dubitativo hasta poco antes del cierre debido a la preocupación que generan los registros máximos de casos diarios de COVID-19 en varios estados, entre ellos Texas, que hoy paralizó su reapertura económica para contener el virus.

Algunas grandes empresas han reaccionado a la situación con restricciones, como Apple, que ha decidido cerrar de nuevo algunas tiendas en Houston (Texas), o Walt Disney, que retrasará la reapertura de sus parques de atracciones en California.

También influyeron los sombríos datos sobre la economía de EE.UU., que se contrajo un 5 % en el primer trimestre de 2020 por los efectos de la pandemia, la primera caída trimestral registrada desde la crisis financiera de 2008.

Asimismo, la Casa Blanca divulgó que cerca de un millón y medio de personas perdieron sus trabajos y pidieron las prestaciones por desempleo la semana pasada, pero el número total de beneficiarios de ese subsidio bajó de los 20 millones por primera vez en dos meses.

En otros mercados, el petróleo de Texas repuntó hasta los 38,72 dólares el barril y al cierre de Wall Street, el oro bajaba a 1.772,50 dólares la onza; el rendimiento del bono del Tesoro subía a 0,686 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,1222.

Reportaje e imágenes. EFE

HAZ CLICK EN: http://www.revistaQ.mx/
VIDEOS EN: https://www.youtube.com/user/QMexicoTV
PINTEREST: https://www.pinterest.com.mx/espectaculosrevistaq
TWITTER: https://twitter.com/QQueMexico
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/larevistaq/

Comentarios

Comentarios