Compartir:

El beneficio neto del gigante de las telecomunicaciones estadounidense Verizon aumentó entre enero y junio un 24,1 %, hasta los 11.327 millones de dólares, ayudado por un aumento de la demanda de sus servicios de 5G.

Verizon acumuló en el primer semestre del año una facturación de 66.631 millones de dólares, un 7,4 % más que el año anterior, según informó este miércoles.

En el segundo trimestre del año, el grupo de telecomunicaciones ingresó 33.764 millones de dólares, un 10,9 % más que en el mismo periodo de 2020, y obtuvo un beneficio neto de 5.949 millones, un alza del 22,9 %.

Las cuentas superaron las expectativas de los analistas, tanto en términos de ganancias -con un beneficio de 1,37 dólares por acción- como de suscriptores de telefonía móvil, con un aumento neto de 275.000 clientes en tres meses.

“Los resultados del segundo trimestre fueron excepcionales, tanto financiera como operativamente”, destacó el jefe financiero de la compañía, Matt Ellis, en un comunicado, en el que la empresa mejoró sus previsiones para el resto del año.

Verizon destacó el creciente interés de los consumidores en sus servicios de telefonía 5G y cómo ello le está permitiendo vender más planes prémium.

Sus cuentas se vieron además beneficiadas por la operación de venta de su negocio de medios de comunicación, que incluye Yahoo y AOL, al fondo de inversión Apollo por unos 5.000 millones de dólares.

Aunque la operación no se cerrará hasta la segunda mitad del año, Verizon ha dejado de anotar la depreciación y amortización de algunos de esos activos, lo que mejoró su beneficio en 3 centavos por acción entre abril y junio.

Tras dar a conocer las cuentas, las acciones de la empresa subían un claro 1,66 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street, donde han perdido más de un 5 % en lo que va de año.

Compartir:

Comentarios

Comentarios