Compartir:

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió con un alza del 0,15 %, hasta 41,03 dólares, después de que los países de la OPEP se comprometiesen a mantener los suministros moderados y de que se conociese una reducción de los inventarios de crudo y gasolina de EE.UU.

A las 09.05 hora local (13.05 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en octubre ganaban 6 centavos con respecto a la sesión previa del jueves.

El crudo de referencia estadounidense continuaba la tendencia alcista con la que había terminado la jornada anterior, cuando ganó un 2 %, con los inversores animados por la última reunión de los países productores.

La Organización de Países Exportadores de Petroleo (OPEP) y sus aliados, entre ellos Rusia, cumplieron en agosto en un 102 % el recorte de su producción vigente y serán en el futuro más “proactivos”, lo que significa que pueden bajar aún más su bombeo si lo estiman necesario para evitar nuevos desplomes del mercado petrolero.

Así lo aseguró el jueves el ministro saudí de Energía, Abdelaziz bin Salmán, tras copresidir, junto a su homólogo ruso, Alexándr Novak, la reunión mensual de un comité interno de la OPEP+ (OPEP y aliados) encargado de verificar la disciplina del grupo.

“La de ayer fue una reunión sólida de la OPEP, no necesariamente en acciones, pero sí en palabras. La alianza mostró fuerza y reconfirmó al mercado que si se necesita más acción (…) la tomará”, señaló en una nota el analista de la firma Rystad Energy Bjornar Tonhaugen.

El experto destacó sobre todo el papel de Arabia Saudí y su fuerte interés por mantener unos precios altos, pese a que la coyuntura económica sigue siendo complicada.

También seguía ayudando al precio del crudo la caída en Estados Unidos de las reservas de crudo la semana pasada en 4,4 millones de barriles, su cifra más baja desde abril.

Compartir:

Comentarios

Comentarios