Tamaño de texto-+=
Compartir:
Usher actuará en el intermedio de la Super Bowl LVIII. EFE/EPA/CJ GUNTHER

Con un legado de 30 años de música y tras un tiempo apartado de los focos, el cantante vuelve a los escenarios en el mismísimo Super Bowl y ha desvelado los detalles de su nuevo disco, “Coming Home”.

“¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y te observaste a ti mismo de verdad? Al hacerlo, ¿te dijiste que te amas, que te perdonas?”. La pregunta la hace Usher, y el interpelado es su entrevistadora.

Así, se intercambiaron los roles fugazmente en una reciente publicación de Vogue, en la que el cantante hablaba de la que ha sido una de las noticias del año: su regreso a la música.

Porque Usher actuará en el intermedio del Super Bowl 2024, un evento que ya conoce porque participó en la edición de 2011, y, además, lo hará dos días después de lanzar su próximo disco, “Coming Home”, a la venta a partir del 9 de febrero.
Cantando gracias a la fe.

Usher Terrence Raymond IV nació en Dallas, Texas (Estados Unidos) el 14 de octubre de 1978. Con nombre dinástico, es hijo de Jonnetta Patton y Usher Raymond III. Este último, los abandonó a él y a Jonetta (que ha jugado un papel fundamental en la carrera del artista), cuando el niño apenas tenía un año.

El cantante estadounidense Usher posa para los fotógrafos después de la conferencia de prensa del espectáculo de medio tiempo del Super Bowl LVIII en el Centro de Convenciones Mandalay Bay South en Las Vegas, Nevada, EE.UU., 08 de febrero de 2024.EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

De la unión entre su madre y su padrastro, nació el medio hermano menor del futuro artista, James Lackey y se criaron en Chattanooga, Tennessee. Allí, Usher se unió a la edad de 9 años al coro de la iglesia local, aconsejado por su madre. Así fue como su abuela descubrió el don que el pequeño tenía para cantar.

Esta revelación fue el detonante de que la familia decidiera mudarse a Atlanta, Georgia, en busca de un ambiente más favorecedor para cultivar su talento con expectativas de futuro, mientras estudiaba en la escuela secundaria North Springs.

Y es que, tras una experiencia fallida cuando, a los 10 años, se unió al quinteto local de R&B “NuBeginnings”, Usher conoció a AJ Alexander (guardaespaldas de Bobby Brown) en un concurso de talentos en Atlanta, cuando ya tenía 13 años.

Así fue cómo empezó con actuaciones en concursos, estacionamientos y programas, hasta que firmó un primer contrato con LaFace Records. Sin embargo, el cambio a la pubertad hizo que Usher atravesase problemas con su voz que estuvieron a punto de hacerle perder esta oportunidad y retrasaron el lanzamiento de su primer álbum.
El Rey del R&B y su camino al trono.

Usher actuará en el intermedio del Super Bowl 2024, dos días después de lanzar su próximo disco, “Coming Home”, a la venta a partir del 9 de febrero. EFE/EPA/CJ GUNTHER

Y al final, el 30 de agosto de 1994 llegó el primer disco de Usher, que llevaba su nombre. El álbum se colocó en el número veinticinco de la lista Billboard Top R&B/Hip-Hop Albums, aunque estuvo rodeado de polémica debido a que el cantante tenía solo 15 años y trataba temas adultos. A pesar de ello, Usher sentó así las bases de una larga carrera.

A partir de ese primer disco, Usher lanzó varios álbumes de estudio más: “My Way” (1997), “8701” (2001), “Confessions” (2004), “Here I Stand” (2008), “Raymond v Raymond” (2010), “Looking 4 Myself” (2012), “Hard II Love” (2016) y “A” (2018), este último en colaboración con Zaytoven.

Fue con “My Way”, su segundo disco, con el que tuvo su primer número uno en la Billboard Hot 100 con “Nice & Slow”. Su cuarto álbum, “Confessions”, le dio cuatro números uno y 20 millones de copias vendidas y le llevó a la cima del estrellato.
Desde entonces, Usher ha sido nominado a 23 Grammys y ha ganado 8. También ha formado parte de varios rankings de artistas más relevantes dentro del R&B y, de hecho, es conocido como el rey dentro de este género.

Con más de 80 millones de discos vendidos en todo el mundo, es uno de los artistas con más éxito de ventas en la historia. Y, además, ha sido uno de los mentores del mismísimo Justin Bieber.

Del amor a la polémica.

Pero, a pesar de la fama de Usher, lleva desde 2016 sin sacar un álbum en solitario. Y es que su vida personal, salpicada por varias polémicas que incluso afectaron a su salud, ha hecho que el que antes era llamado por algunos “el nuevo Michael Jackson” haya permanecido en un plano bajo durante varios años.

La primera pareja conocida de Usher fue la cantante Chilli Thomas, de TLC, de 2001 a 2004. Ese año, compartió un fugaz romance con la mismísima Naomi Campbell. Su siguiente relación fue con la estilista Tameka Foster.

Usher y Foster comenzaron a salir en 2005, se casaron en 2007 y el cantante adoptó a los 3 hijos anteriores de Foster, además de tener otros 2 con ella. El matrimonio se divorció en 2009. En 2015 se casó con la gerente Grace Miguel y se separó de ella en 2018.

Sin embargo, entre medias de este historial amoroso, en 2017 se filtraron documentos que probarían que Usher fue portador del virus del herpes de 2009 a 2010, y hubo varias demandas por abuso sexual y por haber contagiado a otras parejas sexuales con la enfermedad.

A pesar de estas acusaciones y del golpe que supusieron a su carrera, Usher empezó a salir en 2019 con la ejecutiva musical Jenn Goicoechea, con quien tiene dos hijos nacidos en 2020 y 2021.

 

Usher junto a estudiantes de la clase de posgrado en el escenario del Berklee College of Music, después del concierto de graduación en Agganis Arena en Boston, Massachusetts, EE.UU., 12 de mayo de 2023. EFE/EPA/CJ GUNTHER

Una nueva oportunidad.

Sin embargo, Usher ha vuelto. Y lo ha hecho, o lo va a hacer, por todo lo alto. Porque el artista actuará en el intermedio de la Super Bowl LVIII, patrocinado por Apple: “Una actuación. 30 años para preparar”, escribió en redes sociales bajo el trailer promocional de su actuación.

“Sé que va a ser el momento más difícil de mi vida”, dijo en su entrevista con Vogue, expresando cómo compatibiliza este sonado regreso con su vida personal y familiar, paternidad incluida.

Y, sin duda, difícil está siendo, porque, aunque muchos fans se hayan alegrado del regreso de Usher, otros han cuestionado la elección del artista para actuar en un evento de este tamaño, debido a que creen que su tiempo ya pasó.
Sin embargo, el artista está dispuesto a demostrar lo contrario: su próximo álbum, “Coming Home”, verá la luz el 9 de febrero, apenas dos días antes de que pise de nuevo los escenarios.

“Habéis estado preguntando… Así que tengo que cumplir”, escribió el artista en X mostrando una imagen con las canciones que incluirá el disco. Además, una entrevista con Apple Music 1, también ha desvelado que su próximo trabajo “es como una carta de amor en el legado de mi carrera”.

“¿Sabes qué? Todo el mundo habla siempre de que soy el rey de algo”, dijo en alusión a su apodo, en entrevista con Vogue, “eso no me preocupa, aunque lo agradezco mucho… Significa que trabajo duro”, y concluyó: “Pero realmente pienso en un reino: eso va a durar mucho más”. Y que así sea.
Por Nora Cifuentes.
EFE / Reportajes

Compartir:

Comentarios

Comentarios