Tamaño de texto-+=
Compartir:
Meryl Streep asiste a la proyección de ‘Le Deuxieme Acte’ (El segundo acto) y a la ceremonia de inauguración del 77º Festival de Cine de Cannes, en Cannes, Francia, el 14 de mayo de 2024. El festival de cine se celebrará del 14 al 25 de mayo de 2024. (Cine, Francia) EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO

Cannes (Francia), 14 may (EFE).- Radiante, sonriendo y espectacular. Así desfiló este martes por la alfombra roja de Cannes la reina del cine, Meryl Streep, antes de la ceremonia de inauguración de la 77 edición del festival, en la que recibirá una Palma de Oro de honor.

La actriz incluso bailó un poco a los sones del ‘Mamma Mia’, de ABBA, que la recibió en la alfombra roja y todo el mundo se rindió al encanto de Streep, con un elegante vestido blanco cruzado que contrastaba con sus gafas de montura negra.

A sus 74 años, la actriz estadounidense, que el pasado año recibió el Premio Princesa de Asturias de las Artes, demostró nuevamente su sencillez y no paró de mandar besos a los ‘fans’ que coreaban su nombre.

También bailaron sobre la alfombra roja Greta Gerwig, presidenta del jurado de la competición oficial, y Lily Gladstone, que la acompaña en estas tareas. En su caso al ritmo de ‘September’, de Earth Wind & Fire.

Junto a ellas, el resto de los miembros del jurado, entre los que están la actriz Eva Green, el actor Omar Sy o el realizador español Juan Antonio Bayona.

También pasó por la primera alfombra roja de esta edición de Cannes el equipo de la película de inauguración, ‘Le Deuxième Acte’, de Quentin Dupieux, que participa fuera de competición.

Meryl Streep asiste a la proyección de ‘Le Deuxieme Acte’ (El segundo acto) y a la ceremonia de inauguración del 77º Festival de Cine de Cannes, en Cannes, Francia, el 14 de mayo de 2024. El festival de cine se celebrará del 14 al 25 de mayo de 2024. (Cine, Francia) EFE/EPA/SÉBASTIEN NOGIER

Léa Seydoux posó con un espectacular vestido plateado, mientras que Louis Garrell y Raphaël Quenard iban conjuntados, con el mismo traje de chaqueta cruzada en azul oscuro y gris, respectivamente.

Antes habían llegado Juliette Binoche, de rojo, y Joan Fonda, una de las más aclamadas y de las más elegantes, con un vestido negro con bordados, así como el realizador Costa-Gavras.

Emanuelle Béart, presidenta del jurado de la Cámara de Oro, que reconoce a la mejor ópera prima, posó con gafas de sol, un vestido abrigo de terciopelo negro y unos espectaculares pendientes de diamantes y esmeraldas.

Mientras que Vicky Krieps, miembro del jurado de Un certain regard, se decantó por un recatado vestido que parecía inspirado en ‘Sonrisas y lágrimas’.

El actor español Sergi López o las modelos Taylor Hill y Heidi Klum fueron otros de los rostros conocidos que pasaron por la alfombra.

EFE

 

Compartir:

Comentarios

Comentarios