Contenta María Peláe

La música de la artista de Málaga (España) se caracteriza por combinar un estilo flamenco, con rap y un tono moderno. Su tema “La Niña” se coronó entre los 15 más escuchados de la versión española de Spotify. En una entrevista, dice que le gustaría ir a Argentina y México, donde tiene gran parte de su público.

María Peláe (Málaga, España) tiene, con menos de 30 años, más de 12 de carrera musical y una estantería de premios. Todo empezó a sus 17, cuenta en una entrevista, cuando una de sus canciones empezó a rodar por su ciudad natal hasta llegar a manos de una chica que organizaba conciertos. “Como me daba vergüenza decirle que no, fui y en el primer concierto imagínate que no levanté la cabeza del micro”, recuerda María, entre risas, a quien ya no le queda ni un atisbo de la actitud tímida de sus comienzos. En ese entonces, iba a empezar la carrera de Medicina, pero como quería compaginar la música con otra profesión, decidió seguir los estudios de Trabajo Social. Luego estudiaría también Antropología.

LETRAS QUE LANZAN UN MENSAJE

La joven española dice que siempre intenta contar algo en sus canciones. “Remover un poco”, explica. Sus alusiones a cuestiones sociales probablemente estén relacionadas con lo que absorbió en sus estudios. “Hablar por hablar me gusta con una cerveza, pero ya que estoy cantando, me gustaría que te calara algo”, añade. Suele apelar al humor porque así “hay menos opción a que la gente se enfade”. Uno de sus principales éxitos es “La niña”, que combina un estilo flamenco con su habitual pregón (rap) y tiene un tono de crítica social y cómico. Este tema llegó a estar entre los primeros lugares de Spotify España.

“LA NIÑA”

María atribuye el éxito de “La niña” a que “es muy directa” y se pone en la piel de una madre contándoles algo a las amigas de su pueblo. “Es una letra muy mimada pero todo el mundo lo entiende”, continúa. “El tema salió cuando yo estaba tranquila, con una cervecita”, relata sobre la canción en la que decidió hablar de ella misma y de sus amigas de pequeñas. Uno de los aspectos más destacados de su música es, con un estilo fresco y expresivo, ese pregón al que apela. Lo tomó de la emblemática Lola Flores. “La tengo tan presente de pequeña, sin saber siquiera que era ella al principio”, dice sobre la artista que conoció a través de su abuela, quien la escuchaba mientras cocinaba. Según María, Mala Rodríguez es “realmente la pionera” de un estilo y muchas van detrás de ella. “Aunque parezca que se están creando cosas nuevas, ella está hace un tiempo dándole candela”, opina. Le gustaría colaborar con ella y con Rosario Flores o con Estrella Morente. Además, comenta: “Yo me moriría si hiciera algo con Residente. Me caería pa’ atrás y creo que ni podría cantar”, señala entre risas sobre el exvocalista de Calle 13. Tuvo la oportunidad de cantar en la previa de un concierto de Vanesa Martín. “Es de las personas que tienen una carrera desde abajo y lo mejor es que, ahora, teniendo la posición que tiene, no se olvida de las fatigas ni de dónde viene”, dice a modo de agradecimiento con la otra artista de música española.

LOS ESCENARIOS QUE LA VIERON BRILLAR

Si tuviese que elegir el lugar ideal para cantar, María elegiría el Gran Teatro Falla de Cádiz. “Por su historia y por niñez”, justifica, ya que conoció la música a través de los internacionales carnavales de esa ciudad.  Sin embargo, la artista que lleva varios años de comedia musical encima todavía se sorprende, por ejemplo, de haber convocado a un grupo de personas en un teatro de Sevilla. “Con esas pequeñas cosas, dices: ‘pues algo bien estaremos haciendo'”, concluye. En sus comienzos, bromea con que empezó “la conquista” por el Sur de España. En ese entonces, giraba por Málaga, Sevilla, Cádiz, Huelva, entre otros. Hasta que llegó a Madrid y comenzó a tocar en salas de canción de autor. A partir de entonces, participó de una gira por toda España con otros nueve cantautores, entre los que se encontraban Rozalén, Carmen Boza y Alberto Alcalá, lo que le abrió las puertas para crecer en sus presentaciones y darse a conocer.

UN PÚBLICO DIVERSO

Está orgullosa de que su público sea “muy versátil”. “Si tengo un grupo de señoras de 70 en un concierto, yo me desvivo”, manifiesta. A su vez, alega que la siguen “muchos modernos”. Pero su audiencia no se limita únicamente a España. Dice que tiene seguidores en Argentina y México. Sobre una visita a dichos países, admite que “siempre hay plan de ir”. No obstante, por el momento prefiere concentrarse en las fechas que tiene en Madrid, Málaga, Granada, Barcelona y otras ciudades de España para seguir con “su conquista”. Reportaje/Imágenes: Efe

Por: Lucía Fortin

María Peláe
María Peláe, una artista completa
María Peláe durante la entrevista con su guitarra
Estampa de María Peláe, la Lola Flores millennial

Comentarios

Comentarios