Tamaño de texto-+=
Compartir:
Fotografía de archivo del guionista Guillermo Arriaga y sus dos hijos, Mariana (c) y Santiago (i). EFE/ Gonzalo Sánchez

Toronto (Canadá), 17 sep (EFE).- Los hijos del escritor y guionista mexicano Guillermo Arriaga, Mariana y Santiago, han presentado en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) su primer largometraje como directores, “A cielo abierto”.

El guión es obra del propio Guillermo Arriaga, guionista de películas como “Amores perros”, “21 gramos”, “Babel” o “Los tres entierros de Melquiades Estrada”, que lo escribió a finales del siglo XX años después de sufrir un accidente de automóvil.

En el film, interpretado por Federica García, Theo Goldin y Máximo Hollander en sus principales papeles, narra como tres adolescentes buscan a la persona responsable de la muerte del padre de dos de ellos en un accidente de carretera.

Mariana y Santiago reconocen a EFE en una entrevista en Toronto, poco después de la presentación de su ópera prima, que el estreno en TIFF, uno de los festivales más importantes del mundo, “fue muy estimulante y también muy intimidante”.

El guión de “A cielo abierto” permaneció bloqueado durante décadas por las disputas entre Guillermo Arriaga, que lo quería dirigir, y la empresa que tenía los derechos para llevarlo al cine.

Hasta que Santiago lo encontró en una caja en la casa familiar, se enamoró del escrito y recuperó los derechos de producción para dirigirlo junto con su hermana.

“Él tuvo un accidente a los 17 años que le provocó muchas preguntas. Y cuando Mariana y yo nacimos se dijo qué pasaría si no estuviese para sus hijos. Y 30 años después, nosotros nos enfrentamos al duelo de nuestro padre”, explica Santiago.

“Para nosotros es una película de duelo, de todos los personajes”, continúa.

Los dos directores, que han colaborado anteriormente en la realización de cortos, dicen que la historia les permite “trabajar con un Guillermo de 35 años”, alrededor de la misma edad que tienen ellos.

“Había muchas cosas de esta historia que nos ilusionaba contar. El lugar donde sucede la película, en el estado de Coahuila, es un lugar al que vamos año con año en familia. Había muchas cosas que nos llenaban de ilusión”, añade.

Los dos hermanos destacan que tienen una relación muy estrecha con sus padres, en la que comparten “valores, éticas de trabajo y gusto” y que nunca temieron el llevar al cine una de las obras de Guillermo.

Mariana también reconoce que las dinámicas familiares que se recogen en “A cielo abierto” les recordaban a su propia infancia.

La directora añade que “la película está narrada desde una mirada adolescente, en donde todo lo dictan las emociones y toda esa bola de emociones que entra al cuerpo salen de la forma en la que uno puede. Poco racional y muy emocional”.

Fuente: EFE

Compartir:

Comentarios

Comentarios