La cantante de 34 años ha puesto de moda lo estampado esta temporada.

Después de su extravagante presentación en la MET Gala de Nueva York donde se convirtió en un “candelabro humano”, la cantante estadounidense Katy Perry ha vuelto a hacerse de las suyas con looks puramente fuera de lo común y mostrando su cabellera rubia más larga y rizada. A su llegada al programa matutino Good Morning America, Perry acertó con un vestido largo de estampado verde con una manga de olanes, combinando su ‘outfit’ llevando un bolso blanco y gafas. Esta no ha sido la única ocasión que opta por lucir estampado ya que a lo largo de la semana se le ha visto vistiendo piezas florales y una que otra abstracta. Imágenes: Clasos

Comentarios

Comentarios